Banco de la República, un patrimonio que nos quieren expropiar

¿A costa de qué el gobierno nacional quiere ejercer poder en la toma de decisiones de la entidad, si se supone que este debe ser independiente?

Por: Renán Fontalvo Donado
enero 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Banco de la República, un patrimonio que nos quieren expropiar
Foto: Flickr momentcaptured1 - CC BY 2.0

El Banco de la República, fundado mediante la Ley 25 de 1923, es un patrimonio que nos pertenece a todos. Además, según la Constitución Política de Colombia, es una entidad que debe ser independiente y autónoma, por lo que quedar bajo el dominio del Ministerio de Hacienda sería una leguleyada.

Si el gobierno de Iván Duque llegara a tener el poder absoluto de dicha entidad, la administración de las reservas internacionales del país correría riesgo. Así mismo, si las funciones de regulación y control monetario pasaran a manos del ministro Carrasquilla, se perdería la independencia y autonomía que hasta hoy tiene dicho órgano.

Como se ve, descentralizar el Banco de la República, fuera de ser anticonstitucional, implicaría expropiar a los colombianos de algo que les pertenece y caer en el fenómeno que tanto le reprocharon a Hugo Chávez. Cabe recordar que esa fue una de las políticas más polémicas del fallecido presidente venezolano. De hecho, "expropiése" es una expresión que dejó un gran temor impregnado en la sociedad, ya que nadie quería tener un presidente autoritario y mucho menos, a un dictador que se apoderara de los bienes de los ciudadanos.

Ahora bien, evocar esas movidas arbitrarias aplicadas en Venezuela fue con toda certeza una de las estrategias que utilizó el Centro Democrático para vencer a su contrincante en las urnas y llevar a Iván Duque al poder. Acudieron a la teoría de la comunicación de la aguja hipodérmica, expuesta por Harold Lasswell, para dejar un mensaje erróneo en el imaginario colectivo de la nación y llegar al codiciado cargo.

Del mismo modo, atemorizaron a la población diciendo que si no ganaban ellos, corríamos el riesgo de convertirnos en otra Venezuela, y se mostraban como los únicos demócratas que iban a respetar la Constitución Política de 1991. Sin embargo, lo paradójico de todo es que el presidente Iván Duque y el ministro carrasquilla quieren tomar el poder absoluto del Banco de la República, entidad que, como ya se dijo, según la Constitución debe ser independiente y autónoma.

El primer mandatario pretende tomar el dominio del banco central y pasar por alto el artículo 371 de la carta magna. Administrarlo sería un proceder anticonstitucional. Tomar el poder del banco central lo conllevaría a hacer lo que tanto le critica a gobiernos de ideologías izquierdistas. Poco a poco, el presidente y sus aliados están mostrando conductas de aquellos dictadores que tanto señalan: pretenden apoderarse de entidades que deben ser autónomas.

¿Pero a costa de qué el gobierno nacional quiere ejercer poder en la toma de decisiones del Banco de la República, si se supone que este debe ser independiente?

Según Salomón Kalmanovitz, exdirector del Banco de la República, en economía la separación de lo legal y lo monetario es fundamental para que el gobierno no utilice la impresión del papel moneda y así evitar financiar gastos, sin contar con que las decisiones de la política monetaria no pueden quedar en manos del presidente.

No obstante, lo curioso de todo es que en estos momentos el gobierno ejerce influencia en cinco de los siete votos que elegirán gerente al final del año 2020, con el objetivo de que todas las decisiones de la política monetaria del país queden en manos de un gerente de bolsillo que le devuelva favores a Duque.

Cabe resaltar que para el año 2003, el entonces ministro de Hacienda, que también fue Alberto Carrasquilla —economista que se ha visto envuelto en escándalos al momento de administrar recursos públicos, como por ejemplo los polémicos bonos de agua que endeudaron a 117 alcaldías por más de 440 mil millones de pesos— quiso vulnerar la independencia del Banco de la República, solicitando a la junta directiva que le suministrara al gobierno de Álvaro Uribe Vélez la suma de quinientos millones de dólares de las reservas internacionales —la solicitud fue negada gracias a la independencia del banco—.

Para cerrar, vale mencionar que la crisis económica que ocurrió en Argentina y por la que está atravesando Venezuela se debe a la injerencia de sus gobernantes en los bancos centrales. Es imposible olvidar la escena del avión ruso llevándose 20 toneladas de oro del Banco Central de Venezuela. ¡Ojalá no nos pase lo mismo!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1700

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Nivelar por lo bajo, la vieja estrategia del Banco de la República

Nivelar por lo bajo, la vieja estrategia del Banco de la República

Del gasto tonto a la ‘austeridad inteligente’

Cinco siglos de historia del arte en el Banco de la República

Nota Ciudadana
Ya no hay oro en el Banco de la República

Ya no hay oro en el Banco de la República