Comienza la guerra abierta y salvaje en el Cauca

El día de la llegada de Duque, Santander de Quilichao, Suárez y Padilla amanecieron con bombas. El Ejército respondió y nosotros, los campesinos, en la mitad.

Por: Escuela Intercultural de Suárez Cauca
agosto 07, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Comienza la guerra abierta y salvaje en el Cauca

Los que viven en el casco urbano de Suárez, Cauca, se despertaron temprano este 7 de agosto festivo: a las 4:42 de la mañana sonaron varias explosiones. Le tiraron bombas a la estación de policía, y luego el retumbar de los fusiles. Uno de los policías, Brayan Adolfo Lugo, resultó herido.

El Ejército reaccionó y persiguió a las disidencia. Las alcanzaron a una hora del pueblo, en una vereda llamada Betulia. Una hora duró el combate. Helicópteros, explosiones y ráfagas de fusil, el sonido de nuestro día a día en épocas de la guerra, sonidos que desde el 2016 por acá no se escuchaban. Pero volvió la guerra.

Día violento en Suárez. La repudiable explosión en la estación del policía, y los duros combates en Betulia, montaña arriba. A los defensores de DD. HH, que por favor estén alertas. Nosotros, cuidémonos mucho. Las2orillas Proclama Del Cauca TuBarco Programa Somos Defensores Misión de Verificación de la ONU en Colombia Centro de Estudios para la Paz - CesPaz Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos - CPDH Ministério do Interior Procuraduría General de la Nación Gobernación del Cauca

Posted by Suárez, La Casa Grande Del Cauca on Tuesday, August 7, 2018

Las disidencias, el Frente 6to por acá, crecen cada día más. Las promesas de Santos se quedaron ahí, en promesas. Este municipio quizo dejar la coca, pero los funcionarios del posconflicto nos dejaron plantados varias veces. Nos dejaron tirados.

En los combates cayó muerto un disidente de las Farc, y varios artefactos de guerra quedaron tirado por la vereda - Foto: Red de Apoyo

La fuerza pública, muchas veces aliada con narcos, paramilitares y en algunos casos con las disidencias en lugares como Argelia y Tumaco, cuando entra es con todo y terminamos los campesinos en la mitad.

Padilla y Santander de Quilichao amanercieron igual, con bombas. El norte del Cauca no descansa.

Desde este territorio hermoso que ha vivido la guerra sin cuartel, solo le pedimos al nuevo gobierno que cambie su forma de pensar: los campesinos no somos guerrilleros, los campesinos cocaleros no somos narcotraficantes, y no todos los que vivimos en zonas de guerra somos guerreristas. Por favor cumpla las promesas de Santos, tenga la altura para ganarse el puesto que podría tener en Colombia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
10950

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Coca, el fracaso de Santos

Coca, el fracaso de Santos

Nota Ciudadana
Desplazamiento masivo por combates en Suárez, Norte del Cauca

Desplazamiento masivo por combates en Suárez, Norte del Cauca

Nota Ciudadana
La decisión de Márquez, Santrich y El Paisa nos condenará a 16 años de uribismo en el poder

La decisión de Márquez, Santrich y El Paisa nos condenará a 16 años de uribismo en el poder

Nota Ciudadana
El triste olvido de los derechos humanos en Colombia

El triste olvido de los derechos humanos en Colombia