Andrés Leonardo Velásquez, el amo de Sabados Felices que sobrevivió a la guerra

Creció entre el ruido de las bombas en Algeciras Huila y a los 25 años es el cuentachistes más ganador del año. Esta es su historia.

Por:
noviembre 09, 2019
Andrés Leonardo Velásquez, el amo de Sabados Felices que sobrevivió a la guerra

El 28 de junio de 1994 nació en Algeciras (Huila) Andrés Leonardo Velásquez, el mayor de 3 hermanos, que crecieron labrando la tierra mientras escuchaban balas y explosiones por los atentados y enfrentamientos de las Farc. La guerra hacía parte del paisaje que Velásquez y su familia tenían que ver mientras estaban en los cultivos y, por tanto, en sus recuerdos de infancia, en las historias que cuentan, principalmente porque allí se ubicaban algunos de los guerrilleros más peligroso de la historia colombiana: alias ‘Corcho’, ‘Rodolfo’, ‘El Paisa’ o el mismísimo Teófilo Forero Castro.

Una de las hermanas de Velásquez (las dos son mujeres) relata que, cuando entraba la guerrilla, la luz se iba y solo escuchaban los tiroteos mientras buscaban un refugio. Luego, cuando las balas dejaban de volar y el ruido de las balas se convertía en silencio, encontraban el terrible escenario que dejaba ese huracán llamado guerra: muertos y edificaciones destruidas.

Además de la guerra, Velásquez tuvo que crecer en medio de otras dificultades, como la pobreza o la ausencia de un padre, que, como dice él, es el típico que se fue por cigarrillos y nunca más volvió. Ese triste panorama en el que creció Velásquez era amenizado por el programa ‘Sábados Felices’, que él escuchaba en un televisor viejo y dañado que no daba imagen. Así fue como se enamoró de la comedia y replicaba los chistes que escuchaba en el colegio, en mitad de clases, durante los descansos o en cualquier momento en el que viera una oportunidad. Allí le gustaba ir para bromear con sus compañeros, ponerles apodos, hacerles bromas a sus profesores y hacer parte de obras teatrales.

El camino artístico que recorrió Velásquez no fue fácil. Además de algunos regaños que se ganó por bromear casi todo el tiempo, la pobreza lo obligaba a dejar de asistir al colegio para ir a trabajar, y en muchas de esas ocasiones perdía oportunidades de dar a conocer su talento. Él relata, por ejemplo, que una vez hubo un concurso de chistes en su colegio al que no pudo ir porque su mamá lo obligó a ir con su tío a pescar en la finca.

Pero la vida siempre da revanchas y poco a poco Velásquez se dio a conocer por su talento para la comedia y el teatro. De hecho, a partir de los 15 años fue profesor empírico de un grupo de teatro con el que hacía obras de comedia. Como en Algeciras ya lo conocían por su talento, el administrador del pueblo de ese tiempo, Alexander Martínez, quien según Velásquez apoyaba la cultura del lugar con un evento que realizaba el último sábado de cada mes. Él le dijo a Velásquez que debía presentarse a ‘Sábados Felices’.

El exalcalde de Algeciras conocía a la exesposa del ‘Cuentahuesos’. Gracias a esa conexión, Velásquez, a la edad de 17 años, pudo ir varias veces a presentar el cásting de ‘Sábados Felices’ sin grabar, aprendiendo qué chistes funcionaban mejor para su rutina de tal forma que pudiera pasar al programa. Sin embargo, al principio grababa, pero no ganaba, hasta que logró ajustar sus chistes hasta ganar 9 programas en 2018 y la final de ese mismo año.

Él cuenta que desde hace 21 años había un mito, a manera de maldición, en el programa: quien ganaba la final, al siguiente año no ganaba programas. El talento de Velásquez es tal que incluso rompió ese mito y este año ha ganado en varios programas, a tal punto de que el fin de semana pasado, el 2 de noviembre, Humerto ‘el Gato’ Rodríguez, presentador del programa, indicó que Velásquez es el más ganador del año y es uno de los favoritos para repetir su triunfo en la final.

Ahora Velásquez es un personaje habitual en los televisores de los colombianos cada sábado, cuando se monta al escenario con una camiseta que tiene estampado un pato al que le falta un diente. Claramente una caricatura de sí mismo.

El pato es por su apodo, que se ganó el 23 de abril de 2007, cuando, en un concurso de chistes en su colegio, contó una broma de un pato y todos comenzaron a llamarlo así. La falta del diente en el logo es porque a él también le falta un diente, que perdió también en el colegio, cuando jugaba fútbol y un compañero lo hizo caer contra el suelo. La falta de dinero de su familia le impidió alegrarlo, pero él lo convirtió en una marca personal, un ejemplo de su actitud frente a las dificultares y en la frase con la que comienza todas sus rutinas, que espera que lo lleven a hacer parte del elenco de ‘Sabados Felices: “mi nombre es Pato Velásquez y sí, soy mueco”.

 

-Publicidad-
0
61628
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Que no sea solo Micolta, que se acabe Sábados Felices

Que no sea solo Micolta, que se acabe Sábados Felices

La Reina del Flow, nueva mina de oro para los Santo Domingo

La Reina del Flow, nueva mina de oro para los Santo Domingo

"Después de exprimir al Hombre Caiman, Caracol lo echó a la calle"

Nota Ciudadana
Los contenidos criminales de la televisión colombiana

Los contenidos criminales de la televisión colombiana