Cómo lograr un país sin políticos de oficio: un manifiesto

"Es hora de construir un país sin cargaladrillos de este cáncer"

Por: Andrés Óliver Ucrós y Licht
julio 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cómo lograr un país sin políticos de oficio: un manifiesto
Foto: Pixabay

Empezaré esta columna con esta afirmación: La democracia colombiana es un falso positivo.

La “evolución” de la guerra bipartidista

La tensión política colombiana sigue siendo no por el modelo económico sino por el poder de contratación: Caciques de izquierda (Colombia Humana, Mais, Polo) y derecha (Centro Democrático, Cambio Radical, Partido Liberal, Partido Conservador, Partido Verde y afines) siguen alimentando la polarización, enfrentados al igual que liberales y conservadores de los años 40 por la capacidad de beneficiarse con contratos. No creo incurrir en un anacronismo histórico al decir, que sumada la variable narcotráfico, los paramilitares son los nuevos chulavitas y la guerrilla los nuevos cachiporros.

El atraso que genera la polarización del país

En Alemania hace 80 años se discutía si era apropiado o no implementar la energía nuclear. En Colombia seguimos discutiendo si el candidato que maneje la contratación del país es el de Uribe o es Gustavo Petro. También creo que Fajardo es un caballo de Troya del uribismo.

Microfederalismo, ¿el fin de la corrupción?

Si Uribe y Petro tuvieran la intención sería de acabar con la corrupción, tendrían un proyecto de reforma constitucional para que la ejecución de los recursos nacionales se haga directamente en las comunas sin intermediarios. La lucha en Colombia no es por el modelo económico sino por la contratación.

La solución no es otro frente nacional

La única forma de salir del ciclo conflicto armado por política y frente nacional es quitándole la capacidad de contratación a los políticos y dándosela a los empresarios y logrando que la ejecución de los contratos la hagan en los barrios las juntas de vecinos, sin que el poder discrecional de contratación recaiga en una sola persona, es decir, en los presidentes de acción comunal, o la corrupción tendrá un nuevo nido. Deben ser las juntas de vecinos.

Una tercera vía para superar la polarización

Somos un país premoderno, con ínfulas absurdas (postradicional), tanto en lo académico, en lo político, lo moral, lo económico y lo social. Nuestra incipiente ciencia, incapaz de tener pares en las mejores universidades del mundo, no está al servicio de la sociedad. A los doctores (Ph.D.) no les interesa que haya otros doctores más competentes, ni tampoco las Universidades capitalinas miran más allá del cerro de Monserrate y de Guadalupe. Todo el dinero de Colciencias para becas de doctorado se queda sin ejecutar.

Y el problema es que todos los actores que podrían transformar la sociedad no se basan en la ciencia sino en creencias. El cura se basa en creencias; el académico se basa en creencias para otorgar el acceso a las becas; el político se basa en creencias y promueve creencias violentas. Todo aquello basado en creencias y no en ciencia suele experimentar alguna clase de degradación. ¿Evidencias históricas? El misticismo práctico convertido en religión y luego en Cruzadas; el sano deporte, en el circo romano rentable y hoy en las barras bravas; las necesidades de unos, en política y está en conflicto armado. La polarización que desemboca en el fanatismo y la violencia es un puto hongo que prolifera en la oscuridad del corazón de las masas emocionalmente analfabetas.

Voy a crear a partir de esta columna la Fundación País Sin Políticos de Oficio para construir un país sin cargaladrillos de este cáncer; sin gente cuya única esperanza de trabajar dependa de una campaña política; o un ascenso a su cargo por concurso, a esas sinuosas relaciones con la contratocracia, teñida y tañida de fanatismos absurdos. Debemos tener un lugar de convergencia aquellos que estamos hartos de los mesiánicos que han hecho sus arcas a merced de los serruchos de la contratación pública. Empresarios, apoyando iniciativas privadas al margen del gobierno y con proyectos de autosustentabilidad asociados al campo. Alguien dijo: “Cultivar tu propia comida es como imprimir tu propio dinero”.

Solo una democracia erigida a partir de numerosas minorías y que trabaje al unísono en proyectos al margen de la política tradicional puede funcionar. La política tradicional es metonómica: ha tomado el lugar de causa y no de efecto. Quienes quieran unirse a esta iniciativa los invito a escribirme: [email protected]

Continuará…

-.
0
202
Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

Un Honduras polarizado se prepara para elegir a su nuevo presidente

Un Honduras polarizado se prepara para elegir a su nuevo presidente

Hitchcock, un enfermo sexual que se escondía tras el oficio de director

Hitchcock, un enfermo sexual que se escondía tras el oficio de director

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus