De la Calle descarta coalición con Clara López, Gustavo Petro y Carlos Caicedo

Dijo que en las circunstancias actuales no le queda más remedio que caminar solo

Por: Tiberio Gutiérrez
Enero 09, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
De la Calle descarta coalición con Clara López, Gustavo Petro y Carlos Caicedo

Mientras tanto, Gustavo Petro invitó a Coalición Colombia a dejar las diferencias a un lado para llegar unidos

“Llamo de nuevo a configurar esa coalición enorme. Estoy dispuesto a buscar con generosidad reglas para escoger quién asuma la candidatura. Invito a la Coalición Colombia a reflexionar. No comparto la reticencia del doctor Fajardo en eludir una consulta interpartidista. La división solo favorece a las fuerzas del pasado”, agregó De la Calle.

Este es un hecho que marca una nueva situación política para las elecciones presidenciales con todas las implicaciones políticas que se desprenden de tal pronunciamiento. Al respecto presento las siguientes consideraciones:

En el evento de que voten 16 millones de colombianos en las presidenciales, si la coalición Uribe-Pastrana presenta candidato único a la primera vuelta, tendría que sacar la mitad más uno, que serían 8 millones un voto para ganar en la primera vuelta, lo cual veo difícil, por lo tanto pasaría a segunda vuelta con Vargas Lleras, porque por el lado de los del sí, Fajardo, Petro y De la Calle, si no se unen, individualmente no llegan a la segunda vuelta, lo que presentaría este dilema: ¿por quién votaría la gente del sí?, ¿por Vargas Lleras, por el candidato de la coalición Uribe- Pastrana o llamarían a votar en blanco como constancia histórica?

Así están las cartas políticas, de tal manera que a los defensores de los acuerdos de paz (Fajardo, Petro y De la Calle) no les va a quedar otro camino que encontrar el mecanismo que les permita llegar unidos con un solo candidato a la primera vuelta. Así las cosas, con los resultados de las parlamentarias del 11 de marzo se podrían empezar a acomodar las cargas para salvar los acuerdos de paz.

Claro que cada cual jala para su costal. A Fajardo le va bien en las encuestas, pero cuántos senadores y representantes sacará en marzo? Tiene la imagen pero no tiene la maquinaria. Lo mismo pasa con Petro. En cambio De la Calle, además del mejor discurso, tiene la maquinaria y de seguro sacará el mayor número de senadores y representantes entre los tres candidatos presidenciales a la primera vuelta.

Pero hay que decirlo con claridad: no tiene un camino de rosas. Estoy convencido de que se le va a venir una jauría de perros hambrientos tachándolo como el candidato de la Farc, como el que le entregó el país al terrorismo de las Farc, como el que auspició la impunidad para los criminales de las Farc, como también van a recordar la frase mal entendida de que uno no nace hombre ni mujer; y lo van a poner contra la pared como defensor del aborto, del matrimonio Gay y de la adopción de niños por parejas del mismo género. Pero no obstante, con muchas iglesias cristianas convertidas en partidos políticos para avivar el sectarismo religioso, como en el caso de Viviane Morales, con la mentira de la “posverdad” a la mano, a De la Calle le sobra capacidad de comunicación y tiene la elocuencia necesaria para llegar a las mayorías populares con un discurso sencillo y convincente. Sin embargo, Humberto de la Calle carga con el pesado fardo del Gobierno de Santos.

De tal manera que el verdadero plebiscito sobre la paz será en mayo de 2018. Aquí radica la importancia de las elecciones para el Congreso y sobre todo para la presidencia de la República. No se trata solamente del desarme de las Farc. Hay que aprovechar esta oportunidad para, primero que todo, cumplir con la implementación y desarrollo de los Acuerdos de La Habana, y del Teatro Colón, segundo, para acometer las reformar que está pidiendo a gritos la profunda crisis institucional, política, económica y social que está atravesando el país : la justicia, la educación, la salud, el sistema electoral, la reforma política, la reforma laboral, la reforma tributaria, la conservación del medio ambiente frente a la minería ilegal y la explotación de los hidrocarburos, en fin…

Con la decisión de Fajardo y ahora con la de Humberto de la Calle de caminar solos hasta la primera vuelta, falta ver que actitud asumen Petro y Clara López; si van a consulta en el primera vuelta, o desde ahora llegan a un consenso: ponerse de acuerdo en un solo candidato presidencial, para adelantar la campaña para el Congreso, o de una vez adherir a De la Calle o a Fajardo, sobre la base de un programa mínimo democrático que unifique y sirva de bandera para la campaña electoral.

En todo caso a la “lista de la decencia” para el Congreso de la República, le hace falta un solo candidato presidencial que pueda arrastrar una buena votación para senadores y representantes a la cámara, porque como están las cosas, con Fajardo y De la Calle definidos candidatos presidenciales hasta la primera vuelta, a Petro y Clara López no les queda otra opción que definir también una posición al respecto, porque con los bloques de Fajardo y de Humberto De la Calle definidos  hasta la primera vuelta, me parece un suicidio político para “la lista de la decencia” llegar desunidos a las elecciones de marzo con una sola lista al senado y dos candidatos presidenciales.

De cualquier manera todo está indicando que el laberinto de las coaliciones continuará con el suspenso de los reality hasta las elecciones del Congreso, para volver a barajar según sus resultados la posibilidad de una candidatura única a la presidencia de la República de los sectores democráticos que defienden los Acuerdos de La Habana, única posibilidad real de continuar con la construcción de la paz y de la democracia con justicia social.

En este sentido es muy interesante tener en cuenta el estudio realizado por la Corporación Nuevo Arco Iris, aparecido en El Espectador del 5 de Enero del año en curso: “Así se movería el Uribismo y el Vargasllerismo en la periferia para las elecciones de 2018”. Me perdonarán la cita tan larga pero es importante que la lean.

Un informe de la Corporación Nuevo Arco Iris señala los municipios en los que, por votación, habría fortalezas en las próximas elecciones a la Presidencia.

Las encuestas que se han conocido en las últimas semanas dan luces sobre cuáles son los candidatos con más opción para llegar a la Casa de Nariño. Sin embargo, y tal y como quedó demostrado con las mediciones que se hicieron durante la campaña del plebiscito para refrendar el Acuerdo de Paz, las realidades podrían ser otras. No sólo pasó en esa ocasión en Colombia, sino en Estados Unidos, con la disputa política entre Donald Trump y Hillary Clinton, y el Brexit en Reino Unido. Sobre todo, en la jornada electoral que se avecina, el país, la opinión pública y los medios de comunicación no pueden desconocer que en la política colombiana juegan una serie de factores que podrían tener mayor incidencia en los resultados esta vez.

Si bien Sergio Fajardo ha encabezado varias encuestas hasta el momento, hay elementos históricos y pragmáticos que convierten el escenario político colombiano actual en uno de los más complejos. Por ejemplo, el desgaste del proceso de paz y la baja aprobación del presidente Juan Manuel Santos han fortalecido el discurso de un sector del país que ha mostrado oposición a los acuerdos, de ahí que el candidato que resulte de la coalición de Uribe y Pastrana, es decir, Iván Duque Márquez, Marta Lucía Ramírez o Alejandro Ordóñez, tenga la oportunidad de capitalizar esa fuerza política, convertirla en votos y fortalecerse frente a otros candidatos de la baraja presidencial.

Por otra parte está Germán Vargas Lleras, un candidato que no sólo tiene un discurso fuerte y similar al del uribismo en cuanto a la “mano dura”, sino que detrás de él hay toda una estructura política sólida y una gestión de ocho años, desde el gobierno de Santos, como ministro de Vivienda y como vicepresidente, que se convierten en unas de sus mayores fortalezas en las regiones más alejadas del territorio colombiano. Es precisamente en ese sentido que la Corporación Nuevo Arco Iris presenta el primero de tres informes titulados El voto silencioso en la Colombia periférica, en el cual hace una comparación sobre la actividad política y las posibilidades del uribismo y el vargasllerismo de cara a las presidenciales de 2018.

