Disidencias de las Farc amenazan con la extinción de los indígenas awá en Nariño

A la derecha, la imagen de las últimas tres víctimas mortales de la comunidad awá en Nariño; a su izquierda, el Bastón de la Resistencia, manchado de sangre

Por: Julio Ramírez González
julio 25, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Disidencias de las Farc amenazan con la extinción de los indígenas awá en Nariño
Fotos: Cortesía

La etnia awá es un pueblo disperso a lo largo y ancho de la geografía nacional; habitan el departamento de Nariño, uno de los principales escenarios del conflicto armado, y el primero en producción local de cultivos de hoja de coca. Los awá, que en su idioma se llaman a sí mismos "la gente de la montaña", se resisten a abandonar sus territorios, a pesar del aumento sistemático de diferentes factores subyacentes al conflicto armado generado por grupos del armados organizado que en los últimos meses amenazan con la extinción de este pueblo milenario por medio de afectaciones a la vida y la integridad de las comunidades que habitan los resguardos indígenas de los municipios de Tumaco, Barbacoas, y Ricaurte en límites con el Ecuador.

Territorios en disputa

Nos referimos a la frontera Colombo-Ecuatoriana y el Océano Pacífico, es un territorio clave para las disidencias de las Farc y el ELN, así como para las bandas criminales de origen paramilitar que se dedican al narcotráfico. “Por aquí circulan drogas, armas y cada vez más hombres armados”, indico un lugareño.

El ejército Nacional ha reforzado su presencia en la zona, y como suele suceder, el escalamiento del conflicto ha afectado particularmente a las comunidades indígenas. La incursión en sus territorios por parte de grupos armados disidentes de las FARC quienes cada día intentan ocupar zonas en donde otros actores han ejercido un control criminal posterior a la desmovilización de las FARC-EP, ha incrementado la violencia que en principio se libró al interior de la selva y poco a poco fue tomando como escenarios los resguardos indígenas de Piedra Sellada,  Inda Guacaray, Alto Albí y Saundé Güiguay; todos ubicados cerca de las vías que comunican a los municipios de Barbacoas y Tumaco, con la ciudad de Pasto y el puente Internacional de Rumichaca en la frontera con el Ecuador, vía que representa para estos grupos criminales una de los principales rutas para el trasporte de Cocaína, Insumos, Armas y Municiones.

Las comunidades indígenas que habitan el territorio se dedican mayoritaria mente al cultivo de hoja de coca como único medio de subsistencia, estas cuentan con su propia organización social y autoridades, en la actualidad sus territorios, y lideres están siendo amenazadas por la presencia de las disidencias de las Farc que intentan imponer sus condiciones relacionadas con el precio de la coca, el patrullaje en la zona, y el reclutamiento forzado de niños para convertirlos en combatientes ilegales.

Desplazados y asesinados 

Por una cuesta lodosa y estrecha avanzan periódicamente grupos de hombres, mujeres y niños, todos son indígenas awá que se aproximan por el camino hacia el coliseo municipal de Barbacoas (Nariño), en busca de albergue por causa del desplazamiento forzado. Lejos de su habitad natural están especialmente expuestos al hambre y a las enfermedades. El temor que infunde la siembra de minas antipersona en su territorio los obligo a salir; llevan en su mente el recuerdo vivo de “Andrés Felipe Nastacuas”, comunero del resguardo Awá Alto Albí quien perdió sus piernas y posteriormente la vida por la activación de uno de estos artefactos. La organización Unidad Indígena del Pueblo Awá, UNIPA, ha denunciado que para el mes de julio 2022 han sido victimas de desplazamiento forzado más de 1384 miembros de esta comunidad, 11 han sido asesinados, y múltiples victimas de confinamiento por causa de los enfrentamientos armados entre actores criminales que luchan por el control del territorio

Al ser separados de sus tierras los Awá tienen dificultades para mantener sus prácticas ancestrales, lo que conlleva a la perdida de sus lenguas, saberes, costumbres, y a mezclarse con la población local. Practicas que sin duda amenazan con su desaparición.

En nuestra actividad de campo hablamos con el indígena Awá Alexander Nastascuas, quien nos relató sus vivencias en el albergue improvisado del municipio de Barbacoas Nariño. Dijo, "En los resguardos, uno lo tiene todo, no hay necesidad de comprar nada. Si uno apenas viene al pueblo es a comprar la sal, algo. Aquí toca todo al rebusque, lo duro es conseguir un trabajo, todo es a punta de jornales”, ¡cuenta…!

"Y nosotros no perdemos la esperanza de volver a nuestro territorio, porque allá están nuestras raíces, allá esta nuestra tierra, allá está todo", término diciendo Alexander. Sin duda, esta tribu ha sido obligada a vivir una nueva experiencia por causa del conflicto generado por las organizaciones criminales que delinquen en Colombia.

El narcotráfico

El departamento de Nariño representa en Colombia la primera zona de producción de cultivos ilícitos. Desde el cielo se observa que emerge entre la selva grandes extensiones de cultivos verdes y frondosos, principalmente en los municipios de Tumaco, Ricaurte y Barbacoas, en donde se ubica uno de los grandes conclaves de la producción cocalera.

La zona sur de Llorente, Alto Albi, Piri, las veredas de Zabaleta y Vegas, entre otras, hacen parte de los resguardos indígenas en donde la principal actividad económica y único medio de subsistencia es la siembra, recolección y producción de Pasta Base de Coca. Aquí empieza el rol de los grupos armados disidentes de las Farc quienes son los principales dinamizadores de esta actividad con el único propósito de apoderarse de la mercancía (Pasta Base de Coca), la cual es movilizada por miembros de estos grupos armados hacia la frontera con El Ecuador, el Océano Pacifico y las rutas internacionales del Narcotráfico obteniendo grandes dividendos y el insumo principal para auspiciar la guerra en los territorios indígenas “Armas y Municiones”.

-.
0
1200
La temible magistrada Cristina Lombana que tiene la suerte de Petro, Uribe y Benedetti en sus manos

La temible magistrada Cristina Lombana que tiene la suerte de Petro, Uribe y Benedetti en sus manos

"Guerra es guerra": empieza el matoneo a Jota Pe Hernández en el Congreso

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus