¿Colombia laica, homófoba o cristianofóbica?

"La apertura al pensamiento, y la aceptación de las identidades de género no son ningún ataque al cristianismo"

Por: Juan Álvaro Medina Lerzundy
junio 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Colombia laica, homófoba o cristianofóbica?

Colombia es un país donde su Constitución la declara como laica, pero en los últimos años han surgido movimientos que anteponen sus intereses religiosos sobre las minorías, y buscan beneficiarse de las personas por medio de sus convicciones religiosas.

En la Constitución Política que rige en Colombia desde 1991 se declara a esta nación como laica, de libre credo, así se confiere en los Artículos 18 y 19 de tal Carta Magna; además la Corte Constitucional, la cual es la encargada de la revisión, aprobación o declaración de nulidad de las futuras leyes ha ejercido una fuerte lucha por mantener el estado de laicidad en la nación en los últimos 5 años.

“La Corte Constitucional de Colombia es la entidad judicial encargada de velar por la integridad y la supremacía de la Constitución. La Corte Constitucional ejerce la guarda de la integridad y supremacía de la Constitución en los estrictos y precisos términos de los artículos 241 al 244 de la Constitución Política.”

¿A qué viene esto? En los últimos años se han ido generando movimientos que rompen con ese estado, una manifestación pública entre la religiosidad y jurisprudencia, que busca anteponer los ideales personales antes que el bienestar de la población, y sobrepasar los derechos de las mal llamadas minorías.

Personajes de la talla de Alejandro Ordóñez Maldonado, exprocurador general de la nación, Viviane Morales, senadora del Partido Liberal y algunas autoridades locales, sostienen en algunos casos que la Biblia prima sobre la Constitución, como así lo hizo Juan Carlos Suárez, Jefe de Planeación del Municipio de Yopal.

Desde el hecho de desprestigiar y poner en tela de juicio su capacidad de ejercer funciones a un ministro, por declararse agnóstico, hasta el difundir ideas mal intencionadas sobre políticas de educación y armar grupos sectarios para la difusión de estos se encuentran entre las tácticas predilectas de estos mal llamados hacedores de la política colombiana.

“Lo del ministro Gaviria es importante por varias razones, primero porque se salió del clóset manifestado públicamente su ateísmo (…) pero lo importante es que devela la razón de ser del Gobierno, devela la agenda del Gobierno en estas materias de carácter cultural, ese fanatismo laicista, fanatismo agnóstico”.

Esto declaró Alejandro Ordóñez, para Caracol Televisión, en respuesta a las afirmaciones realizadas por  Gaviria en una entrevista para este mismo medio.

Con frases de este estilo, se expresa un sentimiento homófobo, y de sectarismo a las personas cuyos ideales no coinciden, estos mal llamados políticos atacan y argumentan en la defensa de lo que ellos creen lo correcto.

Mientras el Estado procura ir desarrollando políticas para poner en al alcance de todos los mismos derechos, y generar un estado de equidad, igualdad y prosperidad, debatiendo leyes a favor de las licencias de maternidad, paternidad, adopción igualitaria, matrimonio entre parejas del mismo sexo, aprobación de la eutanasia y aborto.

Algunos líderes religiosos empezaron a levantar la oreja cuando a mediados del 2016, por Facebook empezaron a difundir una supuesta cartilla de educación sexual, en la cual se abordaban temáticas como la identidad de género, y el desarrollo sexual, cuyo contenido era más pornográfico que educativo. Las supuestas cartillas, provenían del MEN, Ministerio de Educación Nacional, en una propuesta para enseñar sobre educación sexual en Colombia.

El contenido de estas empezó a generar alarma en la población y más se demoró el gobierno en responder que los padres de familia en exigir explicaciones sobre el asunto en cuestión.

“Para dar cumplimiento a la sentencia T478 del 2015, mediante la cual la Corte Constitucional ordenó al Ministerio de Educación Nacional implementar el Sistema Nacional de Convivencia Escolar y revisar de manera ‘extensiva e integral todos los manuales de convivencia en el país, para determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes y para que incorporen nuevas formas y alternativas para incentivar y fortalecer la convivencia escolar’.”

