Duque enfrentará una temporada de huracanes

¿Será que un gobierno recién posesionado va posar de viejo, defendiéndose una y otra vez si todavía nada ha hecho?

Por: Carlos Roberto Támara Gómez
Octubre 10, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Duque enfrentará una temporada de huracanes
Foto: Twitter @IvanDuque

No sé qué estarán diciendo los pensadores socialistas más connotados hoy en día, pero la fortaleza del imperialismo norteamericano es tal que parece estar tras una nueva ofensiva a nivel global. Su geopolítica es absolutamente turbia porque su actual dirigente, el Sr. Trump, de eso no sabe ni hostias… pero sabe, y mucho, de lanzar hacia la riqueza a su nación. Y ese podría ser su mayor problema, tener tanto dinero que no quepa en el territorio. Lo que Trump podría no haber advertido y su hilarante autosuficiencia, como ante la ONU, nunca le permitirá entender es que la única forma de hacer a América Primero es abriéndole nuevas fronteras allende los mares donde hay mano de obra más barata para sus más connotados imperialistas del capital, es decir, no podrá hacerlo a nivel local dejándole el mundo libre al otro. América Primero, ¿más? Sí, más.

Claro tiene un pequeño competidor de 1.300 millones de personas al frente; uno de cuyos dirigentes antaño, un tal Mao Tse Tung, lo bautizó como un Tigre de Papel. Y hay que creerle. Trae una nueva vieja civilización a cuestas.

Dejemos eso a un lado por ahora.

La fortaleza de los Estados Unidos es tal que sus gobernadores pueden darse el lujo de hacer política al detal, es decir, de acuerdo con el malestar quisquilloso y anegador que producen los huracanes emergentes del Atlántico Norte.

“El Sr. Scott es quizás la parte más predecible del clima peligroso en este estado (Florida): un juego de pelota, un traqueteo estadístico, siempre en movimiento de declaraciones escritas y preocupadas. Pero mientras el famoso gobernador con guion hace campaña para obtener un escaño en el Senado de los Estados Unidos, el huracán Michael está ofreciendo una sorpresa meteorológica de tan alto nivel que está poniendo a prueba su valía gubernamental y le permite dominar las ondas aéreas más que a cualquier persona que no sea meteorólogo”.

El periodista tiene una habilidad gráfica y un sentido del humor tan dúctil y peligroso como el de los huracanes: clima, béisbol y traqueteo estadístico y se vale de ello para presentar una noticia que raya con lo espectacular. El Sr. Scott considera que el huracán puede darle un escaño al senado de los Estados Unidos. Como catapulta de lanzamiento volará por los aires su candidatura. Y es que no es para menos, el huracán electoral de mitaca no deja tiempo para que despabile nadie.

Resalto esto porque contrasta con la también espectacular dormición inaudita e insospechada del gobierno nacional. Santos no dejó maniatado el presupuesto, dejó un narcótico en alguna parte, incluso en el congreso. ¿Santos, en alianza estratégica con la Corte Suprema de Justicia, dejó enjaulado el tigre? La majestática inactividad del gobierno Duque es tan monumental que estoy por creer que lo está haciendo bien. Ya casi podría lanzarse la hipótesis que Uribe nos brinda buenos mandatarios mientras más alejados de él estén. Santos fue uno de ellos, y este está pintando. No parece que quiera irse para la cárcel, o abandonar el país subrepticiamente, después de terminar su mandato. Pero, ¿será que con calma tan chicha se avecina algún huracán? Si es así, ¿de qué lado vendría?, ¿del Atlántico norte, del Pacífico occidental?

Me gusta recalcar las diferencias. “Los huracanes han sido oportunidades políticas para el Sr. Scott, quien ha superado las precipitaciones de tres huracanes y seis tormentas tropicales desde su elección en 2010, para mostrar sus golpes de gobernador. Antes del huracán Michael, su campaña ya estaba transmitiendo un anuncio televisivo que recordaba a los votantes sus esfuerzos durante el huracán Irma el año pasado. La popularidad del gobernador alcanzó su punto máximo inmediatamente después de esa tormenta; su presencia implacable en las conferencias de prensa televisadas todavía es recordada por los residentes de los cayos de Florida, muchos de los cuales se mostraron reacios a evacuar sus hogares, pero lo hicieron ante la insistencia del Sr. Scott”.

