Opinión

Caconia

Para las autoridades estadounidenses y las colombianas, todo apunta a que las Farc siguen delinquiendo (al poema de Martínez Rueda solo sustituirle Caconia por Narcotraficomia)

Por:
Abril 15, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Caconia
"Más que afirmar que la justicia es para los de ruana, se puede decir que la justicia no es para los que negociaron en La Habana"

El pasado miércoles una corte del Distrito Sur de Nueva York emitió una orden de captura en contra de cuatro guerrilleros de las Farc, incluyendo a Seuxis Hernández, alias Jesús Santrich, miembro del equipo negociador de las Farc en La Habana. También aparece, señalado de ser el coordinador de operaciones de narcotráfico, el sobrino de Iván Márquez, otro miembro del equipo negociador de las Farc. O sea, que para las autoridades estadounidenses y las colombianas, todo apunta a que las Farc siguen delinquiendo. ¿Va a ser posible extraditar o llevar a juicio a las cabecillas de las Farc? No parece ser porque, a diferencia de otros narcotraficantes, los miembros del Secretariado tienen que pasar primero por los filtros de la Justicia Especial para la Paz, corte donde las Farc tienen numerosos simpatizantes. Más que afirmar que la justicia es para los de ruana, se puede decir que la justicia no es para los que negociaron en La Habana. A ellos los juzgan es sus pares.

El autor de esta nota, con el debido respeto (y algo de devota impertinencia), trascribe el poema “Caconia”, obra del genial Hernando Martínez Rueda. Lo que habría necesidad de ajustar, en esta época en que el narcotráfico florece como nunca lo ha hecho en la historia, que además de cacos, Colombia sigue siendo tierra fértil para los traficantes. Y si un lector quisiera adaptar el poema de Martínez Rueda, sencillamente sustituye el nombre de Caconia por el de Narcotraficomia.

 

CACONIA

 

No es Caconia país subpolar como Islandia o Laponia
sino bella región tropical: el hermoso país de Caconia.
Con dos costas y mares azules más claros que el Jonio,
todo clima acaricia, todo fruto se rinde al caconio;
mas no vive el caconio de los dones que brinda Natura
sino de robar limpiabrisas o cualquier otro objeto de manufactura.

No hay Parnaso en Caconia, ni Musas, ni fuente Heliconia;
solo un arte, caquear, es la flor y el placer de Caconia,
pues Caconia no es más que una vasta, una gran cacoteca
en donde hay que enrejar los bombillos y amarrar la caneca.
Al llegar a Caconia las copas se van de los rines
y se erizan los pelos del resorte de Omega o Longines.

Por la calle, en Caconia, refunfuña la gente con cierta acrimonia
porque no hay albañal que conserve su tapa en Caconia;
y sostienen los caconílogos que no es embeleco,
que se roban la tapa y que vuelven después por el hueco.
Y no hay cárcel, panóptico, fortaleza, prisión o colonia
que pudiera guardar tanto caco como hay en Caconia.

El caconio es famoso en Taiwán y temido en Estonia
como toda la prensa mundial a la vez testimonia
porque roba una aguja sin ojo, una brocha sin hebra.
Un caconio dejó sin botones de timbre a Ginebra,
y robaron los hilos de la luz, cierta noche, en Osaka,
dos caconios: un caco varón y una caca.

Todo caco del mundo quisiera vivir en Caconia
porque allí es un Brahmin, es un lord, un Medina Sidonia
y como es Palestina al sionista y Ucrania al cosaco
es Caconia la patria ideal de cualquiera que es caco.
Es lo más natural que se sienta en su casa todo caco en Caconia
como crece feliz en mitad del pulmón la pulmonia.

Y la acción más bolonia, y la más infantil ceremonia
es poner contra un caco un denuncio por robo en Caconia;
porque el juez, que es caconio, a la vez tan cabal como probo
suelta al caco en razón de que el caso fue de hurto, no robo.

Fuero igual no tuvieron siquiera los zares:
porque al caco, y es claro, en Caconia lo juzgan sus pares.

 

 

Publicidad
0
774
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Mauricio Botero Caicedo

Referencias de Petro desde la izquierda… (Algunas siniestras)

Referencias de Petro desde la izquierda… (Algunas siniestras)

¿Por qué no hay que tomarse en serio LaBatallaCultural?

¿Por qué no hay que tomarse en serio LaBatallaCultural?

Dardos y pullas

Dardos y pullas

Pocos, pero bien sectarios…

Pocos, pero bien sectarios…

Dardos y pullas

Dardos y pullas

Entre la ignorancia y la mala fe

Entre la ignorancia y la mala fe

Ignorando las lecciones de la historia

Ignorando las lecciones de la historia

Tres rojos ibéricos

Tres rojos ibéricos