El infierno que vive Edwin Congo, el colombiano que se le coló al Real Madrid

Fue detenido este 12 de mayo en una operación contra una red de tráfico de drogas. Tenía 22 años cuando fue contratado por el Madrid por 5 millones de dólares

Por:
junio 02, 2017
El infierno que vive Edwin Congo, el colombiano que se le coló al Real Madrid

El exídolo del Once Caldas fue detenido en un operativo contra una red de narcotraficantes en España. Aún no se sabe el grado de culpabilidad del colombiano quien había tenido pantalla en los últimos meses por su vinculación con el Chiringuito, el popular programa de fútbol español. Este perfil del jugador se escribió en julio del 2018: 

Hoy camina Edwin Congo por Cali y casi nadie se detiene a tomarse una selfie, a pedirle un autógrafo. Como un feligrés más asiste todos los domingos a la iglesia el Templete, se come un cholado, un aborrajado y luego llega a su casa en un conjunto privado en el sur de la ciudad, enciende el televisor y se encuentra de frente con un partido del Real Madrid. Hace 18 años Edwin Congo era tan famoso como Shakira o Carlos Vives. Estos dos goles espectaculares que le hizo al River Plate del muñeco Gallardo y Juan Pablo Sorín, que era dirigido por El Pelado Díaz, lo pusieron en la órbita de los veedores del club más prestigioso del mundo.

Edwin Congo nació en el barrio Marsella de Bogotá en 1976. Hijo de un admistrador de empresas y una trabajadora social, tenía que conformarse con ver jugar a sus amigos fútbol a través de una ventana. Él no sería ningún jugadorcito de barrio, él sería un profesional. A los seis años su familia se trasladó a Buenaventura y allí la fiebre por jugar en las canchas destartaladas del pueblo se acrecentó aún más. Sus papás lo castigaban si llegaba a la casa con la ropa sucia. Una tarde un veedor de Millonarios lo vio jugar. Averiguó donde vivía. Habló con su mamá sobre la posibilidad de trasladar al joven que entonces tenía 18 años y recién se graduaba del colegio a Bogotá. Ella le pidió una semana para pensarlo. Aprovechó el plazo para agilizar la ida del muchacho a Manizales. Lo matricularon a la Autónoma a estudiar odontología. Su mamá creía que había salvado a su hijo del fútbol. No sabía lo equivocada que estaba.

Edwin era un gran estudiante. En el Pre Universitario sacó la segunda mejor nota. Cuando iba en tercer semestre su camino lo iba a torcer el profesor Martin Sierra Quiroz, un enfermo por el fútbol que lo vio jugar en un interuniversitario y no iba a descansar hasta verlo jugar con el Once Caldas, su equipo del alma. Debutó en 1998 e hizo 30 goles. Contra River en Manizales tuvo un encuentro de ensueño. Dos goles espectaculares que lo pusieron en la órbita del Real. La decisión de comprarlo vino en la Copa América cuando Congo se atrevió a hacerle un gol de taquito a la Argentina de Marcelo Bielsa. El Madrid Pagó US$ 5 millones de dólares, lo mismo que el Parma le desembolsó al Atlético Nacional por Faustino Asprilla. Tenía 22 años. Congo no creyó cuando, en el aeropuerto de Barajas, lo esperaba una limusina. Lo ubicaron en una casa en Arturo Soria y tenía de vecinos a Raúl, Zidane y Figo. Era el Real Madrid de los galácticos.

La prensa madrileña lo ninguneaba, se burlaban de él. Tenía que pelear la titular contra Anelka, Raúl, Morientes y Eto’o. En la pretemporada hizo dos goles. Se deslomaba en los entrenamientos. Nunca jugó un minuto. Ni siquiera fue suplente. Todos los partidos oficiales los vio desde la banca. Se aliviaba de la presión yendo a la casa de Roberto Carlos. Ahí jugaba al padel, una especie de tenis que se juega con los pies. Su amigo más cercano en esos seis meses que formó parte de la plantilla del Madrid fue el holandés Clarence Seedorf. Lo más cerca que estuvo de la gloria fue compartir un cuarto de hotel en una concentración con Zinedine Zidane.

En diciembre del 2000 Congo fue cedido al Valladolid donde hizo dos goles. Su mejor momento fue en el Levante, en la segunda división del fútbol español. En una temporada marcó 12 goles y ayudó al equipo a subir a primera división después de 40 años de ausencia. Jugó 15 años en Europa, vistió la camiseta de cinco equipos y, para mal o para bien, formó parte de la plantilla del Real Madrid de Vicente del Bosque que ganó la novena Champions. A Congo nadie le quita lo bailado

Ahora en Cali es un parroquiano más que trabaja exportando jugadores y que, cada vez que puede, se atreve a criticar a James Rodriguez

-Publicidad-
0
41828
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Otra vez James le queda mal a Zidane

Otra vez James le queda mal a Zidane

Nota Ciudadana
La hipocresía de Zidane con James

La hipocresía de Zidane con James

¿El Real Madrid está obligando a James Rodríguez a jugar lesionado?

¿El Real Madrid está obligando a James Rodríguez a jugar lesionado?

Nota Ciudadana
Sobre los calzoncillos de Navas

Sobre los calzoncillos de Navas