Resulta que las cartillas difundidas por las redes sociales eran falsas, y que el MEN, si tenía en sus planes la elaboración de la cátedra de educación sexual en los colegios colombianos, pero las reacciones de algunos docentes y padres de familia con el apoyo de las comunidades cristianas mal interpretaron el objetivo de tal cátedra, y enmarcando una consigna de que los movimientos LGTBI estaban moviendo los hilos, para así tener el control del estado e inculcar una cultura homosexual en la futura generación de colombianos.

Cuando el objetivo que tenía el MEN era el acatamiento de una orden de la Corte Constitucional, después de su intervención por el suicidio de Sergio Urrego, debido a que en su colegio no era respetado por su orientación sexual, siendo víctima de bullying por parte de compañeros y directivas de la institución donde estudiaba.

De todo este revuelo, surgen dos personas que se han abanderado de una causa a la llaman “Firmes por Papá y mamá”, el pastor Oswlado Ortíz, abogado bogotano, y la senadora del Partido Liberal, Viviane Morales.

Oswaldo, más conocido como SúperoOOTv en redes sociales, debido a la realización de vídeos de opinión y prédica religiosa por internet, fue y sigue siendo uno de los críticos principales de las propuestas de igualdad surgidas tanto por el estado, como por la empresa privada. Este pastor aprovechó el asunto de las cartillas para popularizarse y llevar mensajes lascivos a sus seguidores. Ha sido el apoyo para las campañas del No al plebiscito, el referendo por abolir la adopción de parejas homosexuales y padres solteros, además de los ataques por redes sociales a Bancolombia por optar por una política de género.

Viviane Morales, gestora del movimiento “Firmes por Mamá y Papá”, en el cual Oswlado se abanderó, la idea del movimiento era la recolección de firmas para la gestión de un referendo en donde se tumbaría o mantendría la aprobación de la Corte Constitucional sobre la adopción homoparental realizada a finales de 2015.

SuperOOTv, por medio de sus redes sociales argumentaba la conformación de un Lobby Gay dentro del gobierno, una clara alusión a la Ministra de Educación de ese entonces Gina Parody, y otros miembros de los ministerios, senado y congreso de orientación sexual diferente a la heterosexual.

El pastor cibernauta afirma que el movimiento de “La Comu” es para ejercer un control del estado por medio de su victimización, y que ha generado un odio o recelo a quienes como el ejercen su derecho a expresar su desaprobación con ellos, llamándole: “Cristianofobia”.

Este término ha tomado resonancia, y está siendo implementado por los politiqueros de turno, que ven en las comunidades cristianas su salvación para el próximo año, Alejandro Ordóñez, exprocurador y actualmente precandidato presidencial, es uno de estos personajes, que vio en las comunidades cristiana y católicas una forma de hacer política.

Solo queda por decir que la apertura al pensamiento, y la aceptación de las identidades de género no son ningún ataque al cristianismo, y que de cierta manera el actuar de los padres al demostrar el interés en lo que se les enseña a sus hijos es algo bueno. Pero no debemos anteponer nuestras convicciones religiosas en el actuar político del estado, porque la política es la vara en la que se mide la convivencia e igualdad en las naciones.

Quiero decirle a la Corte Constitucional, Senadores y Congresistas que respetan el estado laico que deben seguir así, defendiendo y promoviendo las leyes que den apertura a lo distinto, reconocer que todos somos esencias distintas, pero con los mismos derechos es el avance que necesita Colombia. El abrir los ojos y comprender que todos somo iguales jurídicamente sin importar sexo, raza u opinión es de los sentimientos más lindos que puedan existir.

No nos dejemos manipular por los políticos que quieren anteponer su bienestar primero que el bienestar de quienes los eligieron. Sigamos promoviendo las cátedras educativas, sigamos promoviendo el libre pensamiento y verán como de a poco los odios y resentimientos se irán terminando.

-.
0
1345
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Virgen de Chiquinquirá, un patronazgo inválido en tiempos de Estado laico

Virgen de Chiquinquirá, un patronazgo inválido en tiempos de Estado laico

Nota Ciudadana
Colombia es un Estado laico, pero no ateo

Colombia es un Estado laico, pero no ateo

Nota Ciudadana
¿Colombia es realmente un Estado laico?

¿Colombia es realmente un Estado laico?

Nota Ciudadana
Juzgado le ordena al Valle retirar crucifijos y no hacer misas

Juzgado le ordena al Valle retirar crucifijos y no hacer misas