Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Asqueroso machista

Circulé la columna “Acoso” de Antonio Caballero, con un tímido “da para pensar”, cuando debería haber dicho que estoy de acuerdo con su posición

Por:
Enero 12, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Asqueroso machista
“No vayan a pensar en las redes que aquel señor con pensamientos de avanzada resulta siendo ahora un asqueroso machista”

Hará hace dos semanas, circulé en Facebook el artículo “Acoso” de Antonio Caballero en Semana bajo las cortas palabras “Da para pensar”.

Por cobarde y miedoso del qué dirán puse “da para pensar” en vez de decir que sí, que estoy con Antonio Caballero en su posición y no dije estar de acuerdo con Caballero para no ser tachado de machista asqueroso, que es precisamente lo que ocurre en esta era del pensamiento en donde todo es blanco y negro. No hay grises. Y a los dos días todos tildaron de asqueroso machista a Caballero, y casi me muero de la risa cuando alguien daba cómo pésima novela aquel delicioso “Sin remedio”, como en la antigua Unión Soviética. Pero me quedé callado, no vayan a pensar en las redes que aquel señor con pensamientos de avanzada resulta siendo ahora un asqueroso machista y me da cosa que desde este artículo sea declarado en forma definitiva como un asqueroso machista. Aquí voy:

Reglas del mundo occidental.

REGLA UNO   “Toda persona que tenga hoy más de sesenta años tiene como referencia materna a mamás y tías y todo un entorno femenino sometido a un aberrante (a ojos de hoy) machismo, completamente mantenidas y como esclavas de cocina y en donde, obvio, si estudiaban el bachillerato vaya y venga, estando pendientes que venga el marido con la más sensual frase oída en su día: “Mujer, ¿ya está la comida? Y no quiero imaginarme cómo sería la cosa de peor en peor para la mujer con el paso para atrás de los siglos”.

REGLA DOS   “Toda persona que tenga hoy entre 0 y 40 tiene como referencia materna a mamás y tías completamente independientes  y no en vano han tenido el mismo acceso a la educación que sus hermanos hombres, y poco a poco la joven de hoy tiene (con claras excepciones) las mismas oportunidades laborales que el hombre, cobrando seguramente menos. Pero son independientes y si llegan a la casa y llegan a oír un “¿Mujer, ya está la comida?”, cada vez son más las que cogen unas tijeras para cuadrar cuentas con el machista pendejo ese. Y poco a poco se llegará a la completa igualdad, no en vano los países nórdicos ya han comenzado a legislar para ello.

Obviamente esta regla Dos no es la regla en miles de situaciones, aun hay mucho hombre empeñado en quedarse en el paraíso de la regla Uno y es bien conocido el papel de la mujer en momentos de penurias. Se lleva siempre la peor parte.

 

Algo innegable es que la lucha por la igualdad de la mujer
en el mundo occidental va en avance
y en cincuenta años será casi total

 

Pero algo innegable es que la lucha por la igualdad de la mujer en el mundo occidental va en avance y en cincuenta años será casi total, y el feminismo del blanco y negro está obligado a ver los grises.

Nadie niega que las tasas de abuso sexual son tremendas, y más aterradores aun cuando se trata de menores de edad. No sólo no se niega, se grita lo que se puede. Nadie niega que exista aún una alta tasa de maltrato familiar. El machismo existe, obvio que sí, y ese es el machismo contra el cual debe lucharse.

Y la lucha se convierte más siniestra y triste cuando pasamos a la mayoría de países de África del norte y mejor ni hablar de la mujer en todo ese siniestro mundo musulmán en donde el sexo femenino parece ser el malo designado por dios.

Pero si le suelto una bonita mirada a una mujer no me convierte en un asqueroso machista, cuando por mucho recibiré una mirada de asco y desprecio o ser correspondido con otra sonrisa y me dé cuenta que lo bonito del romanticismo son las miradas coquetas.

Y volviendo a Caballero, él dice que no es acoso la movida noche de pasión que tuvo la estrella debutante del cine con el mañoso productor, y sí, no es acoso, es una relación compartida en la que cada cual sabe quién tiene qué poder y al tildar aquello de acoso sexual no se hace más que desvirtuar las tristes realidades.

Ah, y aborrezco el lenguaje y la lenguaja incluyente e incluyenta.

Y secundo la carta de las mujeres francesas publicada en Le Monde.

 

Y hablando de…

Y hablando de lenguajes, es interesante cómo los gobiernos de Maduro y Santos se acusan mutuamente de tener unos gobiernos fracasados para cada uno alardear de la felicidad con la se vive en su propio país hablando los dos, jocosamente, de cómo la salud está divinamente cubierta y es casi gratuita.

Publicidad
0
2379
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Manuel Mejía

Similitudes

Similitudes

El escándalo de La falsificación del diploma de máster de Cifuentes en España recuerda la inflada de títulos de Peñalosa en nuestra Colombia
Hasta la paz enmermelada

Hasta la paz enmermelada

Los dineros que mandan de Noruega, Suecia o Suiza para la tal paz siguen untando pan con mermeladas, mientras los candidatos dejan en segundo lugar la corrupción
¿El que dice Uribe es el elegido?

¿El que dice Uribe es el elegido?

El que dice Uribe habla de mil cosas, hasta de aguacates, pero la foto que todos quieren ver es la de la voz detrás del trono
Luz de esperanza

Luz de esperanza

Admiración sin límites para una joven mujer de profesión contadora que dedica sus dineros y su tiempo en sacar adelante a niñas de muy bajos recursos, agredidas de diferentes formas y maneras
De culo pa´l estanque

De culo pa´l estanque

Una payasada de legislativas donde se eligieron diez o quince personas íntegras que entran en un circo dominado por lobos salvajes, dejaron echadas las cartas presidenciales
Mi voto por Guillaume Gallienne

Mi voto por Guillaume Gallienne

Por cuarta vez veré la espectacular “Los chicos y Guillaume, a la mesa” —lo mejor que jamás haya visto— en casita, después de votar por Angélica Lozano
Propuestas hueras

Propuestas hueras

Lo que los candidatos al Congreso estaban proponiendo por la radio me dejó más complacido que loro en circo, pero el placer duró poco…
¿Y habrá por quién votar?

¿Y habrá por quién votar?

Las encuestas no son de fiar, pero algo dicen, y como manda la subjetividad aquí planteo mi opinión para presidenciales y mi voto para el Senado