La investigación completa cuantificó las tendencias y comportamientos políticos en 1.091 municipios con menos de 200.000 habitantes y 14 ciudades intermedias de 5’877.000 habitantes, cuyo comportamiento electoral es similar y en las que se presentan hegemonías electorales, para llegar al 60,2 % del total nacional. El estudio no tuvo en cuenta el 39,8 % urbano que vive en las 17 ciudades más grandes del país y parte de la premisa de que el uribismo y el vargasllerismo son las tendencias políticas que los demás rivales enfrentarán en los próximos comicios.

Según el documento, luego del plebiscito del 2 de octubre de 2016, el debate escaló más allá del Sí y el No y tomó fuerza una nueva posición que se centró en la revisión de los acuerdos de paz. “Ese elemento nuevo fue el vargasllerismo, que hoy no sólo ha consolidado su punto de vista, sino que ha forzado a sus eventuales contendores a asumir su discurso”, señala el informe. De hecho, Cambio Radical, partido de Vargas Lleras, asumió en el Congreso una oposición férrea a los acuerdos de paz, sobre todo en asuntos relacionados con la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) y las circunscripciones especiales, y pasó de ser una colectividad aliada del gobierno de Santos a hacerle la guerra a la implementación en el Legislativo.

De acuerdo con el análisis de los investigadores Hernán Pedraza Saravia, Sinduly Giraldo y Tilcia García, se puede decir que Vargas Lleras “gobierna en 195 municipios, es segunda fuerza en 181 y, en tiempo récord, trastocó las coordenadas uribista-antiuribista”. La cuantificación de las votaciones, dice el informe, deja concluir que el vargasllerismo domina en la región Caribe, el altiplano cundiboyacense, Nariño y Norte de Santander. Compite con el uribismo en Antioquia, el Eje Cafetero, Valle del Cauca, Tolima y Huila.

Por otra parte, y basado en resultados electorales recientes en los municipios periféricos tenidos en cuenta para este primer informe (603 de los 1.091), existen 373 municipios que mantienen su fidelidad al expresidente Uribe y a los postulados que se desarrollan desde su partido político. Sin embargo, hay 252 municipios “volátiles” proclives al antiuribismo y 162 decididamente antiuribistas. De igual manera, luego del estudio se pudo concluir que la “ofensiva vargasllerista” en Antioquia ha tenido éxito en 17 poblaciones de tradición liberal, en cinco de origen conservador y en dos que no han tenido antecedentes, para sumar 25.

A pesar de que Vargas Lleras no es el puntero único en las recientes encuestas, los demás candidatos tienen claro que es un contrincante de cuidado y que dispone de las maquinarias que marcan las diferencias en las jornadas electorales, en muchos casos por encima del voto de opinión. Una razón importante para ver las encuestas sólo como un ítem más entre los elementos para tomar decisiones estratégicas y electorales.

Así las cosas, Sergio Fajardo, Humberto De la Calle y Gustavo Petro, deberían buscar por todos los medios posibles un mecanismo de unidad para después de las elecciones de Congreso porque como está la correlación de fuerzas, el palo no está para cucharas y están peligrando seriamente al borde del abismo los acuerdos de paz.

 

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
570

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Señor alcade Petro, si lo veo, le doy en la cara

Señor alcade Petro, si lo veo, le doy en la cara

En video: con este abucheo los estudiantes de la Nacional recibieron al presidente

En video: con este abucheo los estudiantes de la Nacional recibieron al presidente

¿Se encuentra o no inhabilitado Gustavo Petro para ser candidato presidencial?

¿Se encuentra o no inhabilitado Gustavo Petro para ser candidato presidencial?

Armenta acepta segunda tutela a favor de Petro

Armenta acepta segunda tutela a favor de Petro