Colombia, la miopía en un país feudalista

"Mientras que los países que nos pasan en desarrollo siguen avanzando, aquí en nuestro país, seguimos con discusiones que parecen arcaicas"

Por: Manuel García
agosto 23, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Colombia, la miopía en un país feudalista
Foto: Archivo Minuto 30

Dicen, los que quieren explicar el "subdesarrollo" colombiano, que somos un país joven y que no hemos evolucionado como otras culturas con mayor historia. Bueno, interesante teoría, aunque los hechos contradicen esa afirmación: Singapur, uno de los países líderes en temas como biotecnología, robótica, entre otros, tiene, como Estado independiente, una historia nacida en 1965. Sin más lejos, las colonias originales que crearon los Estados Unidos de América, lograron su independencia en 1776, es decir, 43 años antes de lo que lo hizo la Nueva Granada. No es una diferencia para nada sustancial en tiempo.

Realmente, al que quiere explicar que Estados Unidos se convirtió en lo que es hoy, gracias a su independencia temprana, le va a ser muy difícil explicar el por qué, incluso hoy Colombia no es igual al Estados Unidos de 43 años atrás, es decir, 1973; cuando ya la nación del norte tenía adelantados programas de exploración espacial, temas de computación avanzada y otras tantas cosas que hoy parecen temas comunes. Y más difícil aún que nos imaginemos a la Colombia de 43 años en el futuro, como los Estados Unidos de hoy. Cada día, de hecho, parece mucho más grande la brecha entre desarrollo al comparar las dos naciones.

Hace unos días leí un artículo muy interesante, que me hizo reflexionar profundamente sobre las causas que nos han llevado a esta brecha que tenemos, frente a algunos casos particulares como los que mencioné anteriormente. El artículo, aparecido en USA Today, discutía, no los trabajos que se perderán por la automatización y robotización de procesos, sino lo que va a suceder con los humanos que van a quedar vacantes. Una conclusión muy válida de dicho artículo, mencionaba que los procesos de educación y de capacitación del ser humano tienen que ser muy diferentes en el futuro, pues los humanos deben adquirir nuevas habilidades para nuevos trabajos que no van a ser reemplazados por robots y por inteligencia artificial.

Es inevitable, desde todo punto de vista, que los procesos automáticos van a seguir dominando el futuro, ganando cada vez mayor protagonismo dentro de la vida diaria. Sin embargo, y a diferencia de lo que muchos creen, seguirán existiendo una gran cantidad de trabajos que requerirán de todo el talento del ser humano y que no podrán ser (por lo menos en el futuro inmediato) reemplazados por máquinas. Entre esos trabajos, se contaban aquellos que requieren de una alta dosis de comunicación y de pensamiento crítico, a la vez que se centran mucho más en el servicio, y menos en la operación y el trabajo físico (estos últimos sí que son reemplazables).

Bien, todo esto va enfocado a lo siguiente: volviendo con el tema Singapur, hace unas semanas las noticias nos informaron que ya por el centro de dicha ciudad, corren taxis que no necesitan de un conductor para desplazarse, y que son totalmente controlados por máquinas que llevan el pasajero del punto A al punto B, sin ningún inconveniente. Y mientras que los países que nos pasan en desarrollo (incluso los más jóvenes que Colombia) siguen avanzando, aquí en nuestro país, seguimos con discusiones que parecen arcaicas: se declaran plataformas como Uber y Cabify como ilegales, en vez de integrarlas al contexto general del servicio de transporte que lo vuelva más dinámico, eficiente y útil para la ciudadanía.

Los taxistas declaran la guerra a los servicios prestados por medio de dichas plataformas, en vez que el Gobierno elabore un plan de capacitación para el gremio de los conductores con el fin de que el servicio sea cada vez mejor y afronten (no peleen) el nuevo orden que se crea por medio de la tecnología, de una mejor manera y puedan tener diferenciales que permitan que tomar un taxi sea una experiencia inolvidable. Como decía el artículo del USA Today, toca preparar al ser humano para el futuro. Me pregunto, ¿qué harán los conductores de taxi dentro de 50 años cuando los carros en el mundo sean todos manejados de forma automatizada? Puede ser lógico pensar que, a los dueños de taxis, si llegaran los carros robóticos hoy, preferirían esos carros, pues no toca “pagarle” al conductor del carro. Mayores ganancias, porque los costos bajan. Ahí, en ese punto, no habrá derecho al trabajo que valga; como es la consigna de hoy en contra de las plataformas de transporte. Porque el punto no es el trabajo, es la defensa de los feudos que tiene el país y que nos hemos acostumbrado a ver pasar delante de nuestros ojos, así no más, como algo del común.

El servicio en la actualidad es esencial, y cada vez más lo será en los trabajos del futuro. Termino con el último caso que me sucedió en un taxi: tomé el servicio del Hotel Dann de Barranquilla hacia el aeropuerto de dicha ciudad. Un trayecto de aproximadamente una hora, teniendo en cuenta el tráfico de la avenida circunvalar que nos encontramos. Sin preguntar, el taxista le subió el volumen al radio para escuchar lo que él quería (no era música, era otra cosa), y nunca tuvo en cuenta la opinión del pasajero. No estoy en contra del servicio de taxis ni a favor de Uber o de otra plataforma (aclaro, para evitar malos entendidos, y debo decir que mi primera opción es siempre taxi), pero la diferencia sustancial que me he encontrado entre los dos, es que los conductores de Uber, la primera pregunta que hacen es ¿qué le gustaría escuchar?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1212

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Gigante del vidrio Saint Gobain se alía con hermanos Daes de Tecnoglass

Gigante del vidrio Saint Gobain se alía con hermanos Daes de Tecnoglass

Nota Ciudadana
¿Se aprenderá algo de esta pandemia?

¿Se aprenderá algo de esta pandemia?

Jardín Botánico de Medellín, un paraíso para respirar en Semana Santa

Jardín Botánico de Medellín, un paraíso para respirar en Semana Santa

Nota Ciudadana
Arrancó la caída del capitalismo

Arrancó la caída del capitalismo