Derechos socioeconómicos y poder, una apuesta por el desarrollo social

En los países sometidos al régimen capitalista son inocultables las crisis económicas, políticas y laborales, además del sometimiento de naciones subdesarrolladas

Por: MARCOS SILVA MARTINEZ
agosto 04, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Derechos socioeconómicos y poder, una apuesta por el desarrollo social
Imagen: Canva

En el horizonte político y socioeconómico mundial, se advierten tendencias y decisiones de innovación y cambios. Las causas se motivaron durante años de procesos de desarrollo económico regionales, impulsados por el avance del conocimiento y las tecnologías. Son dinámicas de producción, relaciones políticas y comerciales, las que permitieron posicionamientos de poder político y liderazgo de algunas naciones emergentes y mayor desarrollo.

Tales circunstancias y condiciones económico-políticas, están propiciando procesos de reordenamiento geopolítico y surgimiento de tendencias de redefinición de soberanía e independencia. Están soportadas en el propósito de ampliación y mantenimiento del poder económico-político, defensa y protección de áreas de influencia y dominación del mercado. Se observa en diferentes partes el planeta, incluida Latinoamérica.

Son realidades que tienen causas concretas. Están articuladas entre sí y son responsables de las dinámicas del desarrollo, modelo económico y al mismo tiempo, del subdesarrollo de naciones de mayor dependencia.

Es  promisorio el despertar político-social y redefinición política y de soberanía que se advierte, a nivel global. Es consecuencia directa del nivel de difusión y globalización del conocimiento, como dinamizadores del potencial competitivo.

En todo el planeta, en los últimos lustros y en mayor o menor grado, en función del modelo socioeconómico-político dominante, la concentración de la riqueza se acentuó dramáticamente y con mayor agresividad a partir de la vigencia del Consenso de Washington, en el hemisferio occidental. Fue un logro temporal  del capitalismo.

|Le puede interesar: A la española Sacyr se le embolató el megacontrato del canal de Dique

Gobiernos secuaces y deshonestos, en representación de sus respectivas naciones rubricaron ese Consenso Político-Económico e imperial. Bajo condiciones concretas, específicas y de sometimiento, se comprometieron a garantizar el libre accionar y dominio del capital, en todo el planeta, so pretexto y bajo el espejismo de extender los beneficios del desarrollo económico global a todos los pueblos. Esos  postulados no son alcanzables. Esta demostrado globalmente.

Después de más de treinta años de vigencia de dicho conceso, queda demostrado que el modelo capitalista, como dogma político-económico, por su misma esencia, no contiene la posibilidad de garantizar equidad socioeconómica y dignidad humana, integrales.

El comunismo, como dogma político-económico-social, fracasó igualmente. Demostró incapacidad para solucionar las necesidades básicas, de las mayorías, por inconsistencia de sus dogmas y en particular, por perversidad e irresponsabilidad de gobernantes.

Hay factores consustanciales con la naturaleza humana, incompatibles con la uniformidad, la irracionalidad, el conocimiento, el sometimiento, la obediencia ciega y la anulación de la libertad y la iniciativa individual.

Es necesario precisar que el recetario del dogmatismo comunista ortodoxo y el capitalismo salvaje, no se identifican con los fundamentos socioeconómicos racionales del Socialismo racional. El comunismo ortodoxo práctico e ideológico no existe en la práctica, aunque nominalmente subsista.

En los países sometidos al régimen capitalista son inocultables las crisis financieras, económicas, fiscales, comerciales, políticas y laborales y el sometimiento de naciones subdesarrolladas, a dictados del poder del capital y el mercado global, responsables de la endémica pobreza, miseria y descomposición social, presentes en los mismos Estados Unidos y naciones desarrolladas.

Esta demostrado que la concentración de la riqueza, bajo el poder de unos poquísimos explotadores, es responsable del atraso  socioeconómico-político y desmoralización social de las naciones y continentes. Latinoamericana, Africa, Asia, Medio y lejano Oriente y del creciente descontento y desplazamiento migratorio, a nivel global.

El imperio del capital,  el mercado, el consumismo y su dictadura de la ganancia,  mantiene a más de 3.950 millones de seres humanos (aprox. 50% del total) viviendo en la pobreza y la miseria.

Ese es  el régimen que para mantener su poder y dominación, recurre a todos los métodos de dominación y atropellos. Es el régimen que hace de la guerra, la violencia, la corrupción, el chantaje, la persecución y el crimen, instrumentos de acumulación de capital, dominación y usurpación de la soberanía de los pueblos y los derechos fundamentales de los ciudadanos. Desafortunadamente muy poco pensamos en esta realidad.

En  el presente, el mayor representante, del capitalismo salvaje es, Estados Unidos.  Estados Unidos hoy es  al mismo tiempo, autor y  responsable del mayor prontuario criminal, del planeta, ejecutado contra naciones de menor desarrollo, con el espejismo de la democracia, la libertad y los derechos humanos.

E.E. U. U. no ha sido juzgado por diversas agresiones, abusos y acciones criminales y de lesa humanidad perpetradas contra Cuba, Granada, Haití, Panamá, Chile, Brasil, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Argentina,  Yugoslavia, Irak, Libia, Siria, Irán, Afganistán, entre muchas otras naciones y persiste en decidir sobre el destino de naciones, cuyo modelo económico-político, considera no favorable a sus intereses (Irán, Venezuela, Rusia, china, Siria, Irak, etc., en el presente). Hasta el presente, su hegemonía geopolítica le ha garantizado impunidad total.

Es el régimen, en el que el fin justifica los medios y en el que  todo vale (esencia del capitalismo salvaje y del uribismo diabólico colombiano), con tal de conseguir y acumular dinero y en el  que  la ética y la moral son obstáculos para alcanzar y mantener el poder y la riqueza.

La gravedad de la problemática socioeconómica mundial, de las mayorías sometidas, exige que los ciudadanos de todo el planeta, digieran los conocimientos del acontecer diario. Indaguen por las causas de la pobreza y la miseria, que azota a las mayorías planetarias y exija el reconocimiento y respeto de los derechos sociales básicos, de parte de quienes ejercen poder institucional. Entre esos derechos, el derecho al trabajo con remuneración justa, el derecho a la vida digna, a la salud y al conocimiento. Son derecho que el modelo económico-político vigente, niega a más del 60% de colombianos y del mundo.

Las causas de la pobreza, la miseria y al atraso cultural, son consecuencia de la irresponsabilidad del poder institucional, la codicia, inmoralidad, y complicidad de los usufructuarios  del poder.

Ahí  radica la causa fundamental de los problemas socioeconómicos y de la precariedad del poder, la corrupción, la descomposición social y el incierto futuro.

Lo que padece Colombia, en inseguridad, criminalidad, desempleo, desplazamiento, inoperancia de los órganos de poder, es responsabilidad de los que han ejercido  y ejercen poder.

Los deplorables acontecimientos sociales latinoamericanos y de otras regiones del planeta, en el presente, son consecuencia del modelo socioeconómico-político que los usufructuarios del poder impusieron a la mayoría de  gobernados, tal como se advierte en las insistentes pretensiones del actual gobierno colombiano, de golpear a las mayorías nacionales y proteger la riqueza y gremios económicos.

Lo que podemos llamar, señales o indicadores del próximo gobierno, dirigidos a la reconstrucción de la institucionalidad, la ética y la moral pública e impulsar el desarrollo nacional integral, demanda consistencia y claridad de propósitos y mucho análisis de causas y efectos de la problemática nacional, para tomar decisiones y para la selección de responsables de la aplicación y desarrollo de programas. Las perspectivas están abiertas. Se dice que las ilusiones y las esperanzas son las últimas que se pierden. 30-07-2022

-.
0
La posesión de Gustavo Petro: lo que la televisión no mostró

La posesión de Gustavo Petro: lo que la televisión no mostró

Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

¿Podrá Gustavo Petro cambiar la política contra las drogas sin permiso de Estados Unidos?

¿Podrá Gustavo Petro cambiar la política contra las drogas sin permiso de Estados Unidos?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus