Opinión

Bernie vs. Trump

Trump gana las encuestas pero sobre su candidatura pende el conflicto de Irán y sobre la de Sanders el soterrado aparato del Partido Demócrata

Por:
junio 25, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Bernie vs. Trump
Trump y Bernie se enfrentan a desafíos que en los próximos meses pueden dar al traste con sus respectivas candidaturas

La campaña electoral norteamericana se polariza al día de hoy en torno a dos nombres: el del presidente Donald Trump y el del senador Bernie Sanders. Al primero la mayoría de las encuestas fiables le dan por seguro ganador si las elecciones se celebraran esta misma semana. Un pronóstico poco menos que milagroso si se toma en cuenta la áspera y prolongada campaña de los medio liberales en su contra y enteramente previsible si, por el contrario, se toma en cuenta tanto el bajo índice de desempleo como el hecho de que bajo su mandato la economía norteamericana ha completado una década entera de crecimiento ininterrumpido. Un récord verdaderamente histórico. Un desafío incluso a la ley del funcionamiento cíclico de la economía capitalista. Datos que hacen insensible al votante republicano a las duras críticas que le hacen a Trump por el maltrato a los inmigrantes e indocumentados, la guerra comercial con China o la ruptura del Acuerdo nuclear con Irán, que de nuevo hace sonar los tambores de guerra en el ya muy ensangrentado Oriente Medio.

 

Bernie Sanders  ha recibido el espaldarazo de una encuesta
entre los votantes del Partido Demócrata
que mayoritariamente lo consideran el más apto para derrotar a Trump

 

Por su parte, la candidatura de Bernie Sanders a la presidencia ha recibido el espaldarazo de una encuesta entre los votantes del partido demócrata que mayoritariamente lo consideran el más apto para derrotar a Trump en las urnas. Algo que supone tanto el reconocimiento de las indudables dotes de estadista de Sanders como la aprobación de su programa de gobierno, que incluye la subida de los impuestos a las corporaciones y las grandes fortunas, la recuperación de la educación y la salud pública seriamente dañadas por las devastadoras políticas neoliberales y la renegociación de la monstruosa deuda estudiantil entre otras medidas de corte socialdemócrata. Suma puntos a su favor su apoyo al Green New Deal, el proyecto estratégico de la brillante y talentosa Alexandria Ocasio- Cortez, la representante a la Cámara por el Estado de Nueva York que quiere revivir el New Deal del presidente Franklin D. Roosevelt de los años 30 del siglo pasado, adaptándolo a necesidad de responder de inmediato al calentamiento global que amenaza seriamente la vida en el planeta. Y los suma igualmente su reivindicación del derecho del Congreso de los Estados Unidos de América a declarar la guerra, en una coyuntura en la que ese derecho le ha sido expropiado por la cabeza del Ejecutivo que, desde el gobierno de George Bush hasta el de Donald Trump, declara guerras a su antojo.

Cabe advertir sin embargo que nada está aún decidido y que tanto Trump como Bernie se enfrentan a desafíos que en los próximos meses pueden dar al traste con sus respectivas candidaturas. Sobre el futuro de Trump pende la evolución del conflicto con Irán que puede agravarse hasta el punto de obligar al cierre del Estrecho de Ormuz, por el cual circula actualmente la cuarta parta del petróleo consumido en el mundo. La escalada de los precios del petróleo debida a ese bloqueo desencadenaría una crisis económica mundial que se llevaría de calle la bonanza de la que ahora se ufana Trump. Y con ella los votos de los que igualmente presume.

Bernie por su parte se enfrenta una vez más a la hostilidad soterrada del aparato del partido demócrata que ya está maniobrando en su contra, al tiempo que promueve la candidatura del senador Joe Biden, cuya supuesta o real moderación sería capaz de atraer el voto de quienes la sola mención de la palabra socialismo les hace presas del pánico. Un obstáculo al que hay que sumar que de hecho su candidatura ya está  compitiendo en las filas demócratas con la de la senadora Elizabeth Warren, quien defiende un programa de gobierno que incluye medidas socialdemócratas. Y ella tiene la ventaja de que es mujer y más joven.

 

-.
0
383
Benito Osorio, el eslabón entre paramilitares y ganaderos en Córdoba que comenzó a cantar en la JEP

Benito Osorio, el eslabón entre paramilitares y ganaderos en Córdoba que comenzó a cantar en la JEP

Jhonier aceptó que mató a su hermano Mauricio Leal y a su mamá

Jhonier aceptó que mató a su hermano Mauricio Leal y a su mamá

Gustavo Serpa, el odiado presidente de Millonarios, pero lleno de poder

Gustavo Serpa, el odiado presidente de Millonarios, pero lleno de poder

Evo Morales vuelve a pisar duro en Bolivia y busca una constituyente

Evo Morales vuelve a pisar duro en Bolivia y busca una constituyente

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus