Cuestión de ego

"El ego de los individuos, las entidades y las estructuras sociales ha convertido a la política y por lo tanto al Estado en un culto a la personalidad"

Por: Leonardo Goez Ramírez
marzo 25, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cuestión de ego

Colombia es un país desgastante, tal como un niño al que hay que cuidar todo el tiempo por miedo a que se corte con unas tijeras o se tire desde algún mueble, pero al final del día eso es lo que hace. Febrero estuvo particularmente lleno de noticias y hubo dos que llenaron el panorama informativo del país.

La llegada tardía, cuando menos, de las primeras 50.000 vacunas al país y su aplicación, lenta como era de esperarse, en medio de bombos y platillos no solo por parte del equipo de Gobierno, sino de los medios. Y la barbarie, el anuncio de la JEP de que la cifra de falsos positivos no fue de 2248, como había dicho la Fiscalía, sino de aproximadamente 6402. Cuatro mil ciento cincuenta y cuatro personas más asesinadas por el Estado.

Sin embargo, entre estos dos hechos diametralmente diferentes, entre la posibilidad de volver a la normalidad y el recuerdo macabro de lo que era normal, hay un hilo conductor: el ego de los individuos, de las entidades, de las estructuras sociales han convertido a la política y por lo tanto al Estado en un culto a la personalidad.

El ego, entendido en esta columna como orgullo, puede llevar a dos cosas: la necesidad impulsiva de exaltar tus propios logros, así sea el mínimo requerido, así esté mal hecho o así sea más el costo que el beneficio; y la más peligrosa, la incapacidad absoluta de aceptar errores sin importar lo catastrófico que sea, lo inhumano que resulte o lo que requiera ocultarlos.

En Cali se retrasó cuatro horas el inicio de la vacunación por esperar al ministro de Justicia. Hay que mostrar, sin que importe cuántas vidas se pueden salvar en cuatro horas si no está el gobierno, la figura, el símbolo que alimente el ego. En paralelo y guardando las proporciones, el Estado asesinó más de seis mil personas para inflar cifras, para mostrar efectividad y poderío, pero, ¿a quién?, ¿a Colombia? A una Colombia que no ve cifras ni noticieros, que vota por personas y no por números. ¿A ellos mismos?, ¿tal vez un retorcido juego del ego?

Cincuenta mil vacunas de cuarenta millones más que un logro es un fracaso. El gobierno lo tiene que saber, no es algo que se escape a la obviedad, ¿por qué no aceptarlo? Porque es difícil hacerlo, hasta en la cotidianidad. Incluso cuando las consecuencias no son grandes para el que lo comete, si se admite el error, el castigo al orgullo propio duele. Más de una década se han intentado ocultar los falsos positivos. ¿Tanto pavor le tienen a la cárcel los responsables? Considerando su poder, ¿sería la cárcel su peor destino? O es más el miedo a lo que quedará en la historia sobre quiénes fueron y qué hicieron, la pérdida del papel de buen hombre. Y así se va yendo la historia de Colombia, en luchas de egos (¿masculinos?) en las que el premio y el castigo somos los colombianos.

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
VIDEO: Propinan golpiza a agente de transito en El Cerrito, Valle

VIDEO: Propinan golpiza a agente de transito en El Cerrito, Valle

La última imagen del gobernador kogui José de los Santos

La última imagen del gobernador kogui José de los Santos

La despampanante novia que tuvo Jesús Navarro antes de salir del closet

La despampanante novia que tuvo Jesús Navarro antes de salir del closet

Nota Ciudadana
¿Qué hacer hoy en Colombia?

¿Qué hacer hoy en Colombia?