Cualquiera de nosotros conocía ya al señor Scott desde niños por aquella célebre y espesa Emulsión que nada tenía de huracanada: un remanso viscoso repleto de vitaminas B, C y D, sobre la espalda de un frasco de bacalao. ¡Puaf!

Y todos pensábamos que tras cuatro años de viudez de poder, tomarse el gobierno, ganar mayorías en el senado, quebrarle las patas al partido de la U., acabar de hundir la puñalada Gaviria sobre el llamado partido (¡claro que partido!) liberal hendiéndolo por la mitad, era porque tenían un súper programa listo para convertir a Colombia Primero; pero nunca pensaron que la paz con las Farc les pesara tanto. Sin con quien pelear el gallito de pelea se quedó con las espuelas puestas. Es que digo, enjauladas, por la Corte Suprema. Y Gaviria, su socio aparecido maromero en la segunda vuelta, les ha dicho que en vez de suscitar la inseguridad con su infantil decreto contra la dosis mínima debían concéntrense en las oportunidades que da la paz del acuerdo.

Pero un huracán no puede ser una ironía.

“Los políticos en el fragor de la preparación de la tormenta insisten, por supuesto, en que su enfoque no está en las próximas elecciones. “Este no es el momento para la política”, declaró Nelson el martes por la mañana en CNN”. Y tienen razón. ¿Quién se empecina en hacer política solo en medio de un ventarrón?

Por eso es posible que en Colombia se avecine una tormenta, si es que ya no estamos en medio de sus inundaciones. Es muy posible que en el primer ventosón vaya y se lleve al ministro Carrasquilla y sus borrascosos bonos. ¿Cabe imaginarse que lo vuelva a defender la misma persona en el congreso? Sería demasiado evidente entonces que no tienen si no un senador, un trompito de poner. ¿Será que un gobierno recién ‘ponido’ va posar de viejo defendiéndose una y otra vez si todavía nada ha hecho?

“Pero la política siguió siendo inevitable, y comenzó con la Casa Blanca. El lunes el Sr. Trump concedió una entrevista a una estación de televisión de Orlando en la que criticó el liderazgo del Sr. Gillum en Tallahassee, no por huracanes sino por delitos, que aumentó durante varios años antes de que la ciudad contratara a docenas de nuevos policías. El Sr. Gillum respondió en Twitter que el Sr. Trump no debe “venir a mi estado y hablar mal de mi ciudad” cuando se acerca una tormenta de categoría 4”.

Trump es otro gallito de pelea; con nuestro senador de marras; le gusta más la crispación y el odio.

Me recuerdan a una señora vieja y reseca que cuando oía de esas peleas trascorral que se daban en mi pueblo mostraba por entre los alambres y las cañas su cara, retando: ¡A Dios mío que me mienten a mí!

Duque no parece ser confrontacionista, pero ya casi posa de enemigo para darle de comer a las atormentadas fieras. Ese constante eludir lo hace lerdo. Tiene que pensar mucho para hacer su propio nicho. Y es que eso de ser a imagen y semejanza es una consigna muy dura. ¡Es un desgaste terrible y contra natura! Pero eso lo puede convertir, aunque sea de chiripa, en un buen gobernante; una variante Santos de gambito rechazado. Duque jugaría ajedrez, Santos a la escalera flor.

Notas. ‘Ponido’ debería estar en el DRAE. Las citas son del newsletter de The New York Times, que suelo leer con deleite: “Viene un huracán, pero no temas, el gobernador está aquí. Y aquí. Y aquí”, traducido por Google.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
366

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Por qué votaré por Duque

Por qué votaré por Duque

Nota Ciudadana
¿Será Iván el presidente terrible?

¿Será Iván el presidente terrible?

María Fernanda Yepes, la exnovia de Duque que triunfa en tv

María Fernanda Yepes, la exnovia de Duque que triunfa en tv

Uribe le hace la tarea sucia a Duque con este duro corte de cuentas

Uribe le hace la tarea sucia a Duque con este duro corte de cuentas