Canta, salta y baila: sí se llama… Iván Duque

Prefiero a un presidente decente, transparente y sin truculencias, así cante en la ducha, en el palacio y en todas partes, que a uno malicioso, ladino y tramposo

Por: carlos alberto ramírez cardona
Diciembre 07, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Canta, salta y baila: sí se llama… Iván Duque

Joven, carismático, honesto, brillante y bien intencionado, nuestro presidente recibe un país convulso, febril, lleno de mañas y vicios politiqueros, con enormes problemas presupuestales, sumido en la corrupción y la violencia, lleno de incendiarios y enemigos de su gestión que no desaprovechan cualquier ruptura del formalismo o acartonamiento presidencial para desacreditar su imagen, señalándolo de ridículo, falto de temple y de capacidad para gobernar porque toca una guitarra, o canta unas notas de una canción junto a un artista, o a otro presidente, como con el ecuatoriano Lenín Moreno, etc.

Pues bien, lo único que el presidente demuestra con ello es su condición humana y de colombiano tropical y del común, que no escapa a las emociones y su conciencia tranquila, lo que no es ningún delito. De hecho, lo anterior lo acerca más a su pueblo, situación que de manera perversa utilizan sus opositores y medios resentidos, que no gozan ahora de los exorbitantes contratos por publicidad y trato preferente a que el otrora presidente los tenía acostumbrados, para despotricar con saña y ferocidad y desdecir de su gobierno, que estamos seguros saldrá avante y airoso de esta feroz truculencia y turbión que se le quiere venir y fragua en su contra, pasándole cuenta de cobro por administraciones pasadas. Un ejemplo claro de lo anterior es el problema de la educación pública, donde ahora los extrañamente concientizados estudiantes cohonestaron complacientes los años anteriores con dicha situación, mostrándose ahora irreflexivos y tozudos ante el esfuerzo y generosidad del ejecutivo, que ha cedido al máximo y con largueza, como ningún gobierno lo había hecho, ante sus justas peticiones.

Prefiero un Yo me llamo… Duque que cante en la ducha, en palacio y en todas partes, transparente, decente, sin truculencias, sin mermeladas y coimas, que a un gatuno, malicioso, ladino y tramposo, que nos cocinó a fuego lento, entregó la patria, esquilmó el presupuesto nacional y llenó de coca el país, como su antecesor, ¡ese sí me hizo erizar!, pero de miedo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2412

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los días de Iván Duque como pupilo de Santos

Los días de Iván Duque como pupilo de Santos

El exministro Alberto Carrasquilla presidirá la Comisión de empalme de Duque

El exministro Alberto Carrasquilla presidirá la Comisión de empalme de Duque

Nota Ciudadana
Uribe, Duque y el “petrovideo”

Uribe, Duque y el “petrovideo”

“La inacción frente a los problemas más grandes, la característica de Duque”: Robledo

“La inacción frente a los problemas más grandes, la característica de Duque”: Robledo