Opinión

Coleccionando absurdos

A vuelo de pájaro y con cuentas de servilleta encontramos tres episodios diferentes pero muy representativos de nuestro carácter que son desatinos de suma gravedad

Por:
febrero 25, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Coleccionando absurdos
Niños de escuelas públicas sin computador, Glencore se va y no hay plan B, los explotadores de gas declaran guerra insólita a la regasificadora de Buenaventura

Audio al final del texto

Este país se mantiene en pie sin que sepamos realmente como lo logramos. Antes de la pandemia, no nos dábamos cuenta de lo que verdaderamente pasaba. Ahora nos lo detallan, más aún, nos lo demuestran con cifras y datos, y tampoco pasa nada. Miremos a vuelo de pájaro y hagamos cuentas de servilleta en tres episodios diferentes pero muy representativos de nuestro carácter de colombianos. El primero de ellos comenzó a suceder hace un año. La peste obligó a cerrar los colegios públicos y privados. Ahí nos dimos cuenta, hace 12 meses, que los colegios y escuelas públicas no tenían suficientes computadores para continuar manteniendo el esquema educativo. Y, lo que es peor, nos convencimos que las grandes barriadas y los pueblos perdidos de la geografía no alcanzaban a recibir o a pagar la señal de Internet. Muchos alumnos de estratos 1 y 2 se quedaron sin recibir clases o porque sus celulares no cargaban plan de datos o porque sus profesores no tenían computadores para comunicarse con ellos. No existe un plan, ni siquiera esbozado en el magazín de las 6 p. m., de apoyar para que cada hogar tenga un celular con datos y el vínculo escolar se restablezca. Tampoco se sabe de compra masiva de computadores o de conexiones masivas de internet para  escuelas y regiones enteras donde es muy  débil la señal.

El segundo ejemplo lo da el que la tantas veces repetida advertencia sobre el futuro del carbón se oficializó. La Glencore devolvió las grandes minas y las otras que quedan explotadas deberán cerrar en los próximos años. El carbón perdió vigencia porque contamina y nadie lo quiere quemar. No se ha oído empero de un plan de inversiones ni durante la bonanza ni ahora en la agonía para que la Guajira y el norte del Cesar se conviertan en grandes focos  o corredores  turísticos o que la presa de Ranchería por fin tenga utilización redentora.

________________________________________________________________________________

Los explotadores del gas, encabezados por Canacol Energy, con datos exagerados o falsos, atacan el futuro del puerto de Buenaventura

________________________________________________________________________________

Y como si fuera poco, el tercer ejemplo lo dan los explotadores del gas, encabezados por el señor Linero, presidente de Canacol Energy, quienes han declarado la guerra a la regasificadora de Buenaventura y con datos exagerados o falsos, atacan el futuro del puerto en un momento crítico y doloroso de su existencia. Para ellos y para el senador Name, el gas es y debe seguir siendo propiedad exclusiva de la Costa Atlántica y el embeleco de importarlo más barato del Perú o Bolivia debe ser impedido para no perder los clientes del occidente colombiano que pagan la tarifa que ellos imponen desde Barranquilla y que es más cara que la resultante de traerlo importado. País de absurdos. Somos Colombia.

 

-.
0
4800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Antes del caos

Antes del caos

El jardinero feliz

El jardinero feliz

Medias verdades son medias mentiras

Medias verdades son medias mentiras

Navalni y Guaidó

Navalni y Guaidó

La fiebre no está en las sábanas

La fiebre no está en las sábanas

El colombiano mejor colocado

El colombiano mejor colocado

Los sanforizados

Los sanforizados

Gobernar buscando pleitos

Gobernar buscando pleitos