Cuando Dilma Rousseff era guerrillera

A los 20 años la presidenta del Brasil empuñó el fusil contra la dictadura militar con la misma templanza con que ha logrado sostenerse en el poder

Por:
Mayo 10, 2016
Cuando Dilma Rousseff era guerrillera

El 12 de junio del 2014, durante la apertura del Mundial de Brasil, más de 60 mil asistentes al estadio Itaqueirao en Sao Paulo alzaron sus voces y entonaron durante tres minutos: “Ei, Dilma vai tomar no cú”. Se referían despectivamente a la presidenta brasilera que luchaba por su reelección, luego de su saludo protocolario en el partido Brasil Vs. Croacia:

No sería la primera vez que Dilma Rousseff se sometía a una humillación en público. Un año más tarde, alrededor de 30 millones de brasileros saldrían a las calles de São Paulo, Rio de Janeiro, Curitiba, Porto Alegre, Belo Horizonte, entre otras, para protestar contra el Gobierno Rousseff, presuntamente involucrado en el desvío de dineros públicos para apoyar intereses políticos y responsable de sepultar la economía brasilera que para esa época había entrado en un periodo de recesión.

Apoyados por medios de comunicación los protestantes exigían la renuncia de Rousseff. Recorrían las calles sujetando inflables con la cara de Dilma vestida de presa y gritaban en unísono que una revolucionaria y guerrillera comunista no podía hacerle frente a un país en crisis, con el Real devaluado, sin oportunidades de empleo y enmermelado por el escándalo de corrupción de Petrobrás. Su pasado nuevamente pesaba.

dilma-protestos

Foto: g1.globo.com

Con tan solo 17 años, Dilma Rousseff decidió vincularse a la Organización Revolucionaria Marxista de Brasil – POLOP– cuando terminaba el bachillerato en el Colegio Estadual Central de Belo Horizonte. Dilma había heredado de su padre –un poeta búlgaro que emigró a Brasil después de la Primera Guerra Mundial– el hábito de la lectura y el interés por las ideas trotskistas marxistas. Asistía a las reuniones del Grupo Revolucionario en la capital de Minas Gerais sin falta y defendía con vehemencia el socialismo justo cuando sus ojos veían caer a Brasil en manos del régimen militar comandado por Humberto de Alencar Castelo Branco y apoyado por Estados Unidos el 31 de marzo de 1964.

Fue allí, en la POLOP, que Dilma conoció a su primer marido, el periodista Claudio Galeno de Magalhães, con quien se casó a los 19 años y  se vincularía al Comando de Liberación Nacional (COLINA) para luchar –con fusiles AK-47– contra la dictadura que agobiaba al país. Sin embargo, nunca se comprobó que Dilma hubiera disparado una sola bala estando en esta guerrilla, que en su máximo esplendor alcanzaría más de 300 mil militantes.

Uno de sus alias fue Maria Guimarães Garcia, como lo señalan estos dos documentos falsos.

Uno de sus alias fue Maria Guimarães Garcia, como lo señalan estos dos documentos falsos.

En 1970, cuando hacía parte de la Vanguardia Revolucionaria Palmarés (VAR-Palmarés), Rousseff fue detenida por el Ejército Brasilero y arrestada por dos años y 10 meses en una cárcel de Sao Paulo,  donde recibió puñetazos, cabezazos, choques eléctricos; donde fue escupida, mordida, tildada de terrorista “hija de mil putas, mataste a miles de personas, comunista yi merda”. Todo mientras estaba amarrada debajo de una barra de hierro, con las manos encima de las rodillas y la cabeza colgando a 30 centímetros del suelo. Y aunque milagrosamente no murió, allí, en la cárcel, Dilma descubriría su verdadera resistencia.

Dilma siendo interrogada en la sede de la Auditoria Militar en Río de Janeiro a finales de 1970, según la Revísta Época, de propiedad de O Globo, el medio más grande del país. Sin embargo, varios portales independientes aseguran que la foto es en 1972, luego que Dilma saliera de la cárcel.

Dilma siendo interrogada en la sede de la Auditoria Militar en Río de Janeiro a finales de 1970, según la Revísta Época, de propiedad de O Globo, el medio más grande del país. Sin embargo, varios portales independientes aseguran que la foto es en 1972, luego que Dilma saliera de la cárcel. Los militares atrás se cubren el rostro

Esta presunta orden de captura circula desde hace varios años en internet y condena a Dilma por cometer seis asaltos y un intento de homicidio, cuando era militante de la POLOP entre 1967 y 1970. Sin embargo, su veracidad no ha sido confirmada

Esta presunta orden de captura circula desde hace varios años en internet y condena a Dilma por cometer seis asaltos y un intento de homicidio, cuando era militante de la POLOP entre 1967 y 1970. Sin embargo, su veracidad no ha sido confirmada

Las fotografías y huellas de Dilma cuando fue detenida por el Ejército en São Paulo

Las fotografías y huellas de Dilma cuando fue detenida por el Ejército en São Paulo

En 1973, abrigada por la Ley de Amnistía que la permitió salir de prisión, Dilma viajaría a Porto Alegre, en el sur de Brasil para continuar sus estudios y posteriormente vincularse a la vida política. Allí se incorporaba al recién fundado Partido Democrático Trabajador (PDT) hasta 1998, cuando decidió unirse al Partido de los Trabajadores (PT) comandado por Luis Inácio Lula da Silva y continuar su lucha por un Brasil más inclusivo. Por eso no dudó, cuando era ministra de Minas en 2005, en llevar luz a las áreas rurales de ese otro Brasil olvidado: el del norte, cubierto por la selva amazónica, y el del nororiente, explotado y acabado como La Guajira en Colombia.

El pasado de Dilma le permitió conocer hasta dónde llegan sus límites. Aunque es dulce con las personas y divertida entre amigos y familiares, es muy exigente consigo misma y en su trabajo. Por eso, cuando en 2009 se enteró que tenía cáncer linfático,  se prometió a sí misma luchar contra esa enfermedad, de la misma manera que hoy lucha para derrotar el proceso de destitución que enfrenta como presidente, que ya entró en una etapa crucial en el Senado y que la podría sacar del poder el 31 de agosto de 2016.

 

Publicidad
0
6336
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Rousseff  y Aécio Neves por la presidencia de Brasil

Rousseff  y Aécio Neves por la presidencia de Brasil

Nueva técnica del golpe de Estado

Nota Ciudadana
Cinco puntos para entender la crisis en Brasil

Cinco puntos para entender la crisis en Brasil

Irrespetando a 49 millones de brasileños

Irrespetando a 49 millones de brasileños