Alcalde de Rionegro, dese la pela por lo estratégico y verá cómo llegan los resultados

"Hay una ventaja y es que la pandemia ha puesto los ojos de todos en otras prioridades y por eso hay tiempo de recomponer el camino, pero debe empezar ya"

Por: Jorge Luis Rodríguez
marzo 09, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Alcalde de Rionegro, dese la pela por lo estratégico y verá cómo llegan los resultados
Foto: Facebook @rodrigohernandezalzate

Me gustó lo que hizo Andrés Julián Rendón en su paso por la Alcaldía de Rionegro. Y digo que me gustó, porque es de los pocos gobernantes que he visto con los pantalones bien amarrados y que demostró que si decía para adelante solo en esa dirección caminaba. No todo en su alcaldía fue bueno, eso es obvio y al final los ciudadanos pensantes tenemos claro que quien llega a un cargo de elección popular no será perfecto ni arreglará en cuatro años los problemas acumulados por décadas, pero Rionegro era uno antes de su gobierno y otro muy diferente después.

Rodrigo Hernández, actual alcalde, no la tuvo fácil para ganar. En una elección muy apretada logró el triunfo por apenas mil votos de diferencia. En el triunfo, pero también en la casi derrota, tuvo mucho que ver Andrés Julián. Para la oposición en Rionegro, en la campaña de 2019, fue muy fácil caldear los ánimos y hacer enojar a los ciudadanos (al mejor estilo del Centro Democrático en el referendo por la paz) con el tema de la valorización altísima que se cobró y la implementación de Sonrío, el sistema de transporte. Ya sabemos qué pasa con un ciudadano enojado que sale a votar y pues los apretados resultados así lo evidenciaron.

Sin embargo, Andrés Julián se la jugó por lograr la continuidad y con pura estrategia de comunicación política y haciendo campaña sin hacerla, salió a vender los logros de su administración, que no fueron pocos, y a transmitir el mensaje de que la continuidad era la mejor decisión para que la ciudad siguiera avanzando. Ahí estuvo el secreto del triunfo de Hernández, en la pela que se dio su amigo y mentor para lograr la victoria, porque realmente la campaña no fue un caso de éxito para mostrar.

Después de ganar, Rodrigo la tenía fácil: terminar las obras, fortalecer el proyecto político, que podemos llamar “andrésjulianismo” (y aquí incluyo el sistema de transporte y el área metropolitana), y allanar el camino para que el próximo alcalde, el que se elegirá en 2023, sea de la misma corriente. De estas tres cosas, Hernández solo ha hecho una.

Terminar las obras que era la más fácil. No es que ya estén todas listas, la pandemia le dio un tiempo de espera a los gobiernos, pero sí se han ido entregando o avanzando en las más importantes, aquellas que se financian con la valorización. Ahí no hay nada que criticar, se ha hecho lo que se tiene que hacer, pero en lo que requiere astucia y osadía el alcalde no se la ha jugado, incluso a los ojos de muchas personas, está haciendo quedar mal a su mentor.

Y es que después de jugarse la popularidad local y regional dando la pelea por implementar un sistema integrado de transporte, Rodrigo no ha podido sacar adelante este proyecto y lo único que ha hecho es cambiarle el nombre (Sonrío por Sitirío), lo cual es el error más grande que pudo cometer. Hay quienes dicen que el cambio de nombre fue solo un capricho, quería que quedara como algo propio y no como de su predecesor. Uno pensaría que el cambio era estratégico, pero no, es solo el ego gobernando.

Y con el área metropolitana, después de que Andrés Julián la luchó como la mejor figura para la subregión, Rodrigo prefirió promover la provincia, que no es más, y parafraseo a Rendón Cardona, “que un saludo a la bandera”.

¿Cuáles son los mensajes que mandó Rodrigo Hernández con estas dos decisiones? Es claro que desunión y falta de inteligencia. Piensa en el corto plazo y no en las posibilidades reales que tiene Andrés de dar el paso regional cimentado en los logros de su cuatrienio. Eso se llama egoísmo puro y duro.

Es triste ver cómo en poco tiempo lo construido se derrumba. Hay una ventaja y es que la pandemia ha puesto los ojos de todos en otras prioridades y por eso hay tiempo de recomponer el camino, pero debe empezar ya. Si señor Rodrigo Hernández, empiece ya a devolverle el favor a Andrés Julián, el que lo puso a usted en el primer cargo de su municipio, un honor a todas luces, quizás el mayor que usted tendrá en la vida.

Dese la pela, sin miedo, por lo estratégico y verá cómo los resultados llegarán.

-.
0
100
¿Quiénes están detrás del negocio de las apuestas que la están rompiendo en Mundial?

¿Quiénes están detrás del negocio de las apuestas que la están rompiendo en Mundial?

De Caracol a la cárcel: la injusticia que casi le daña la vida a una exparticipante de ‘El desafío’

De Caracol a la cárcel: la injusticia que casi le daña la vida a una exparticipante de ‘El desafío’

El ingrato final de una guerrillera vieja

El ingrato final de una guerrillera vieja

¿Pagaría 300 mil pesos por unos zapatos usados?

¿Pagaría 300 mil pesos por unos zapatos usados?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus