Comfamiliar del Huila se cae a pedazos

La Caja de Compensación Familiar del Huila, “ante una crisis económica, decidió poner en venta sus supermercados”. ¿Cuáles son las causas y quién es el responsable?

Por: Alexander Molina Guzmán
septiembre 20, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Comfamiliar del Huila se cae a pedazos

Puede ser cierto que las crisis económicas afecten más a unas empresas que otras, pero también es cierto que la fortaleza para superarlas está en la capacidad de quienes las dirigen para mantenerlas a flote y otra vez boyantes.

La última noticia de la Caja de Compensación Familiar del Huila es que “ante una crisis económica esta caja decidió poner en venta sus supermercados”. Así no más. Una empresa que hace unos años era como de “mostrar” se fue cayendo a pedazos. Si hace una década venían en crisis los supermercados, como también la EPS, por ejemplo, ¿por qué se permitió que esa crisis continuara?

Esta caja diversificó el portafolio de servicios en subsidios para vivienda; en líneas de crédito para compra de cartera, para libre inversión; en oferta educativa, entonces montó colegio y centros de desarrollo infantil; en oferta recreativa, entonces montó Playa Juncal y el Club Los Lagos, así como gimnasios; también, se dedicó al turismo y a la recreación; pero también, tenía supermercados y droguerías; sin olvidar su oferta de salud, pues tiene IPS y EPS. Como que se dedicó a muchos negocios sin ser especialista en ninguno, ¿en verdad la caja tenía la capacidad de competir en el mercado con este amplio portafolio de servicios, sostenerlo en el tiempo y superar a otras empresas?

¿Cuál es la responsabilidad de los sucesivos consejos directivos en la sucesiva crisis de la caja? Porque es el grupo que dirige. ¿Algunas personas sí tenían (tienen) la capacidad de pertenecer a este consejo?  Se puede suponer que para pertenecer a un consejo de una empresa de esta envergadura, con semejante portafolio de servicios, se necesitaría tener mucha experiencia, capacidad de trabajo y visión empresarial para estar ahí. Y, por supuesto, también valdría saber qué tanta responsabilidad ha tenido la clase dirigente del Huila en el declive de esta caja. ¿Tienen o no responsabilidad en el problema?

Porque como que queda en el ambiente que la caída de esta caja es producto solo de “la crisis económica”. Pero no. Porque pueden existir varios factores que han incidido en el problema. Y factores reales, ciertos, y de carne y hueso. Por ejemplo, el caso de Armando Ariza Quintero, quien duró más de 20 años como director y, al parecer, enriqueciéndose de manera fraudulenta con los negocios de esta caja de compensación; de hecho, este año recibió dos condenas, una de más de 12 de años de cárcel por el recobro tramposo en medicamentos. Entonces, es válida la pregunta: ¿cuántos “factores Ariza” han socavado la solvencia de esta caja?

En verdad, los afiliados de la caja, la ciudadanía, los huilenses, merecen saber qué ha pasado y qué está pasando con esta caja. Porque hay cosas que no embonan, que no encajan. La caja se derrumba y como que no pasa nada. Alguien debería atreverse a echar bien el cuento de su descalabro, de su desplome y de los culpables.

-.
0
7200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus