Colombia en manos de los tres chiflados, rumbo a la guerra: el lambón, el paranoico y el títere

Los tres con su vocación de alfombra han logrado un sobresaliente en el ranquin de rodilla de monja cuando miran al norte y desprecio cuando miran para adentro

Por: Alonso Cardona Nicholls
febrero 25, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Colombia en manos de los tres chiflados, rumbo a la guerra: el lambón, el paranoico y el títere
Foto: Archivo

Los tres con su vocación de alfombra, han logrado un “sobresaliente” en el ranquin de rodilla de monja y de genuflexiones cuando miran al norte y de desprecio y despotismo cuando miran para adentro.

Será risible para los lejanos, pero para nosotros es serio y difícil de creer. Después de Corea, hoy estamos más cerca que nunca de participar en una guerra grande.

Uno de los tres chiflados, el lambón, hizo lo posible y lo imposible para que los del Atlántico Norte se estiraran hasta el sur para recibirnos como miembros de la OTAN.

Aunque en esta organización, en realidad tenemos el mismo rango que las señoras de los tintos, no sobran las placenteras invitaciones a las reuniones con suntuosos viáticos donde con honores de segunda, nuestros elegantes delegados pasan horas jugando a la guerra. Grave y caro, carísimo este honor, pero lo peor es que el jueguito que ningún político, columnista o medio de comunicación ha criticado o comentado, nos lleva hoy a una realidad estúpida para cualquier colombiano y es que ahora ya estamos etiquetados como enemigos internacionales de Rusia y de otros países que nos miran como miembros de la OTAN.

El otro chiflado, el paranoico, no tiene freno para declarar enemigos en cualquier micrófono a grandes potencias, ve espías internacionales y ataques por todas partes.

Está seguro de que los grandes cerebros de la guerra no duermen pensando en él. Sus asesores aprovechados, y muertos de la risa, han exacerbado su imaginación y su ego como el definidor del destino del mundo.

Lo ponen a decir tonterías para ver si lo echan, pero como esto no pasa, de todas maneras, les sirve para pasar el rato en sus tertulias y ver si con ese cuento los invitan a más paseos internacionales y de pronto se puede comprar cualquier otro cacharro bélico para mostrarlo en los desfiles.

El chiflado paranoico pasó raudo sin ningún requisito de ser el michín del equivocado y caprichoso metro elevado a ser el todo poderoso guerrero internacional que se pondrá al frente cuando recibamos con gran honor la dosis que destrucción y miseria que nos tocará como miembros destacadísimos de la OTAN.

Destacadísimos si, somos los únicos sureños del club norteño de la guerra. ¿Será que cuando dicen “mosco en leche”, se refieren a cosas como esta?

El tercer chiflado, el títere, se dedica a mostrarle los dientes al vecino con el fin de mantener entretenida a la masa moldeada por los pasquines criollos y por las agencias internacionales, temiendo por enemigos ficticios que los mantiene mansos con él y bravos con el de más allá.

Unos dicen que no sabe de economía, otros que no sabe de derecho, otros que no sabe de nada, pero para ascender y mantenerse le ha sido suficiente la genuina garantía de su obediencia al padrinazgo.

Una de sus grandes ideas fue la de acelerar el aumento de pobres en Colombia, implementando un gran plan de importación de pobres, de modo que ya no fuera necesario esperar a que los niños colombianos nazcan para mejorar el índice nacional de pobres, sino avanzar de un solo golpe sin más esperas.

De este logro se siente plenamente orgulloso. Va por el mundo contándolo y pidiendo aplausos.

El nombre de los tres chiflados se lo dejo a los lectores, para ayudar a la identificación solo les digo que los tres tienen vocación de alfombra, han logrado un “sobresaliente” en el ranquin de rodilla de monja y genuflexiones cuando miran al norte y de desprecio y despotismo cuando miran para adentro.

A uno de los tres chiflados le encanta hacer mandados en Washington y con tal de que le regalen, aunque sea una miradita o al menos una llamadita a su jefe, ofrece por su cuenta (sin preguntarnos) ayuda para que se desencarten de afganos, venezolanos y de cuanto otros seres humanos se quieran zafar.

Aquí nos sobra de todo, no se preocupen, y tan poco es que más gente compartiendo miseria se eche de ver. Ahora está entusiasmado ayudando a que por una ley extranjera nos declaren “socio especial” para podernos teledirigir más fácilmente.

Otra pista. El segundo tiene sueños placenteros con ucrania y pesadillas con Arauca. El tercero de los tres chiflados se puede identificar porque está buscando puesto frenéticamente, viaja mucho y se hace conocer para ver si consigue otro trabajito donde reciba muchos honores y no tenga responsabilidad de nada.

Puede ser que la traición a Latinoamérica votando por un gringo para la presidencia del BID, le haga cumplir el sueño burocrático aristocrático que persigue.

También por su versatilidad podría llegar a ocupar la presidencia de Miss universo o del Foro Madrid constituido recientemente para someter iberopendejos.

Nota: para que el chiflado dos, pueda enfocarse en ucrania, Irán y Venezuela sin perder tiempo, podría pedirle el favor al batallón Colombia que, ya que en tan poco tiempo logró pacificar el Sinaí, venga y nos haga una visitica a Arauca y nos resuelva este problemita de nada.

Después, pueden seguir pacificando el mundo. Si no es mucho pedir, si antes de irse se dan una pasadita por el Cauca, Chocó, Bolívar y los demás departamentos también se les agradecería.

-.
0
5100
El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

¿Por qué terminó Petro nombrado al cuestionado Jaime Dussan en Colpensiones?

¿Por qué terminó Petro nombrado al cuestionado Jaime Dussan en Colpensiones?

Barbosa retira a dos fiscales estrella de Néstor Humberto Martínez

Barbosa retira a dos fiscales estrella de Néstor Humberto Martínez

"Confiar en Lafaurie: un error que le podría salir muy caro a Petro"

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus