Alex Flórez y Daniel Duque, los extremos de una Medellín polarizada

"Aunque es destacable que en la ciudad se hayan activado diferentes esferas de oposición, también resulta lamentable la degradación de la discusión"

Por: Fredy Alexánder Chaverra Colorado
abril 13, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Alex Flórez y Daniel Duque, los extremos de una Medellín polarizada

En la Medellín Futuro el debate político cada vez se percibe más degradado. Tras la victoria de Daniel Quintero, impulsado por una estratégica campaña de posicionamiento y una peculiar división en la derecha local, las discusiones políticas se han radicalizado de tal forma que el debate viene asumiendo unos visos de extremismo.

Aunque Medellín nunca se ha caracterizado por ser una ciudad con una sólida tradición opositora, en torno a Quintero se han desplegado una serie de plataformas de veeduría y oposición política sin precedentes en la última década. Hasta resulta particular que en la oposición confluyan el fajardismo, el uribismo y sectores de la izquierda, a lo que se suma una oposición social no partidista.

Todo esto ha sido caldo de cultivo para promover una revocatoria; atizar barras bravas en redes sociales; promover noticias falsas y descalificaciones. Un ejemplo de esta degradación se encuentra en dos políticos emergentes, jóvenes y ambiciosos, con raíces en el activismo social, pero que hoy observan la ciudad desde orillas diferentes.

Daniel Duque, una oposición personal e incansable

A Daniel Duque no le agrada Quintero. En campaña respaldó a Beatriz Rave (ficha de Fajardo) y con escepticismo integró una coalición de gobierno dado que comparte bancada con Jaime Cuartas, un gobiernista por naturaleza. Sin embargo, muy pronto se convirtió en un opositor de facto y hasta su partido intentó censurarlo. Duque se ha caracterizado por ser un opositor sistemático, insistente y que ocasionalmente cae en el agravio personal. No le perdona a Quintero que sea el alcalde y cada que tiene oportunidad lo ataca así sea por cuestiones mínimas. Recientemente lo tildó de “lambón” (cuando el alcalde le pidió al presidente que le permitiera conservar un hospital); lo encaró tras una serie de denuncias anónimas sobre abuso sexual (algo que nunca trascendió) y con el concejal Simón Molina (de la extrema derecha de los Paolos) y Daniel Carvalho (ficha de Federico Gutiérrez) creó un frente de oposición que hace poco le instaló un queso gigante en la entrada de La Alpujarra.

Aunque la oposición de Daniel Duque es legítima y consecuente con los sectores que representa, pues forma parte de Compromiso Ciudadano, en 2018 hizo fórmula con Angélica Lozano y también coordinó la consulta anticorrupción, su actitud opositora (que a veces raya en la exageración) se ha visto descalificada por las barras bravas del quinterismo (o familia quinterista como se denominan en redes) que lo tienden a descalificar como un uribista camuflado o un promotor de la revocatoria. La verdad es que Duque no es uribista y nunca lo ha sido; inclusive, su activismo se consolidó en el plebiscito, tampoco ha promovido la revocatoria (hasta la ha cuestionado), pero en la defensa del gobierno corporativo en EPM sí se encuentra alienado con Fajardo y el GEA. A Duque no le incomoda ser un opositor ruidoso porque tiene ambiciones que van más allá del Concejo y que no se acaban con los intereses electorales de su partido, pero en ese camino ha caído en ataques y agravios personales, degradando la discusión y atizando sus propias barras bravas en redes.

Alex Flórez, el perro rabioso del quinterismo

De Flórez se dice que es el concejal del alcalde o la mano derecha de Quintero en el Concejo. También es la cabeza política del movimiento Independientes y un referente del antiuribismo local. Hizo escuela en el activismo estudiantil y su campaña fue un ejercicio de puerta a puerta a lo largo de toda la ciudad. Ya como concejal se ha caracterizado por encarnar un discurso punzante, directo y muy agresivo, no escatima espacio para descalificar a quienes lo cuestionan y su visión de la política es adversarial, es decir, asume que se está con él o en contra de él. En las últimas semanas ha venido protagonizando con Daniel Duque un enfrentamiento en Twitter que da cuenta del nivel de polarización que se vive en la ciudad, al punto, que hasta se han relacionado con el clan de los Suárez Mira. Para Flórez (cuya investidura está en vilo porque adelantó campaña siendo contratista del Tecnológico de Antioquia), Duque es un “esbirro” de Fajardo y parte de una oposición resentida de los “viudos de poder”.

Su agresividad es impresionante y me recuerda la vociferación del senador Carlos Felipe Mejía (el perro rabioso del uribismo), en sus constantes ataques a Fajardo y Uribe. Con la incertidumbre de una inminente muerte política a manos del Consejo de Estado, no dudo de que sea el mayor atizador de las barras bravas del quinterismo.

Los extremos de una ciudad polarizada

Hoy asumir una postura en Medellín es sinónimo de un extremo. Para los seguidores del alcalde, cuestionar sus decisiones implica de entrada ser un uribista resentido o defender “empresarios corruptos”. Los más radicales consideran que Quintero es incuestionable y en su cruzada contra “los que se han robado la ciudad” se debe respaldar sin la menor duda, algo que se hace extensivo al resto de sus decisiones o movimientos. Una muestra del nivel de polarización y la degradación de la discusión pública. A lo que se agrega la imposición de narrativas excluyentes como “la ciudad ya no les pertenece” o “el futuro se parece a nosotros”. Aunque es destacable que en la ciudad se hayan activado diferentes esferas de oposición, también resulta lamentable la degradación de la discusión, lo que se evidencia en la agresiva tensión entre Flórez y Duque, antiguos activistas que hoy cruzan miradas llenas de acusaciones personales desde dos extremos. ¿Acaso a eso nos quiere llevar la Medellín Futuro?

-.
0
900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Medellín pica en punta en movilidad: estrenarán otro metrocable

Medellín pica en punta en movilidad: estrenarán otro metrocable

Nota Ciudadana
Resulta peor el remedio que la enfermedad

Resulta peor el remedio que la enfermedad

Nota Ciudadana
Afectados de la 80 en Medellín denuncian pérdida de su patrimonio

Afectados de la 80 en Medellín denuncian pérdida de su patrimonio

Nota Ciudadana
Medellín: ¿El burdel más grande del mundo?

Medellín: ¿El burdel más grande del mundo?