Agarrón de dos pesos pesados: RCN vs. Televisa

El control por la revista Caras enfrentó a Carlos Julio Ardila y Emilio Azcárraga y a los bufetes de abogados Lombana y Martínez contra Brigard & Urrutia

Por:
noviembre 16, 2015
Agarrón de dos pesos pesados: RCN vs. Televisa

La avioneta privada contratada por la editorial Televisa Colombia que aterrizó en el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín anticipaba el talante de quien había llegado a tomar las riendas de la editorial en el país. Para asistir a Colombia Moda 2015, el mexicano Profirio Sánchez no se trasladó en un vuelo comercial sino en un charter en el que llegó acompañado de quienes entrarían a formar parte de su staff de confianza, desconocidos para los periodistas directores que trabajaban en la editorial.

Emilio Azcárraga James, el Presidente propietario de Televisa había designado a Porfirio Sánchez cabeza de las cientos de revistas que conformaban la unidad editorial del conglomerado azteca, cargo que ocupó durante casi una década el colombiano Eduardo Michelsen. Dejó la vicepresidencia financiera del Grupo Semana para viajar a México y desde allí lideró el arranque en Colombia de las revistas TV y Novelas, In Fashion, Esquire y además consolidó la alianza con Carlos Julio Ardila para conformar con el canal RCN televisión la sociedad C&P S.A.S con una participación del 50/50 y darle vida a las revistas Poder, Gente y Caras, con las que aspiraban a competir en el segmento de opinión, entretenimiento y celebridades.

La revista Poder tuvo corto tiempo de vida. Caras se posicionó como la joya de la corona y desde un primer momento estuvo dirigida por Patricia Fajardo quien además fue nombrada representante legal de la recién creada sociedad.

Patricia Falah, Chica Morales y Patricia Fajardo

Patricia Falah, Chica Morales y Patricia Fajardo

El paquete de revistas producidas con contenido nacional así como aquellas que televisa comercializaba en el país como Vanidades, Cosmopolitan, National Geographic, Tu y National Traveler, funcionan en un en un edificio en la carrera 7 con calle 74 adquirido por Televisa para su operación en Colombia, escenario de la actual pelea entre los dos conglomerados de medios.

La llegada de Porfirio Sánchez fue tormentosa. A distancia, desde sus oficinas en México, con una revisión veloz de balances, no le tembló el pulso para ordenar la liquidación en julio, recién llegado al cargo, de la revista Gente. Ni siquiera conoció al equipo periodístico ni interactuó con su directora Patricia Fajardo y de un plumazo, con premura, procedió sin consultar con sus socios del canal RCN, y dispuso el cierre que materializó a través de sus dos alfiles en Colombia: Beatriz Pizano, exgerente comercial, y del gerente financiero, el mexicano Adrián Martínez, quien elaboró el informe de inviabilidad financiera de la Revista Gente.

Desde entonces Patricia Fajardo se puso la camiseta en de defensa del equipo periodístico liderado por ella y de los socios colombianos en cabeza de Carlos Julio Ardila. Se convirtió en la piedra en el zapato de los mexicanos. La pelea quedó casada.

Pero no fue solo Patricia Fajardo el obstáculo para las pretensiones de Porfirio. Llegó a Medellín con el ojo puesto en la revista In Fashion cuya única directora había sido Pilar Luna. Sorprendió con su desembarque estruendoso en el desfile de Leonisa donde no disimiló su entusiasmo por las modelos con las últimas colecciones en su mini ropa interior. In Fashion, la revista que ahora tenia bajo su cargo patrocinaba uno de los eventos y Porfirio se propuso modificar, sin resultado, decisiones que habían sido acordadas con mucha anterioridad entre los organizadores de la feria y la directora de la revista. Haber fracasado en su intento por imponer su autoridad le ocasionó un desagrado que no disimuló en Medellin y tomó forma haciendo rodar la cabeza de la directora de la revista Pilar Luna.

unnamed

La llegada de Porfirio Sanchez a manejar las revista de Televisa resultó traumática en Colombia

Patricia Fajardo como representante legal conocía de la situación administrativa y financiera de las revistas y marcó distancia frente a los informes del mexicano Adrián Martínez y antes que ceder a la presiones informó de la situación a través de un correo electrónico al presidente de RCN Carlos Julio Ardila. Ese fue el detonante. Porfirio Sánchez reaccionó y envió a Bogotá al abogado de la empresa Hugo Ríos quien llegó con la orden de despedir a Patricia Fajardo de la dirección de Caras y removerle de la representación legal de C&P S.A.S en la Cámara de Comercio. Los mexicanos fueron incluso más lejos. Contrataron un esquema de seguridad privada para controlar la entrada al edificio y concretamente tomarse la oficina de la directora e impedir su entrada. Sus archivos y documentación personal y empresarial fueron confiscados sin mediar autorización alguna. La asistente de gerencia, Esperanza Urrea, también terminó despedida afanosamente con una carta redactada por el propio abogado mexicano Hugo Ríos.

Carlos Julio Ardila tomó cartas en el asunto. Respaldó a Patricia Fajardo y el Grupo nombró como apoderado suyo al abogado Jaime Lombana para que la defendiera por la violación de sus derechos laborales mientras que el ex ministro Néstor Humberto Martínez entró a jugar como abogado del canal RCN para proteger sus derechos en la sociedad. Los mexicanos alegan que la sociedad C&P S.A.S. le debe, a corte de julio, a Distribuidoras Unidas, de propiedad de Televisa, $1983 millones mientras que RCN reclama una millonaria suma por la explotación comercial de la marca y la revista Caras, además de indemnizaciones por las arbitrariedades cometidas por parte de los Mexicanos.

La rudeza del abogado Ríos y de Porfirio Sánchez se estrelló con las leyes colombianas y Televisa tomó la decisión de defenderse ya no con sus representantes mexicanos sino contratar a un bufete de alto vuelo en Bogotá y escogieron para su defensa la firma Brigard y Urrutia.

Aunque la pelea apenas comienza, la Revista Caras saldrá de circulación a finales de este año, la sociedad C&P SAS continúa en pleito mientras dos de los grandes herederos de las fortunas de América Latina, Emilio Azcárraga y Carlos Julio Ardila – Azcárraga ocupa el puesto 577 en la lista Forbes y la Ardila el 949- se seguirán encontrando como competencia o aliados en distintos negocios y compartirán escenario en el club de potentados latinoamericanos. Mientras tanto en Bogotá, las órdenes de Porfirio Sánchez se siguen haciendo sentir con un agresivo guardia que requisa a todo el que quiera entrar al edificio de Televisa para que quede claro que la pelea es peleando.

-Publicidad-
0
16960
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Dora Cadavid: enferma en un ancianato

Dora Cadavid: enferma en un ancianato

¿Crisis en Caracol? Ni María Magdalena ni el Desafío despegan

¿Crisis en Caracol? Ni María Magdalena ni el Desafío despegan

Nota Ciudadana
Revivir a Jota Mario, lo único que le falta a RCN para salvar su rating

Revivir a Jota Mario, lo único que le falta a RCN para salvar su rating

Toribío, un paraíso escondido para los grafiteros del mundo

Toribío, un paraíso escondido para los grafiteros del mundo