Opinión

De lo simple a lo contundente

En la galería Sextante están Carmen Molina con decorativas imágenes inofensivas y Hugo Zapata y Luis Fernando Peláez. los poderosos artistas de siempre

Por:
octubre 31, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

La galería Sextante inauguró el pasado 29 de octubre en Bogotá varias exposiciones en su recinto laberintico. En una de las salas se encuentra  Carmen Molina quien presenta imágenes abstractas realizadas con capas fotográficas sobrepuestas. Nada extraordinario. Busca con sus imágenes crear sensaciones de lugares indefinidos, busca una síntesis  de una sensación que no tiene la fuerza necesaria para conquistar el mundo de la imaginación. Crea la imagen de un lugar o de una sensación pero no logra contundencia porque se quedó a mitad de camino entre la fotografía y el sentido pictórico. Fondos secos, texturas sutiles, sobreimposición de imágenes y color. Decorativas imágenes inofensivas.

Carmen Molina

Carmen Molina

En el resto de la galería, sí presentan sus poderosos artistas de siempre. Hugo Zapata con sus esculturas une el saber mitológico de la piedra con el saber artístico. Y donde del resultado de unas obras es ya, inconfundible porque llevan el sello de un lenguaje contundente. Zapata mantiene una línea donde el paso precolombino tiene su huella que llega hasta la búsqueda de americana de los dioses de firmamento pero, al mismo tiempo el resultado de sus formas mantiene una dinámica moderna  y actual. En esta exposición presenta cascadas sólidas, nacimientos macizos, cantos de la tierra o flores del mal. Un gran conjunto donde en algunas vuelve a utilizar el vidrio como un elemento que ordena la obra en segmentos mientras evoca la singularidad de la trasparencia del agua dentro del mundo negro de sus trabajos.

Hugo Zapata, Nacimiento, 2015

Hugo Zapata, Nacimiento, 2015

Así, tanto la obra de arte y el acto de su creación, como los conocimientos y ciencias que parten desde ellos para entenderlos, valerse de ellos o mirar hacia ellos para enriquecer y profundizar otros estratos de niveles del conocimiento mientras otros son resortes móviles de la vida social.

Luis Fernando Peláez,

Luis Fernando Peláez

Luis Fernando Peláez es otro de sus gigantes que ya pasaron a la historia del arte. Traspasaron la barrera de ser para convertirse siempre en creadores. Para este artista antioqueño, el devenir del hombre se  hace y se describe desde la nostalgia. Sus esculturas-objetos  están resguardados por una resina que maneja varios estadios: el paso del tiempo o el tiempo detenido en unos paisajes herméticos donde, a pesar de todo,  el viento conmueve a un árbol destinado a mostramos el desgarro. Por lo general son paisajes tan solitarios que la palabra desarraigo es una coincidencia más. Señales sin rumbo, casas sin habitantes, postes sin luz son elementos de una compleja —pero simple— composición. La resina, que la utiliza el artista como genio,  puede utilizarla como fuente de luz, de sombras, de quietud o movimiento.  Es de este tipo de expresión donde encontramos que hemos heredado la angustia de buscarle sentido a la existencia.

-Publicidad-
0
388
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Por quién suenan las campanas de Salcedo?

¿Por quién suenan las campanas de Salcedo?

La ventana de la felicidad

La ventana de la felicidad

La vida encapsulada

La vida encapsulada

Entre la memoria y el olvido

Entre la memoria y el olvido

La otra cara de la moneda

La otra cara de la moneda

La euforia de Bogotá cultural

La euforia de Bogotá cultural

La falsa ilusión de la verdad

La falsa ilusión de la verdad

El desafío de lo contemporáneo

El desafío de lo contemporáneo