Buenaventura tiene esperanza

Homenaje al Profe Eliécer, un bonaverense que trabajó por la gente de la comunidad y que dio una luz en medio de tantas problemáticas

Por: Fernando Marín
julio 06, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Buenaventura tiene esperanza
Foto: Wikipedia

Desde niño he padecido las problemáticas que han azotado a Buenaventura, una tierra olvidada por aquellos que ufanan cambiar este país, pero tan trabajada incansablemente por aquellos líderes fuertes que salen del anonimato. Hoy, en medio de tantas problemáticas, pero con mayores esperanzas, recuerdo a Eliécer Arboleda, un humilde bonaverense que me impartía clases de trompo, que trabajaba con nuestra comunidad y por nuestra comunidad para que nosotros, los jóvenes, a los que muchos nos llamaban "harapientos" cambiáramos las drogas por el trompo, el yoyo y el deporte que también construye un mejor futuro.

El Profe Eliécer, como le llamábamos, no solo nos enseñó a construir un mejor barrio o un mejor distrito. Nos enseñó que la familia es más que el núcleo fundamental, tal y como lo expresa la Constitución del 91. Es trabajar sin cansancio por cada joven que pierde una oportunidad por su color de piel o por estigmas sociales. Porque aunque la gente no lo crea, en Buenaventura sí existe el racismo. El profe, fue nuestro ejemplo de familia con su señora esposa e hijos. Con ellos siempre vivió en una sola casa y en la que para nosotros también había un espacio, compartiendo así sea una aguapanela o lo que en su alacena alcanzara. Fue para mi, mi segundo padre y por adopción el de muchos otros bonaverenses.

Hoy con tristeza, viendo mi país y mi Distrito de Buenaventura en medio de paros, carencia de agua, luz, infraestructura; esas mismas que padecen centenares de lugares de Colombia, conmueve que la élite que se ha robado nuestro Puerto no permita que avance. Esos mismos que por décadas, con nombres propios, tapan el trabajo de líderes como el profe Eliécer, por su humildad, no venir de un apellido político, por trabajar con gente pobre como nuestra comunidad, por conocer en realidad las necesidades del Distrito y por lo esencial, querer transformar a Buenaventura y sacarla del letargo de la corrupción y miseria que padece de antaño.

Hoy, escribo esta carta con una profunda esperanza, sabiendo que Buenaventura también tiene un mejor futuro, como el que el profe Eliecer nos regalo a los jóvenes de la comunidad. Buenaventura lo merece.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
809

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Spike Lee se interesó en Buenaventura antes que muchos colombianos?

¿Spike Lee se interesó en Buenaventura antes que muchos colombianos?

Nota Ciudadana
Buenaventura: un caso de apartheid

Buenaventura: un caso de apartheid

El pacífico se está quedando sin víveres: S.O.S de Óscar Gamboa

El pacífico se está quedando sin víveres: S.O.S de Óscar Gamboa

Nota Ciudadana
Buenaventura y Quibdó, atrapadas en la inseguridad

Buenaventura y Quibdó, atrapadas en la inseguridad