Duque, más falso que un dólar ruso

Mientras siga al pie de la letra lo que le ordena su patrón, no dejará de ser considerado como un tipo subyugado, dependiente y poco autónomo

Por: German Peña Cordoba
noviembre 29, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Duque, más falso que un dólar ruso
Foto: Instagram @ivanduquemarquez

Muchos se preguntan por qué el inesperado bajón de Duque en las encuestas de opinión; por qué sus electores de él, que son los que conformaban su base electoral, tan rápidamente se desencantaron; por qué hasta el Centro Democrático, su mismo partido, se encuentra inconforme con su desempeño. Pues bien, existe un solo factor que lo explica todo: Duque es un presidente sin identidad propia, es una falsa moneda, así de sencillo.

Un presidente tiene que ponerle su sello personal a su gobierno, ejemplos de esto hay muchos: Santos y el proceso de paz, Uribe y la seguridad democrática, Pastrana y la búsqueda de paz en el Caguán, Gaviria y la apertura económica, Ernesto Samper y el salto social, Virgilio Barco y el PNR (Plan Nacional de Rehabilitación), Turbay y el estatuto de seguridad, y López Michelsen y las cuatro estrategias.

Con eso en mente, ¿cuál es el sello personal del gobierno Duque? ¡¡Ninguno diferente a querer parecerse a su tutor político Uribe!! Duque es más falso que un dólar ruso. Lo anterior es percibido por la gente como una debilidad, como falta de personalidad y de identidad propia. La opinión pública después de la borrachera que la condujo a votar por el que menos se debía de votar, no perdona eso. No perdona no poder apreciar su autonomía conceptual, no perdona su sumisión ni su obsecuencia.

El presidente podrá realizar miles de intervenciones presidenciales en horario Triple A tratando de inyectar optimismo, podrá hacer lo que sea, podrá seguir al pie de la letra lo que le ordene su patrón y el resultado será siempre el mismo: una imagen de presidente subyugado, dependiente y poco autónomo. En otras palabras, da la sensación de ser un títere. De allí no saca a nadie a la opinión pública y muchos de los que votaron por él lo vienen a percibir ahora: un títere, una marioneta.

Luchar contra esa percepción instalada en la memoria colectiva es bien difícil es y será inútil. Sus ministros, a quienes nadie conoce, a excepción de Alberto Carrasquilla (tristemente célebre por haber dejado empobrecidos 117 municipios), son odiados por la inmensa mayoría de los colombianos. Además, cuando entrevistan a otros ministros estos mencionan a Uribe como su presidente. Eso es algo imperdonable.

Los colombianos tenemos que convencernos de una cosa: el inexperto presidente no levantará cabeza, no se le pueden pedir peras al olmo y esto seguirá así sin remedio. No habrá ninguna cura contra esta percepción, no habrá cura contra este mal, a no ser de en un acto de suprema valentía que rompa las cadenas que lo atan a la perversidad y que no lo dejan mostrarse como un presidente independiente de su patrón que lo subyuga y lo llama desesperadamente a "enderezar". "Enderezar" no es más que un término mafioso que en lenguaje vernáculo de la mafia equivale a un llamado al orden cuando un " lavaperros" tiende a "torcerse".

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2742

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Plan Nacional de Desarrollo: un pacto de clase

Plan Nacional de Desarrollo: un pacto de clase

Por el ojo de la chapa

Por el ojo de la chapa

Nota Ciudadana
Hay plata para mover a Guaido y no para salvar a los colombianos en Wuhan

Hay plata para mover a Guaido y no para salvar a los colombianos en Wuhan

Nota Ciudadana
Presidente,

Presidente, "estamos insatisfechos, pero nada nos gustaría más que cambiar de ánimo"