Opinión

Dos apuestas de Innovación Abierta

Por:
Julio 31, 2013
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

La licitación pública 07 de 2012 de MinTIC emplea $2774 millones de pesos colombianos para el desarrollo de aplicaciones móviles, intentando implementar un modelo de desarrollo de software ágil y participativo. Una contrapropuesta ciudadana se ha organizado en una semana y ya ha entregado interesantes resultados, desde una postura crítica diversa y constructiva hacia el Estado.

Dentro de las muchas diferencias, entre estas dos apuestas, una salta a la vista: la apuesta ciudadana ha usado cero presupuesto, lo cual muestra que un sector de la ciudadanía, potenciada por las TIC, ha encontrado maneras más costo-efectivas de producir y compartir beneficios colectivos y su impacto podrían ser mayor, si contasen con el reconocimiento y apoyo gubernamental.

¿Podrán encontrarse esos dos mundos?

Dmitry Kleiner dice en su texto The Telekommunist Manifesto que la política no es principalmente un escenario de batalla para las ideas, sino para las capacidades. No porque las ideas no importen en sí mismas, sino porque son las ideas implementadas, es decir, las puestas en contexto desde las capacidades, aquellas que le dan forma a nuestro mundo y en ese sentido configuran un acto de poder propio de la política. Pues bien, recientemente hubo dos capacidades distintas puestas en escena con el fin de alentar innovación abierta mediada por las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC).

La primera alternativa se anunciaba a sí misma como la primera Hackatón organizada desde el gobierno (aunque luego se corrigiera y disculpara por hacerlo) y a pesar de contar con un presupuesto considerable de $2774 millones de pesos colombianos, imponía unas condiciones injustas para los participantes, desarrolladores de software, quienes debían entregar una aplicación para dos plataformas móviles (IOS y Android) y darle soporte por todo un año, además de asumir las consecuencias legales derivadas de su uso, todo esto por tan solo $17 millones de pesos incluidos los impuestos, con lo cual el fuerte del presupuesto no se iba en quienes creaban las soluciones sino en los intermediarios.

La segunda apuesta surgió entonces como una contrapropuesta ciudadana a la primera y se organizó a sí misma en apenas una semana: La Gobernatón, una hackatón ciudadana por un gobierno participativo, transparente y abierto.

La Gobernatón está emparentada con otros eventos tipo hackatón. Una hackatón une dos palabras “hacker” y “maratón”. Maratón porque que son encuentros intensivos de prototipado rápido de soluciones mediadas por las TIC y hacker porque surgieron en el contexto de la contracultura hacker; contracultura que es todo un tema en sí mismo, pero que, por lo pronto, solo aclararemos que se aleja de su acepción hollywoodense del adolescente con acné entrando a los computadores ilegalmente, a pesar de que sea un cliché ampliamente expandido con el uso de este término.

El caso es que en esta acepción más diversa y valiosa de las formas hacker de hacer, las hackatones han sido incorporadas a muchos tipos de actividades, económicas, educativas, culturales y gubernamentales, particularmente, en este último caso, con lo asociado al despliegue de estrategias de innovación social, innovación abierta y en general a la construcción de las iniciativas de Gobierno Abierto. En ese sentido, creo que la iniciativa de MinTIC y su programa Gobierno en Línea está bien intencionada, pero mal ejecutada y tanto el sector gubernamental como el privado han mostrado la voluntad de escuchar, aprender y corregir los errores, como lo han mostrado en las conversaciones que hemos sostenido integrantes de la Gobernatón con Johanna Pimiento, directora del programa Gobierno en Línea y con Harold Caicedo, directivo de Consorcio Software 2012, entidad encargada de ejecutar el multimillonario presupuesto.

Corresponde ahora el desafío grande de cambiar las cosas incorporando los resultados del diálogo. De hecho, al menos las condiciones de participación para los desarrolladores fueron cambiando por el camino y crearon condiciones menos leoninas, aunque aún queda mucho por modificar.

Para que lo anterior se dé, desde la Gobernatón hemos hecho cuatro propuestas:

1. Lo que se financia con dineros públicos deben ser bienes públicos y procomún.

2. Un mal contrato no es un premio: Se requiere un reconocimiento salarial justo a los desarrolladores de las aplicaciones.

3. La definición de móvil va más allá de aplicaciones para las plataformas Android e IOS

4.  La financiación del estado debe reconocer iniciativas diversas y actividades de múltiples colectivos y comunidades de base

(En este enlace puede encontrar una explicación detallada de las propuestas).

Es de anotar que un valor diferencial de la Gobernatón frente a otras ideas similares como las de Code For América o Codiando México, es la el trabajo desde y con comunidades de base orientadas al procomún, que de hecho fueron decisivas en articular una respuesta rápida como contrapropuesta.

En este sentido HackBo, el Hackerspace de Bogotá, puso en contexto su capacidad y experticia para la realización de hackatones y también facilitó su espacio físico y virtual para hospedar la Gobernatón.

Como ciudadano empoderado con las TIC, cocreador de la Gobernatón e integrante de HackBo, espero que este último sirva como vivero donde se cultive y fortalezca la Gobernatón desde sus sucesivas ediciones, hasta que sea un proyecto que cobre autonomía, pueda ser recontextualizado en otros lugares y permita la articulación de más comunidades y colectivos orientados al procomún, que bastante falta hacen en Latinoamérica.

La participación ciudadana fue importantísima y podría listar a varias personas particulares claves para el éxito de la primera edición de la Gobernatón (a quienes de paso agradezco), pero si queremos ir más allá de las posibilidades que tenemos como individuos en problemáticas que claramente superan nuestra capacidad de acción como tales, apostarle a la construcción de comunidades de base fuertes y en interlocución crítica y creativa con el Estado y el sector privado, será el derrotero a seguir.

La siguiente edición de la Gobernatón será en agosto. Estén atentos al hashtag #Gobernatón en redes sociales o visiten http://hackbo.co para más información (o el dominio http://gobernaton.net, ahora en construcción).

RedPaTodos es un colectivo de organizaciones e individuos de la sociedad civil que promueve un uso incluyente de Internet y aboga por el respeto a los derechos fundamentales y las libertades civiles de todos los colombianos en el entorno digital.

http://redpatodos.co/

@redpato2

http://www.facebook.com/RedPaTodos

Este artículo está licenciado CC-BY-SA 2.5 Colombia. Usted puede copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente este artículo, incluso si el uso que hace es comercial, siempre y cuando de los créditos correspondientes. Puede hacer obras derivadas si la nueva obra es distribuida con una licencia idéntica a esta. Para conocer el texto completo de la licencia visite http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5/co/

 

-Publicidad-
0
325
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Offray Vladimir Luna Cárdenas