¿Colombia, ejemplo de vacunación contra el COVID-19?

"Vacunar no parece la solución para controlar la pandemia, y por esto es necesario encontrar algo práctico, rápido y efectivo contra la enfermedad"

Por: Ernesto Navarrete
abril 21, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Colombia, ejemplo de vacunación contra el COVID-19?
Foto: Pixabay

Como 50.000.000 de habitantes es más o menos la población aproximada de Colombia, y se estaría programando vacunar el 70% contra COVID-19. Entonces, según lo presupuestado, el potencial a vacunar inicialmente sería 35.000.000 de personas.

Actualmente (abril-2021), la capacidad de vacunación en Colombia sería de 100.000 personas al día, y se necesitarían 350 días (casi 1 año) para vacunar a 35.000.000.

Requerir de una segunda dosis, en la mayoría de casos, hace que se debiera disponer de 700 días (casi 2 años) para completar todo (sin casi días de “descanso”); y esto para lo “práctico” podría considerarse como un promedio de 24 meses (2 años) aproximadamente, que debería ser menos si tal vez hubiera disponibilidad de más vacunas de una sola dosis, o podría ser más si hubiera imprevistos que lo retrasaran.

La vacunación por primera vez y hasta con una segunda dosis (de ser necesario) duraría menos de 24 meses si hay más avances en el proceso (y poco “descanso”), o demandaría más de 24 meses si hay algunas demoras (incluso por “descansar” más).

O sea que como luego tal vez se requeriría de revacunación anual (así solo fuera por los primeros 2-3 años y apenas con una dosis anual de la vacuna), entonces cada siguiente año sería imposible cumplir con la revacunación de como mínimo ese 70% de la población de Colombia (si es que esto resultara inevitable para que se intentara garantizar un permanente mayor nivel de control anual para COVID-19).

Si fuera necesario proseguir con la revacunación anual, por esto ya ni siquiera se podría estar finalizando la vacunación inicial completa (con inclusive la segunda dosis); y esto se retrasaría año tras año, a menos que algo cambiara desde ahora para ajustar esta vacunación inicial completa y la revacunación anual posterior.

Entonces sería indispensable que se aumentara la capacidad de vacunación (¿por lo menos al doble?, para poder vacunar mínimo 200.000 personas cada día —si hubiera disponibilidad oportuna de la vacuna—), lo cual parecería que ya estuvieran considerándolo, ¿pero qué certeza habría de que se quiere y se puede conseguirlo pronto?

Reducir la expectativa de vacunación sería otra opción (¿mínimo hasta el 35%?, para vacunar máximo 17.500.000 personas), ¿pero quién y cómo se decidiría las personas a elegir para la vacunación inicial? Pues serían las mismas para su revacunación anual, y nadie más (aunque no quisieran hablar tan oficialmente de eso).

Además de esto, debería haber seguridad que el respectivo laboratorio farmacéutico fabricante de la vacuna a aplicar (inicialmente y cada año siguiente) garantizaría su producción y suministro oportunos y permanentes, y a un precio asequible por dosis; y adicionalmente en Colombia (lo mismo que en cualquier otro país) siempre debería haber disponible el dinero necesario para adquirir la vacuna cada año.

Muchos “cálculos optimistas” de dirigentes y gobernantes municipales, regionales y nacionales parecería que no coincidirían con lo evidente, y más en países “pobres”; ya que no se diría toda la verdad (ni en Colombia) y hasta se mentiría, creando así falsas esperanzas, pues incluso la OMS no acierta tanto como debería y se esperaría.

Obvio que si persistieran las mismas circunstancias de capacidad de producción, negociación-comercialización(compra-venta), envío-recepción, refrigeración-mantenimiento, transporte, programación y aplicación misma de la vacuna contra COVID-19, pues con toda seguridad que no se podría cumplir la expectativa ni la “promesa" de vacunar inicialmente y regularmente cada año siguiente a la mayor población posible (¡¿70%?!) en Colombia (ni en algunos otros países, y ni a nivel mundial).

Sin duda esto se agravaría y se complicaría más si también se continuará usando cualquier vacuna con baja eficacia (de menos del 50-60%) y/o con más riesgo de efectos secundarios (aunque se quisieran ignorar y hasta negar), tal como se pretendería hacer en Colombia (y en muchos otros países), y por lo cual estaría aparentemente protegida tan solo una de cada dos personas que fueran vacunadas así.

No hay esa forma concreta de poder controlar COVID-19 localmente en Colombia (así como tampoco en otros países), y mucho menos la pandemia a nivel global, en un corto a mediano plazo (¿acaso de 3 a 5 años?... o sea ¡hasta entre 2023 y 2025!).

Vacunar en realidad no va a controlar la enfermedad COVID-19 en Colombia ni en otros países más, y mucho menos a nivel mundial, y ni siquiera habría posibilidad de que en relativamente poco tiempo hubiera algún medicamento con suficiente eficacia para eliminar el coronavirus que estaría causando esta pandemia. Entonces…

Vacunar no parece “la solución” (y ni siquiera “una” solución más) para controlar la pandemia, y por esto es necesario encontrar algo práctico, rápido y efectivo contra la enfermedad COVID-19… ¡al menos en Colombia!

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana

"La vacuna me cambia el sexo": obstáculos por mitos y falsa información

Nota Ciudadana
La polarización llega al COVID-19: ni la vacuna nos une

La polarización llega al COVID-19: ni la vacuna nos une

La Javeriana encargada del primer puesto de vacunación

La Javeriana encargada del primer puesto de vacunación

Nota Ciudadana
Al actual ritmo de vacunación, podríamos tardar 9,5 años en lograr la

Al actual ritmo de vacunación, podríamos tardar 9,5 años en lograr la "inmunidad de rebaño"