Criminalidad santa en Popayán

En la ciudad blanca las autoridades ocultan los atracos y el asesinato de un líder indígena para no espantar turistas en la Semana Santa

Por: Joaquín Valencia
marzo 16, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Criminalidad santa en Popayán
Foto: lignumcrucis.es

A dos cuadras y media de la gobernación, en el parque Caldas, a plena luz del día, cuatro balazos repartidos entre la cabeza y la espalda, mataron a William Alexander Olme Alarcón. En su mano quedaron 20 millones de pesos que los asaltantes no alcanzaron a llevarse. Al otro día el centro histórico de Popayán estaba lleno de gente: era la primera vez en 15 años que un féretro se paseaba frente a la estatua del sabio Caldas. Ningún medio de comunicación nacional informó del hecho.

En la noche del martes cuatro motociclistas armados encerraron en el baño de la fundación cultural Pedro Paz Rebolledo, a un niño, tres mujeres y un anciano, mientras se llevaban cuatro computadores, cinco celulares, plata en efectivo y un software donde venía la logística que iban a usar para los niños cargueros en plena Semana Santa.

En las últimas semanas, el robo de motos, el raponeo, el cosquilleo, las extorsiones, se han disparado en Popoyan ante la indiferencia de la Policía. Aunque las autoridades y los medios naciones insistan en mostrar a la ciudad blanca como una ciudad cobijada por una serenidad centenario, sobre todo ahora que se viene la emblemática fiesta de la semana mayor, los payaneses están de lejos de sentirse seguro y se preguntan si el alcalde y el comandante de la policía están falseando estadísiticas para no ahuyentar a los turistas que llegarán a Popayán.

El propio alcalde Cristian Gómez, mientras era candidato del partido Verde, fue víctima de un atraco dentro de un restaurante en el sector de la Pamba, en pleno centro histórico. Allí los ladrones le quitaron 20 millones de pesos.  Pero en el centro no es el único lugar de la ciudad donde roban a diario motos, carros y atracos a mano armada. En la vía a Pasto se acostumbraron los viajeros a soportar retenes, impuestos por la delincuencia común, en donde los piratas terrestres saquean buses de servicio público y carros particulares.

En las partes altas de las Comuna 7 y 2, las pandillas juveniles empiezan a pulular como hongos. Cada vez son más los enfrentamientos que pasaron del cuchillo y el machete a la pistola y el revólver. Otra vez la policía y la administración municipal, minimizan los hechos.

Los 10 mil millones de pesos, que le entran al municipio beneficiando a hoteleros, dueños de restaurantes, comerciantes, artesanos y transportistas, corren de peligro de desaparecer si el escandaloso aumento de las cifras delincuenciales se hacen públicas.

Aunque la comunidad sabe de la importancia económica que representa la celebración de la Semana Santa en Popayán, son conscientes que no se pueden seguir ocultando estas cifras para atraer al turista. Los payaneses nos preguntamos de qué forma pueden ayudar a las autoridades a resolver este problema que nos afecta a todos.

 

-.
0
1382
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El Cauca le dice Sí a la paz

El Cauca le dice Sí a la paz

Taller de Periodismo Digital y Ciudadano de Las2Orillas en Popayán

Taller de Periodismo Digital y Ciudadano de Las2Orillas en Popayán

Nota Ciudadana
Las redes sociales como escenario de lucha social

Las redes sociales como escenario de lucha social

Nota Ciudadana
Jóvenes del Cauca se la juegan por la paz

Jóvenes del Cauca se la juegan por la paz