Bullying ortográfico en redes sociales

¿Qué hay detrás de las burlas por errores ortográficos en la red?

Por: Farouk Caballero
diciembre 09, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Bullying ortográfico en redes sociales
glamour.mx

El que esté libre de pecado ortográfico que lance la primera piedra. Con el auge de las redes sociales y la cobertura digital en el país, muchas comunidades, antes sin acceso a internet, hoy pueden contar con cuentas de facebook, instagram y twitter. Pero los primeros usuarios de estas redes excluyen, critican y se burlan de la mala ortografía de los nuevos visitantes: hacen bullying ortográfico.

Nuestra doble moral colombiana es pan de cada día. Antes de celebrar la inclusión a la red digital de nuevas comunidades, las hacemos blancos de nuestras burlas. A diario los, “estube”, “bendisiones”, “agdomen”, “pisina”, etc., son más crecientes. Pero ¿son estos nuevos usuarios los culpables? Satanizar a quien escribe sin usar las reglas ortográficas es lo más sencillo. Analizar que estas opiniones orales, vueltas texto escrito, son prueba irrefutable del fracaso educativo en el país es lo complicado. Usted que sabe escribir, usted que lee: ¿qué ha hecho para aportar en el proceso de mejoramiento de la educación? Cuestiónese antes de señalar aquel que no tuvo oportunidades, que tuvo que trabajar para comer antes de los 12 años. Que tuvo que asistir a su escuela con hambre, que sufrió muertes en su familia, donde el maltrato se hizo cotidiano. Baste mencionar cualquier escuela primaria pública del país, para encontrar casos alarmantes, que antes de producir mofa, deberían motivar compromiso. Niños sin alimentos que se desploman en clase, que temen abuso o ya fueron abusados, que trabajan, sin salario, más de 6 horas nocturnas y sin pegar el ojo intentan aprender. Su valentía es incuestionable: el fracaso es nuestro.

Sin embargo, la mala ortografía no es un rasgo exclusivo de los absurdamente llamados estratos bajos; los altos, los educados, los de las opciones, también la presentan. Pero de ellos no nos burlamos, porque pueden ser hijos, nietos o sobrinos de los poderosos. He tenido la oportunidad de enseñar en la Universidad de los Andes, quizá la más costosa del país en algunos programas de pregrado –medicina $18.704.000, otros programas $13.144.000, matriculas válidas para 2015– y he de decir que allí los horrores ortográficos abundan. Pero la diferencia en el trato es abismal. Celebro, por ejemplo, la creación de un Programa de Escritura que coordina cursos de variadas disciplinas con un rasgo ejemplar: ponderar la buena redacción, la argumentación y la ortografía. La sola invención de ese Programa muestra la manera de abordar el problema. Lejos del bullying ortográfico, hay que trabajar desde las bases y unir la enseñanza de los contenidos disciplinares a las normas escritas. No hay de otra.

Es claro que las redes sociales no son universidades y que allí las normas ortográficas no imperan como vehículo crucial. Pero pensar por qué los colombianos carecen de estas buenas maneras ortográficas es esencial, antes de acribillar al usuario de Facebook; quien se hace entender, con “errores”, dentro de su comunidad, lo que es suficiente, pues ellos no escriben en las dinámicas académicas, a las que seguro usted, vigilante de la ortografía, sí pertenece. La intelectualidad no está en twitter. La cultura nunca fue libresca. Nuestros antepasados no usaban el español, se les impuso. El lenguaje popular ha sido insumo inagotable de nuestra literatura. Por eso, por favor, no le mamemos gallo al menos responsable, critiquemos el fracaso del sistema educativo colombiano y antes del bullying, pensemos cómo aportar. En las redes, la calidez de un “abraso”, se recibe sin ortografía.

 

@faroukcaballero

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2742

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
2017, el año de la virtualidad sin virtud

2017, el año de la virtualidad sin virtud

Nota Ciudadana
De la “Besatón” a la “Odiatón” en redes sociales

De la “Besatón” a la “Odiatón” en redes sociales

"Empalemos a Uribe Noguera… y de paso a Timochenko"

Redes para manipular con el miedo

Redes para manipular con el miedo