¿A dónde vamos a parar con tanto falso Feminismo? Parte 2

‘Es necesario aclarar el objetivo de mi primer artículo para acabar con todas las malinterpretaciones’

Por: Andrés Felipe Puentes Díaz
Junio 07, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿A dónde vamos a parar con tanto falso Feminismo? Parte 2

Tras ver los resultados mediáticos de mi artículo publicado el 3 de junio, es necesario ahondar en el objetivo del mismo para acabar de una vez con todas con las malinterpretaciones.

La Nota Ciudadana no tiene otro fin más que expresar la preocupación resultante del actuar de ciertos sectores de la sociedad que dicen apoyar su tesis en el feminismo, cuando lo que están haciendo es una burla a lo que este movimiento significa: equidad de géneros e igualdad de condiciones entre estos. (Por ello se habla de un “falso feminismo” y no de otra cosa).

Es necesario volver a hacer énfasis en la preocupación resultante de la actividad sobre la cual este autor se basa para escribir dicho artículo: el problema no es que se lleve a cabo eventos como estos, ni que un grupo de mujeres gritasen lo que dijeron, sino hacia dónde nos puede llevar esto si no examinamos muy bien qué estamos trasmitiendo a las futuras generaciones: ¿Debe haber una rivalidad de géneros? Como dicen colegas de la facultad: “Estamos en pleno siglo XXI”, la marginación no se puede ni para allá, ni para acá.

Aquí la discusión no es acerca si el hombre es una víctima o no (y mucho menos utilizar eso para argumentar en contra del necesario feminismo, o sea, la equidad de género), sino bajo qué parámetros vamos a reivindicar lo que las mujeres perdieron al haber sido marginadas por tanto tiempo: lo incorrecto no es asegurar la participación política, el respeto, o todos los demás derechos del género femenino (que son los mismos del hombre), sino que al hacerlo ignoremos consigo la necesidad de ser fieles a lo que estamos promulgando: “todos somos iguales ante la ley”. Si exigimos el cumplimiento de este principio para cierto sector de la sociedad, se es necesario hacerlo para toda. Y para ello hago énfasis en el ejemplo de la Alcaldesa de Zapatoca (Santander): ¿qué hubiese sucedido si no fuese alcaldesa sino alcalde, y no “únicamente secretarias” sino “únicamente secretarios”? ¿Por qué los medios le aplaudieron la conducta a la ejecutiva?

Ahora bien, insisto, ¿hacia dónde debemos llevar el Feminismo?

Y respondo inmediatamente para evitar más malinterpretaciones: hacia lo que realmente es, un movimiento que pone como iguales al hombre y la mujer, buscando equidad de condiciones (y se habla de equidad y no igualdad por razones que conciernen a otro artículo).

Mujeres, hombres, niños, y quien sea que quiera contemplar un sano debate: si ya todos estamos cansados de que a la mujer se le haya excluido, marginado, maltratado (entre las otras múltiples violaciones de sus derechos), dejemos de hacerlo, pero tampoco lo hagamos con los demás, porque el género no vale nada al momento de medir el valor de una persona, sino sus actos, empezando desde lo más insignificante.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
941

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿A dónde vamos a parar con tanto falso Feminismo?

¿A dónde vamos a parar con tanto falso Feminismo?