Derecho al aborto, una batalla de nunca acabar

Las feministas temen que se aproveche la polémica que se abrió en la Corte Constitucional para introducir cambios en el Congreso y por eso se fueron de abrazatón

Por:
Octubre 19, 2018
Derecho al aborto, una batalla de nunca acabar
Foto: Vidal Romero / Las2orillas

Doce años después de ser aprobada la despenalización del aborto en el país, las mujeres que defienden la opción de interrumpir su embarazo chocan con múltiples barreras que hacen que ese derecho se cumpla a medias, o a veces se vulnere definitivamente. El sistema de salud cierra muchas veces la puerta a la práctica de un aborto, las iglesias ejercen presión sobre hospitales y clínicas y sectores políticos conservadores cierran filas al momento de impedir a toda costa la garantía de este derecho.

En las últimas semanas la magistrada de la Corte Constitucional Cristina Pardo propuso modificar la sentencia C-355 de 2006 que despenalizó el aborto en Colombia. La propuesta que más molestó a las defensoras del derecho al aborto fue la de limitar esa práctica a un tiempo no mayor a 24 semanas de embarazo, argumentando que la sentencia inicial no pone límites al aborto pues no especifica cuál es el tiempo máximo para la interrupción.

-Publicidad-
0
6034
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Mansarovar Energy, la petrolera que le quitó dientes a la Consulta Popular

Mansarovar Energy, la petrolera que le quitó dientes a la Consulta Popular

Con la llegada de José Fernando Reyes a la Corte Constitucional, Santos logró nivelar las fuerzas

Con la llegada de José Fernando Reyes a la Corte Constitucional, Santos logró nivelar las fuerzas

Así se cocinó el histórico fallo de adopción igualitaria

Así se cocinó el histórico fallo de adopción igualitaria

Terminó el infierno de Sandra Catalina en la estación de Policía de Germania

Terminó el infierno de Sandra Catalina en la estación de Policía de Germania