El ABC de la guerra entre los Costeños y el Clan del Golfo

La entrada del Clan a Barranquilla reorganizó los grupos criminales que han dejado más de 300 homicidios. ¿En qué consiste la guerra entre estas bandas?

Por:
octubre 06, 2021
El ABC de la guerra entre los Costeños y el Clan del Golfo

La pelea entre los clanes tiene sumida a la ciudad en una de las peores olas de crímenes de los últimos 12 años. Era mediados de julio cuando en video tres supuestos sicarios venezolanos con subfusil mini Uzi amanazaban de muerte a líderes de bandas criminales al servicio de los Costeños en Barranquilla y Soledad; los sicarios amenazaban en nombre del más poderoso cartel narcotraficante de Colombia, el hoy llamado Clan del Golfo, y en nombre de sus representantes en Barranquilla, Víctor Carlos Pérez de Alba, la Máquina del Mal, y Ober Ricardo Martínez Gutiérrez, El negro Over, y otros dos cabecillas con los alias de el Chapú y el Peke, también reconocidos líderes criminales del Atlántico.

Varios días después, desde la estación de policía en Soledad 2000, apareció un video donde miembros de los Costeños sometían a todo tipo de agresiones a otros reclusos y lanzaban frases como "aquí lo que manda es la gente de los Costeños, el Over y El Chapú sepan que aquí lo que manda es la gente de la costa, aquí no copiamos del Clan del Golfo ni una mon$%", a su vez que salían panfletos amenazantes en los que ofrecían a todas sus bandas criminales aliadas entre 2 y 5 millones de pesos por alguno de estos cuatro líderes del Clan del Golfo, ¿pero cómo inició la guerra? ¿Y por qué?

La situación es crítica. A falta de tres meses para que finalice 2021, se registran más de 300 homicidios en el Área Metropolitana (AMB) —que incluye los municipios Soledad, Malambo, Puerto Colombia y Galapa—, la cifra más alta desde 2010.

Esta no es la primera vez en Barranquilla y en su área metropolitana que se crean dos facciones en donde las bandas criminales tienen que elegir un bando. Hace ocho años la situación era igual de compleja cuando los Rastrojos, brazo criminal de capos del cartel del Norte del Valle, representada en Barranquilla en aquel entonces por los hermanos exparamilitares Brayan y Juan Manuel Borré Barreto, Javier Insignares Toro, alias JJ, y Senén Fabio Cedeño Camelo, alias Arturo, se disputaban las rutas del narcotráfico, microtráfico y la extorsión contra otras bandas como los Paisas y los mismos Urabeños.

Sería entonces cuestión de tiempo que sus líderes entraran en disputa y se dividieran en Rastrojos Costeños, liderada por los hermanos Borré Barreto y por los en aquel entonces jóvenes Jorge Eliécer Díaz Collazos, alias Castor, y Digno Palomino, mientras que los Rastrojos vallunos era liderada por alias Arturo y JJ.

La guerra en aquel entonces entre Rastrojos Costeños y Rastrojos Vallunos fue como ahora: sin piedad, los ataques sicariales eran diarios. En esa guerra murieron traquetos, abogados, sicarios y con la excusa de pedir dinero para financiar la guerra también fueron acribilladas varias chanceras y conductores de buses, pero quienes llevaron la peor parte fueron los que representaban a los narcos del Valle del Cauca: Senén Fabio Cedeño Camelo, alias Arturo, caería capturado y Javier Insignares Toro, alias JJ, era perseguido por toda Barranquilla. Los hermanos Borré Barreto también caerían presos, aunque bajo su mando quedarían Jorge Eliécer Díaz Collazos, alias Castor, y Digno Palomino, tras la victoria la banda criminal quedaría solo como los Costeños y se dedicarían al microtráfico, la extorsión y al cobro de vacuna o peajes a cárteles narcotraficantes para el paso de cocaína hacía los puertos, manteniendo así el control sobre todo lo ilegal que se moviera en Barranquilla.

Para el Clan del Golfo el control total de los puertos del Atlántico, Magdalena y La Guajira ha sido esquivo desde entonces ante la presencia de bandas enemigas como los Costeños y los Pachencas, quienes mantienen una ideología de resistencia hacia los cárteles y bandas criminales procedentes del interior del país. En los últimos años han figurado como aliados en lo que respectaba al tema del paso de droga hacia el exterior y como enemigos cuando el cartel liderado por Otoniel ha intentado enviar personal desde el Urabá a reclutar bandas criminales locales para hacerle frente a los Costeños; este fue el último caso cuando a comienzos de año la policía capturó al exparamilitar Lucio Galeano, alias Montero, un verdadero peso pesado del Clan del Golfo y enviado por orden del mismo Otoniel con la orden clara de obtener a como dé lugar los puertos del caribe colombiano; desde aquí se sabía que lo que venía sería la guerra.

Una fuente confidencial asegura que la guerra fría empezaría con la alianza entre los Costeños y los Pachencas, motivo por el cual empezarían delatando mercancía de drogas del Clan del Golfo. De ahí que hayan caído muchos capos en Barranquilla y en su área metropolitana en los últimos meses, luego de que el Clan hubiera asesinando al capo narcotraficante Libardo Parra González, alias el Flaco o el Compadre, quien desde que regresó de Estados Unidos en 2015 había buscado apoyo con los Pachenca por medio de su ex esposa Zulma Musso, alias la Patrona, tras su muerte.

Al día siguiente, tres hombres fueron acribillados en una casa en el vecino municipio de Soledad, en respuesta por la muerte del capo, mientras que un mes después, en el norte de Barranquilla, sicarios disfrazados de Rappi intentaron balear equivocadamente un automóvil en el que estaría Javier Insignares Toro, alias JJ, quien aparentemente ahora se encargaba de coordinar la logística para el envío de droga del Clan del Golfo. Su muerte finalmente se daría en mayo en Cartagena por sicarios contratados por encargo, ya que los Úsuga tienen su único bastión en La Heroica.

En medio de la guerra, el Clan del Golfo reclutó desde la cárcel a Borré Barreto y a Tommy Masacre, quien anteriormente estaba al servicio de los Costeños y quien tiene sobre su mando a varios criminales venezolanos dispuestos a trabajar. Fue así como convencieron a otros líderes criminales, como Víctor Carlos Pérez de Alba, dado de baja por la policía, Ober Ricardo Martínez Gutiérrez, Alfredo Rafael Castillo Cantillo alias Mapaná, ex-AUC y quien sería asesinado por los Costeños en febrero, al igual que a Alberto Rafael Montaño Cárdenas, alias Juan Diablo, quien también sería acribillado por la banda de Castor y Digno Palomino, quienes controlan todos los movimientos desde una cárcel en Venezuela, donde están presos desde 2019. En la guerra también caería en los últimos días alias el Cabezón, líder de una banda aliada a los Costeños y quien se escondía con cédula falsa en un lujoso barrio de la capital atlanticense.

El alcalde de Barranquilla dijo en una entrevista que busca frenar a como dé lugar la entrada del Clan del Golfo a la ciudad y así ha ocurrido últimamente con la baja de la Máquina del Mal y las recientes capturas. Los Costeños parecen mostrarse victoriosos ante el traslado de Borré Barreto y Tommy Masacre hacia una cárcel de máxima seguridad, incluso cortándole la cabeza a uno de sus más cercanos sicarios. Parece que la refundación de los Rastrojos-Costeños no fue más que una estrategia de parte del Clan del Golfo para confundir a las autoridades con los nombres e incluso mostrando videos amenazantes, como si se tratará de un grupo aparte. Para el Clan del Golfo su entrada a la ciudad sigue siendo esquiva por lo menos por ahora, una vez acabada la guerra en el Bajo Cauca contra los Caparros y las operaciones militares a la orden del día, ponen a sus cabecillas a pensar en nuevas rutas que den como salida los puertos del caribe, entre ellos del Catatumbo hacia La Guajira y Santa Marta y desde el Sur de Bolívar hacia Cartagena. ¿Será este apenas el comienzo?

*Con información de 360-grados y El ABC de la guerra entre los Costeños y el Clan del Golfo

-.
0
2000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Chocó, cercado por la guerra entre ELN y Clan del Golfo

Chocó, cercado por la guerra entre ELN y Clan del Golfo

El caos de violencia y miedo que nos lega Duque

El caos de violencia y miedo que nos lega Duque

Nota Ciudadana
En Galeras, Sucre, los muertos siguen cayendo

En Galeras, Sucre, los muertos siguen cayendo

La Mano Negra…

La Mano Negra…