¿Es discriminatorio el referendo que propone Viviane Morales?

No es un secreto que los principales partidarios de este referendo son las iglesias cristianas, pero ¿qué tan discriminatorio es este proyecto de ley?

Por: Daniela Carrero
Diciembre 14, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Es discriminatorio el referendo que propone Viviane Morales?

Viviane Morales tuvo la iniciativa de realizar un referendo e impedir que las personas homosexuales o solteras puedan adoptar en el país, esto ha causado polémica los últimos años por la visibilidad de la comunidad LGBTI y las garantías a sus derechos que la Corte Constitucional les ha brindado; no es un secreto que los principales partidarios de este referendo son las iglesias cristianas, pero ¿qué tan discriminatorio es este proyecto de ley?

En el proyecto encontramos inconsistencias en los fundamentos que presenta la senadora, irónicamente perteneciente al partido Liberal, entre los estudios en que se basa encontramos evidencia pobre y la evidencia más “contundente” es un estudio hecho por la Universidad de Texas en 2012 donde Viviane concluye que el estudio afirma que los niños criados por parejas homosexuales tiene problemas en su desarrollo personal, pero el mismo autor Mark Regnerus ha afirmado que el estudio no demuestra una relación entre la homosexualidad de los padres y la inestabilidad de los hijos, como causa de las consecuencias negativas encontradas, ni mucho menos que los homosexuales sean necesariamente malos padres. ¿Entonces cuáles son las razones?

Notablemente, los estudios realizados para determinar si hay un cambio en el patrón de conducta o crecimiento de los niños con parejas homosexuales frente a los niños de parejas heterosexuales no son ni confirmados, ni persistentes, ni tienen evidencia científica y hasta en el mismo proyecto de ley, la senadora cita a uno de los investigadores el cual afirma que “Los estudios sobre crianza por padres del mismo sexo están plagados con limitaciones persistentes (…) Así que no podemos confiar en lo concerniente a la generalidad de muchos de los hallazgos.”

Otro “argumento” es que se debe proteger el interés del niño y evitar cualquier riesgo al que el menor podría estar expuesto. ¿Entonces lo más coherente no seria aumentar las posibilidades de adopción, en vez de disminuirlas? Por supuesto, que eso no quiere decir que no tengan que cumplir con los requisitos de edad, económicos y psicológicos que se exigen para la adopción.

Además, que según la senadora las mujeres solteras no son aptas para adoptar, necesitan un hombre al lado para poder hacerlo, eso es más un machismo encubierto que un proyecto de ley a favor de los niños, porqué la senadora cree que las mujeres son incapaces de criar a un niño por si solas cuando la mayoría de madres son cabezas de hogar.

Al fin y al cabo, es notoria la falta de argumentos científicos y/o históricos que demuestren que los infantes estarían en riesgo, como tampoco existen evidencias que los niños estén más seguros en familias heterosexuales. ¿Acaso la Senadora no ha notado que hay aproximadamente 11.000 niños abandonados por parejas heterosexuales esperando ser adoptados? ¿Acaso no sabe que el ICBF reveló que el 92% de agresores sexuales en Colombia son heterosexuales? ¿Acaso no sabe que solamente en el primer trimestre del año 2015 hubo 1.931 niños victimas de maltrato infantil por parte de heterosexuales? ¿Acaso tampoco sabe que los niveles de matrimonios entre hombre y mujer que perduren son muy pocos, y que las madres solteras, niños criados por abuelos, tíos, etc está cada vez en aumento?

Por lo visto, primero este es un Referendo discriminatorio donde por la incapacidad de separación de la Iglesia y la ley se pretende imponer un ideal que no es apto para la diversidad humana;  segundo, el acto de amar no debe ser de exclusividad heterosexual, los homosexuales han existido desde hace miles de años; tercero, las creencias religiosas no se deben imponer a todo un país, se debe entender la diferencia entre democracia y discriminación, la democracia se basa en escuchar y respetar a las minorías, no en imponer lo que la mayoría desea, además que no todos son creyentes de su misma religión senadora Viviane; cuarto, no se debe promover la idea errónea de que una mujer sin hombre no es apta de tomar decisiones y llevarlas a cabo; quinto, el niño tiene derecho a una familia, donde lo que debe importar para decir quién puede adoptar y quién no, es si le brindarán el amor, la comodidad, la seguridad y el apoyo en su desarrollo personal. Muchos dirán que es libertad de expresión ir en contra de la comunidad LGBTI o no estar de su lado, por supuesto que tienen la razón, lo que sucede es que uno no puede decir que está expresándose libremente cuando en realidad está discriminando a una minoría, debemos entender que la humanidad es diversa y eso contribuye a que nos complementemos y avancemos como civilización.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
2066

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Prefiero a la rezandera de Viviane Morales que a la gritona de Claudia López

Prefiero a la rezandera de Viviane Morales que a la gritona de Claudia López

Viviane Morales y Benedetti se le atravesaron a la intención presidencial de nominar al Procurador

Viviane Morales y Benedetti se le atravesaron a la intención presidencial de nominar al Procurador

Senadora Viviane: la invito a pensar en los niños

Senadora Viviane: la invito a pensar en los niños

Las elecciones del 2018, el mayor reto de la democracia colombiana en décadas

Las elecciones del 2018, el mayor reto de la democracia colombiana en décadas