Caricias de espinas

“Amor, perdóname, yo no quería pegarte ni maltratarte, es que tú me provocaste” es una de las frases que aunque son comunes, no deberían escucharse jamás

Por: sirly tordecilla gonzález
Abril 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Caricias de espinas

Reposé mi cuerpo sobre la silla y, como por casualidad, mis pensamientos comenzaron a navegar por las aguas de un amplio mar de violencia. Vino a mi mente un caso de maltrato psicológico que había presenciado hace un momento.

En ese instante vi a una joven de aproximadamente 23 años de edad, con su cuerpo recostado en una hamaca, mientras las gotas de la fuerte y triste lluvia salían por esos dos redondos grifos de cristal. Mis ojos se quedaron fijos en ella, mientras que distintas emociones se apoderaban de mí.

De pronto pude escuchar el sonido de una gran trompeta que se dirigía la mujer: “tú eres quien se lo gana, eso es para que a la próxima me hagas caso y no me respondas”. Ella lo escucha tal como un jarrón recibe todo el contenido, sin generar reacción alguna, solo el rebose de las gotas que daban el mensaje de estar hasta el borde.

No vi la oportunidad de intervenir, solo analizaba lo ocurrido, como si estuviera viendo una escena de una telenovela.

De la nada, de los labios de la joven sale una gotera de palabras, que después de ser de agua cristalina, al caer al piso se convierten en una sangre ácida que consume lo que toca. “Vas a pagar todo lo que haces, lo lamentarás”, expresó con voz entrecortada. Al instante llegó a mi mente una frase que había escuchado en diferentes ocasiones: la violencia genera más violencia.

Podía notarse por el tono y las palabras que expresaba que era un hombre cegado por el machismo, aquel que quería mostrarse como ente de poder, pero razón tiene Ralph Waldo Emerson al decir que “la violencia no es poder, sino la ausencia de poder”.

En un instante, mis pensamientos fueron invadidos por cantidades de preguntas, dudas que me impulsaban a interrogar a gritos a ese descorazonado y salvaje animal. ¿Por qué siguen juntos si no se entienden?, ¿qué busca generar en ella al agredirla?, ¿qué resolverá con acudir a la violencia? Al abrir la ventana que deja contemplar el razonamiento, pude leer claramente: “La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve” (Martin Luther King).

Aquel león furioso escondió sus garras afiladas después de haber desbordado sin compasión su rabia sobre la presa, dejándola con un deseo reflejado en esos luceros que se apagaban poco a poco, el morir lentamente por desear morir al instante. La cara de la moneda se volteaba sin perder su valor.

Ahora ese ogro furioso justificaba sus acciones, mientras acariciaba la víctima: “amor, perdóname, yo no quería pegarte ni maltratarte, es que tú me provocaste, si te portas bien esto no volverá a pasar. Dame un beso, ya olvida lo que pasó, lo siento”. Pero aquella rosa de tanto maltratarla se estaba marchitando, terminando por perder su color y hasta el mismo sentido de la existencia. Se puede notar que esa flor que después de ser agraviada es rociada con agua amarga por aquel traidor. No vuelve a su estado normal o anterior. Ella queda con cicatrices que se convierten en marcas de extrañas caricias.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
895

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: ¿Policías o salvajes?

Caricatura: ¿Policías o salvajes?

Nota Ciudadana
Grafiti, más allá del imaginario

Grafiti, más allá del imaginario

Nota Ciudadana
Las balas silencian, pero no matan los sueños de nuestros líderes

Las balas silencian, pero no matan los sueños de nuestros líderes

Nota Ciudadana
Boris Johnson, el hombre que quiere convencer a los británicos de que puede sacarlos del atolladero

Boris Johnson, el hombre que quiere convencer a los británicos de que puede sacarlos del atolladero