Del alcalde de Cartagena y la inutilidad de la filosofía

"No, alcalde, no se deje asesorar por este predicador de la Sorbona, que ni Sócrates, ni Platón ni Aristóteles eran demócratas"

Por: Ruben Dario Maldonado Ortega
mayo 18, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Del alcalde de Cartagena y la inutilidad de la filosofía
Foto: El Universal

Unas espontáneas palabras del alcalde de Cartagena crucificando la filosofía fueron magnificadas por un noticiero que les dio inmediatamente el carácter de noticia caliente. Enseguida vinieron los pronunciamientos crucificando al alcalde por tamaña herejía. Esto de pelotear por la inutilidad de la filosofía ha sido de siempre: Aristófanes quiso ridiculizar a Sócrates teatralizándolo entre las nubes; Diógenes se paseó delante de los eleatas para refutarles su idea de la inexistencia del movimiento; una sirvienta le recriminó a Tales haberse caído en un hueco por estar pendiente de lo que pasaba en el cielo en vez de lo que acontecía en sus propias narices. Y no se crea que los filósofos no han sabido ripostar, y hasta con mucha exageración, como cuando Tales hizo padecer a toda una ciudad por haberle reprochado que la causa de su pobreza era la inutilidad de la filosofía. En venganza se aprovechó de sus conocimientos en astronomía para adquirir a módico precio todos los molinos de Mileto durante un corto invierno que los otros creyeron que sería muy largo, y cuando llovió los revendió a su antojo allegando mucho dinero para demostrar que los filósofos podrían enriquecerse cuando quisieran, pero que ese no era el blanco de su afán.

Leí en el periódico El Universal, de Cartagena, que un connotado filósofo criollo le hacía saber al alcalde Manolo Duque que la filosofía era imprescindible para la democracia, y que como primera autoridad de la ciudad “debería utilizarla para encontrar soluciones a los problemas que viven los jóvenes de la ciudad con menos oportunidades para la educación”. El filósofo de marras cree  —según sigue diciendo el periódico El Universal— que las palabras del alcalde sobre la inutilidad de la filosofía fueron desafortunadas, que la filosofía es un negocio griego que se consolidó con la aparición de la democracia en la Atenas de Pericles, que Sócrates la sacó de los palacios de los ricos y la instaló en las pocilgas de los pobres, y que Platón, Protágoras, Pitágoras y Aristóteles se esforzaron por profundizar más y más en la democracia.

El reseñador en El Universal de todas estas tontadas nos informa que quien las dijo estudió en la Sorbona de París, y que es uno de los grandes intelectuales y pensadores de la región Caribe. Por mi parte me gustaría saber si Manolo Duque paga por ser asesorado, aunque sea del modo como en la Apología Sócrates le hace saber a los atenienses que él tampoco enseñaba gratis, sino fiao, y que si los honorarios que estaba cobrando por beberse la cicuta parecían exagerados, era por la retroactividad, y por haberse gastado toda su pólvora en gallinazos.

No, alcalde, no se deje asesorar por este predicador de la Sorbona, que ni Sócrates, ni Platón ni Aristóteles eran demócratas, y mucho menos Pitágoras. Espéreme un tantito mientras llego a Cartagena y le cuento todo lo elitista que ha sido, es y será la filosofía. Y no se afane por el berrinche que han provocado sus palabras, que quienes no hemos sido autorizados para hablar en nombre de la Sorbona sabemos muy bien que cuando usted evidenció la inutilidad de la filosofía no regresaba de leer la Enciclopedia de las Ciencias Filosóficas de Hegel, sino de mirar por una rendija todo lo que se dice en los salones donde se hacen las clases de filosofía en nuestro Caribe colombiano, incluyendo aquella que dice que la filosofía es imprescindible para la democracia.

 

 

-.
0
1386
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Señores de Séptimo Día, ¿acaso han pensado en que las personas que acusan son inocentes?

Señores de Séptimo Día, ¿acaso han pensado en que las personas que acusan son inocentes?

Nota Ciudadana
Los embera katío del Alto Sinú: historia de una lucha por el territorio que aún no está perdida (I)

Los embera katío del Alto Sinú: historia de una lucha por el territorio que aún no está perdida (I)

Nota Ciudadana
A ritmo lento pero firme, avanza Junior en la Suramericana

A ritmo lento pero firme, avanza Junior en la Suramericana

Nota Ciudadana
Derrotado y aferrado

Derrotado y aferrado