Opinión

Cómo el mundo de la imagen tiene otro destino

Diana Beltrán muestra sus últimos trabajos sobre la fotografía en tercera dimensión con una técnica muy personal

Por:
julio 17, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cómo el mundo de la imagen tiene otro destino
Diana Beltrán, Líneas suspendidas

En la galería Look Around -Observe a su alrededor- en el distrito del arte en el barrio San Felipe, Diana Beltrán muestra sus últimos trabajos sobre la fotografía en tercera dimensión. Lo logra recortando pedazos del cuerpo y creando imágenes que sostenidos por alfileres la ayudan a descubrir una tercera dimensión en la fotografía.  Esa es su técnica. Y al mismo tiempo, le otorga a esta nueva etapa de su obra, un anonimato especial de figuras sin nombre. El sentido del ser personal se desarma mientras reorganiza el orden de un mundo privado.

Ahora, en cuanto a la forma de operar la “deconstrucción” del arte, podemos tener presente varios temas importantes para entender esta aproximación: no existe un sistema establecido del orden; el tiempo y el espacio son causas y efectos de una sintaxis propia y por lo tanto, se reconoce la casualidad como final.

 

Alfiler & Foto

 

La imagen fotográfica de Diana Beltrán tiene un movimiento en el caso de las figuras femeninas. Las masculinas son más estáticas y las presenta con líneas de agujas en el vacío. Busca que la luz revele las sombras en la pared. Es solo el reflejo de la figura o quizá, la esencia misteriosa de un hombre que lo contienen las ajugas. Argumento que pone en evidencia el antiguo trazado de la costura en la presencia femenina. Al dejarlo como una línea simple, también descubre que solo existe fondo y una forma. Así nos queda el misterio de la imagen sin contenido. Mientras niega la apariencia la razón social y  personal de un vestido.

Con la figura femenina, la aproximación de Diana Beltrán es diferente. Importa su trabajo fotográfico, la artista está atenta a la expectativa de deformarla y volverla a construir desde un otro interés que reside más allá en el término de nuestros pensamientos. El presente existe más señalado, las imágenes muestran más la voz del asombro, pero donde se puede indagar su causa. La apariencia existe, la expresión corporal tiene centro, el manejo del cuerpo tiene tiempo. La vida se vive desde adentro. Pero con su técnica desconcierta el foco de atención. Importa la desintegración tanto cómo los niveles espaciales como en los formales. Diana Beltrán se ubica en una nueva realidad de agujas y pequeños redondeles y en esa distancia milimétrica nos muestra cómo esa corteza desmenuzada de los límites mantiene la sustancia de una forma.

 

Cubos

La deconstrucción en el arte es parte de la idea de Marguerite Yourcenar cuando afirma que tenemos que avanzar mientras vamos más allá de nuestras fronteras.

 

-.
0
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El olvido que no seremos

El olvido que no seremos

La feria hueca

La feria hueca

La agonía de una clínica

La agonía de una clínica

Chuck Close, un sobreviviente

Chuck Close, un sobreviviente

Cartagena, la historia como fachada de restaurante

Cartagena, la historia como fachada de restaurante

Imágenes Regionales: ¿más burocracia que arte?

Imágenes Regionales: ¿más burocracia que arte?

Cuando la vida nos sorprende

Cuando la vida nos sorprende

No soy nada, pero lo tengo todo

No soy nada, pero lo tengo todo