De la guerra al lente: el poder de una cámara

Era una niña cuando salió de Tuluá. A los 15 ingresó a grupos armados. Su lente ha sido testigo de su paso por la guerrilla, la firma de la paz y el ascenso de Petro

Por: Sandra Liliana Pinto Camacho
agosto 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
De la guerra al lente: el poder de una cámara

“La paz no puede mantenerse por la fuerza; sólo se puede lograr mediante la comprensión.”
-Albert Einstein

Era una niña cuando tuvo que salir huyendo de Tuluá con su familia, seis hermanos mayores y sus padres, acosados por las tenebrosas amenazas de los paramilitares, quienes los obligaron a trasladarse a un territorio que había sido cedido a las Farc en un acto de acercamiento bien intencionado de un gobierno que al no lograr la paz intentaría años después, mezquinamente, arremeter en contra de ella.

En San Vicente del Caguán se arrojaría desesperadamente a los brazos de los grupos armados con apenas 15 años, en búsqueda de la protección que no le brindó su parentela frente a los intentos de su padre de agredirla sexualmente.

Aprendió medicina para curar a los heridos en combate, tarea que cumpliría hasta cuando le fue entregado el cuerpo de su comandante y mejor amiga, Rocío, despedazado por una bomba del ejército. De ella tomaría el “Rochi” que hoy es símbolo de resiliencia y lucha, ya no con las armas que debió cargar durante once años en la selva, sino con una cámara la cual aprendería a manejar magistralmente de la mano de otra de sus comandantes, Liliana, quien había sido corresponsal de guerra.

Su lente ha sido testigo de sus años en la guerrilla; de la firma de la paz y de la búsqueda de la justicia social que le ha sido tan esquiva a los más vulnerables en este país.

Marcha del pueblo nasa y embera para rechazar la violencia en el resguardo las Delicias, en donde asesinaron al menor ambientalista Breiner David Cucuñame. 31-01-22.

Sus disparos, siempre certeros, permitieron captar imágenes que parecieran hablar por sí mismas, inmortalizando actos de coraje, denunciando excesos de violencia y exponiendo cómo la indiferencia poco a poco llevó al desespero.

Sus campañas feministas, animalistas, en pro de la diversidad y de lo “necesario para vivir bien” parecieron haber sido susurradas a su oído durante la campaña del Presidente electo Gustavo Petro, por lo que su fotografía se ha vuelto alegre, victoriosa y esperanzadora, tal y como se encuentran hoy los miles de corazones de los colombianos que ven en este cambio de gobierno la atención que tantas veces les ha sido negada.

Hoy Alexa Rochi se encuentra en la Plaza de Bolívar de Bogotá, sirviendo de testigo mudo del comienzo de este nuevo gobierno. Mañana su sublime talento la llevará sin lugar a dudas a lugares insospechados y maravillosos en los que, a través de su lente, continuará descubriendo injusticias que denunciar o triunfos que compartir, revelándonos en sus fotografías lo que en su momento indagaba el fotógrafo estadounidense Wynn Bullock:

“Cuando estoy haciendo fotos, lo que estoy haciendo en realidad es buscando respuestas a las cosas.”

Agradezco a Alexa Rochi el haberme permitido utilizar las fotografías de este artículo cuyos originales se encuentran en su cuenta de Twitter: @AlexaRochi_

-.
0
300
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus