David Barguil, el capo mayor del Congreso

Con 73 ausencias, el conservador, quien como sus colegas gana 32 millones mensuales, encabeza la lista de los parlamentarios con más fallas según Trabajen Vagos, ¿ah?

Por: Diana Carolina Abril Giraldo
abril 08, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
David Barguil, el capo mayor del Congreso
Foto: Facebook - David Barguil Senador

Como se conoció recientemente, con un total de 73 ausencias, David Alejandro Barguil Assis es el congresista que más inasistencias tiene a las plenarias de la Cámara de Representantes. Pues bien, podría decirse que es "el capo mayor", pues entre sus colegas es el que más ha capado trabajo —la expresión es la misma que se usaba vulgarmente en el colegio cuando no se asistía: “capar clase”—.

Todo se supo gracias a Catherine Juvinao, vocera de Trabajen Vagos, quien informó por medio de varias entrevistas en los medios. De hecho, en la W habló en detalle sobre la investigación que se realizó durante seis meses sobre la asistencia e inasistencia de algunos congresistas a las plenarias que deben realizarse los martes y miércoles en el Congreso.

Cabe decir que no solo se trata de Barguil, sino de otros 29 congresistas ausentistas, según la veeduría ciudadana. Lo increíble del caso es la risa que causa que en Wikipedia, una de las páginas más buscadas y referenciadas del mundo, durante unos días al representante Barguil lo catalogaran en su perfil de vago y de honorable vago como adjetivo a su ocupación. Siendo así la descripción, deberían de igual manera estar los otros 29 congresistas mencionados con el mismo adjetivo de Barguil (lo que ciertamente, sería lo más justo y razonable). No obstante, esto no debería ser motivo de burla, puesto que se trata de quienes tienen el deber de representarnos y a quienes se les paga con los recursos de todos los colombianos, que podrían ser perfectamente útiles para cualquier otra causa diferente a la de "no trabajar".

Pues bien, desde que empezó a rodar por todos los medios la entrevista y la investigación previamente hecha por la veeduría Trabajen Vagos, la página web trabajenvagos.com también alertó e informó debidamente. Sin embargo, estuvo presentando problemas de acceso por varios días. Lo increíble del tema es entender cómo en Colombia suceden esos vetos a las funciones de las veedurías de ejercer vigilancia, fiscalizar, comunicar y denunciar para que cada uno de los habitantes en Colombia pueda saber si las cosas se están haciendo bien o no.

Por lo tanto, es inconcebible que cada vez que algo turbio sale a flote y desenmascara a muchos, a la vez los solapa a fin de proteger algunas imágenes de políticos que finalmente terminan siendo más importante que los intereses de millones de ciudadanos. De igual modo, independiente de las excusas que haya por parte de los congresistas o del margen de error de la investigación, hay una marcada inasistencia que está latente y en muchos de los debates se puede observar.

Sea como sea, es inmensamente triste que cada vez que una investigación sale a la luz se enfila como otra disipación más para el país y para los colombianos, sin contar con que empieza a tratar de ocultarse por parte de los que no quieren que estos “pequeños detalles” se sepan porque, entre otras cosas, esos detallitos cooperan para que muchos se encuentren en la inopia y peor aún cuando los ingresos de los congresistas con respecto al salario mínimo legal vigente y otros salarios de los trabajadores colombianos son tan abismales.

Para concluir, lo anterior y otras circunstancias hacen que sea mucho más inadmisible que suceda esto. Además, resulta injusto que los altos ingresos que percibe un congresista como Barguil abran más la brecha de la desigualdad, consientan que se siga encasillando a Colombia como uno de los países más desiguales del mundo y permitan que el trabajo de representar al pueblo termine equiparándose con los llamados “contratos de corbata” (por pura apariencia y sin ir a trabajar como se debiera).

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
5543

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
David Barguil, ¿el hombre de la renovación conservadora?

David Barguil, ¿el hombre de la renovación conservadora?

Peaje en Casa de Nariño para que Barguil llegue a la dirección conservadora

Peaje en Casa de Nariño para que Barguil llegue a la dirección conservadora

Nota Ciudadana
David Barguil y Heriberto Sanabria de sangre azul

David Barguil y Heriberto Sanabria de sangre azul

El activismo, la política, Twitter y los vagos

El activismo, la política, Twitter y los vagos