Opinión

Dos artes: medicina y fotografía. Una vida, Carlos Toro

Ya que me han seguido en estas columnas con los aspectos científicos y humanos, hoy los invito a ver lo que ha sido un arte para mí, la fotografía

Por:
septiembre 14, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Dos artes: medicina y fotografía. Una vida, Carlos Toro
Amanecer ciénaga, 2014

En ocasiones anteriores me he referido a la medicina como un arte, obviamente también como una ciencia.

Digámoslo de esta manera, el hemisferio cerebral izquierdo, lógico, matemático, científico, explora la medicina convencional, alopática, regida por protocolos y métodos estructurados, mientras que el hemisferio cerebral derecho, el creativo, el integrativo, el no lineal, muestra las conexiones entre elementos aparentemente disímiles. Por tanto, el estudio académico de la medicina, desarrolla más un tipo de inteligencia y el estudio y la práctica de un arte, desarrolla otra clase de inteligencia. Las dos son complemento indispensable para un funcionamiento integral del ser humano. Requerimos nuestros dos hemisferios cerebrales para ser personas completas. Por ello, y afortunadamente, existen facultades de medicina en las cuales es imperativo el desarrollo de un arte por parte del alumno, al tiempo que el estudio propio de la profesión.

Es evidente que la medicina tiene tanto de arte como de ciencia, cada caso es diferente, cada paciente, aun con la misma enfermedad, se comporta de una forma distinta, tanto para llegar a su diagnóstico, como para el tratamiento. Allí es donde entran a jugar las cualidades del médico en la esfera lógica racional y en la creativa de los dos hemisferios cerebrales. Allí es donde la intuición, hemisferio derecho y la razón hemisferio izquierdo, se complementan.

 

¡Hola! Aquí estoy, 2017

Ya que me han seguido en estas columnas con los aspectos científicos y los humanos, hoy los invito a ver lo que ha sido un arte para mí, la fotografía. La invitación es a salir algún día, entre el 21 de septiembre y el 6 de octubre, a almorzar fuera de Bogotá y ver las fotos expuestas en Subachoque, en la galería Jeimar. Se llevarán una agradable sorpresa, ya que ver una foto en el celular o en una tableta o en un computador, es absoluta y totalmente diferente a verla impresa sobre un acrílico o un aluminio con todos los reflejos que da la luz y la transparencia absoluta, en formatos grandes de más de un metro o un poco más pequeños. La sensación que tendrán es algo muy diferente a lo que actualmente estamos acostumbrados en fotografía, en esta época de los celulares.

He aquí el texto curatorial. El de toda exposición para referirse un poco a la intención de la obra y de la persona.

Han sido una constante en su vida, en la de Carlos Juan Antonio, las dos artes. Esta exposición nace del convencimiento de que combinar ciencia y arte, desarrolla al médico como persona, lo acerca al humanismo y le permite entrar en empatía con su paciente y con el medio ambiente en que vivimos. Es una forma de expresar los sentimientos y las emociones que surgen del corazón y el alma. Los mismos pueden aflorar en una consulta médica o durante la toma de una fotografía.

Carlos espera que quien observe su arte resuene igualmente. Cultiva esta pasión desde muy temprana edad y con el paso de los años se ha ido decantando por los temas de naturaleza donde observa, a través de la cámara, la belleza presente en la flora y la fauna. También le permite explorar al ser humano en su relación con ella. La macrofotografía le ayuda a mostrar los detalles ocultos a la vista normal, así como el médico interior le muestra los detalles ocultos de cada paciente para ayudarlo en el camino de sanar.

 

Confianza materna ( pueblo de palafitos nueva Venecia,  ciénaga grande del Magdalena  ) 2019

Carlos Toro, Médico Fisiatra, Universidad del Rosario, Hospital Militar Central, Bogotá. Ejerció la fisiatría con énfasis en la rehabilitación de personas con discapacidad severa, adultos y niños; la electromiografía, y posteriormente trabajó en el campo de la medicina laboral y la calificación de invalidez. Actualmente desarrolla el modelo y programa “Medicina del Alma”: el rescate del médico interior, en la relación espíritu-mente-cuerpo, para mantener la salud, curar la enfermedad y acompañar en el final de la vida. Conferencista, tallerista, escritor, fotógrafo.

De antemano gracias por aceptar esta invitación y recuerden, la razón y la intuición se complementan en sus vidas y al practicarlas, la hacen más feliz.

Médico, medicina del alma.
[email protected]

 

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Manejo médico en el hogar del covid-19

Manejo médico en el hogar del covid-19

Medicina, un nuevo panorama

Medicina, un nuevo panorama

La vejez, fuente de juventud

La vejez, fuente de juventud

Casos clínicos durante el encierro

Casos clínicos durante el encierro

¡Tengo derecho a decidir sobre mi propia vida, salud y muerte!

¡Tengo derecho a decidir sobre mi propia vida, salud y muerte!

Vivir sin contacto humano es estar muerto en vida

Vivir sin contacto humano es estar muerto en vida

¡Las enfermedades continúan! No todo es coronavirus

¡Las enfermedades continúan! No todo es coronavirus

Coronavirus: y la vida sigue…

Coronavirus: y la vida sigue…