Abelardo De La Espriella, un líder de nacimiento y un gran patriota

"Ha sido un incansable defensor de la democracia y de los DDHH de todos los seres humanos sin excepción, sin dobles raseros, mediante el uso fundamental de la palabra"

Por: Martin Eduardo Botero
mayo 07, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Abelardo De La Espriella, un líder de nacimiento y un gran patriota
Foto: Instagram @delaespriella_style

En el mundo de los juristas difícilmente se encuentran figuras intelectuales sensibles, entusiastas y comprometidas a un actuar socialmente responsable ante las comunidades locales y en defensa de los derechos humanos y que no renuncian a cumplir sus deberes cívicos y a hacer oír su voz. Con un talento increíble y gran pasión para desafiar sus propios límites y con un alto valor añadido de coherencia y de inteligencia para hacer frente a las formas de pensamiento tradicionales, dotados de la serenidad, el autocontrol y la visión positiva, y que sienten pasión por su trabajo. Incluso pueden sentirse estimulados a adoptar comportamientos innovadores para enfrentar ciertos desafíos técnicos, económicos, organizacionales, superar obstáculos y obtener el éxito.

Fundamentalmente esto es lo que transmite la semilla de la obra y la personalidad del colega e Ilustre doctor Abelardo de la Espriella, un verdadero líder guiado por los principios democráticos de equidad, justicia, libertad y desarrollo económico, una figura eminente de la vida pública y un abogado de considerable inteligencia y de gran profundidad cultural. Un hombre que tiene visión de futuro agrupa y piensa en lo positivo, abierto, sensible a la modernidad y a la diversidad de culturas, un gran patriota, por cierto, buen lector, en el sentido más amplio del término y persona sensible en toda su acepción; de quien me atrevería a decir que es un colombiano con alma italiana. Su vasta experiencia en dominar las tres habilidades críticas de intervención: marketing legal, desarrollo de negocios y liderazgo firme o destreza de liderazgo además de ser buen un jurisconsulto y su prestigiosa firma de ámbito internacional hablan por sí solas. Y a nosotros, nos parece que todo lo que tiene relación con la inversión humana, debe ser primordial. “Se trata de una revolución cultural en la que se plantea fundamentalmente un cambio de actitud ante los riesgos y los fracasos”.

El jurista Abelardo de la Espriella al poner en práctica su propia visión de los derechos humanos y colectivos, alzar la voz para condenar aquellos actos que discriminan o socavan los derechos y actuar para protegerlos y fortalecerlos y hacer de esto un deber moral con fuerza jurídica vinculante ha demostrado que los grandes hombres no tienen que ocupar un cargo público para liderar, consciente que él maneja una fuente valiosa de poder que se llama "conocimiento", reconocido prestigio y experiencia profesional, sino también responsabilidad democrática y alto grado de independencia ofreciendo numerosos ejemplos y propuestas desde su gran experiencia en este terreno, que definen claramente el tipo de visión e ideas que tiene para poner las cosas de vuelta a su sitio (cosa que no dudo). Dado que el horizonte es el punto que mira el jurista cuando mantiene la espalda recta y la cabeza hacia adelante, el letrado De La Espriella no mira hacia arriba (hacia el cielo de valores), ni hacia abajo (hacia el terreno de los hechos sociales), pero mira delante de él, en la dirección de la línea formada por las reglas; un jurisconsulto que puede separarse críticamente de sí mismo, es decir, dotado de una "iniciativa y conciencia cultural".

Abelardo de la Espriella nos mostrará perfectamente la función fundamental que realiza el léxico técnico-legal: simplifica la prosa ligeramente redundante demasiado distante, abstracta y pomposa, pero sin cambiar su contenido jurídico, de una manera verdaderamente efectiva y apropiada a la situación comunicativa. Claridad y brevedad, es decir, esas características esenciales del lenguaje de la ley de derecho (y de una profesión que una burocracia en un ángulo obtuso y en constante evolución a veces intenta hacernos odiar), o más bien esas herramientas que según Piero Calamandrei debería poseer un hombre de cultura integral capaz de ir más allá de los propios criterios, de la practicidad, desarrollando y compartiendo un nuevo saber jurídico claro, desmontando la práctica burocrática judicial y llevando a la misma conclusión descrita; sin reducir la jurisprudencia a un mero conocimiento o competencia técnica ni limitar sus esferas de utilización. Después de todo, la claridad de la forma es expresión y consecuencia de la claridad del pensamiento y de justicia ante la ley, el que sólo puede ser conservado a través del libre albedrío.

El Sr. De La Espriella posee un patrimonio y un fondo cultural muy variado y notable, con una inclinación humanista y solidaria, arte, música y compromiso social, aunque para muchas personas, incluidos algunos miembros destacados de la profesión jurídica, esta opción es la menos adecuada en términos de ortodoxia legal y constitucional. La conjunción de estos factores es lo que le ha conseguido aportar la fama y el prestigio que atesora en la actualidad. Es una persona que han avanzado tanto en sus habilidades gerenciales de liderazgo como en las de gestión de recursos y las sabe combinar adecuadamente con una visión estratégica profesional dentro de nuestra sociedad, tan velozmente cambiante.

Creo que, entre los abogados de la región, sus cualidades y su pericia técnica son unánimemente reconocidas, entre otras cosas, en el papel fundamental del realismo o pragmatismo al analizar el clima económico y financiero en un momento de rápidos cambios Tiene profundos conocimientos en temas doctrinarios y prácticos y a veces interviene en los debates legales más animados del momento, aquellos con importantes consecuencias sociales, potenciales o en curso. Y para nosotros ha sido un gran alivio, porque los medios de comunicación se adueñaron de la justicia, reduciéndola a un espectáculo o una sala de televisión, donde se utilizan sistemáticamente las encuestas de opinión u otros instrumentos para reemplazar a los jueces, y maestros/as inexpertos/as en las áreas jurídicas y profesionales (o la presunción de los aprendices brujos) discuten casos judiciales espinosos y a menudo con cierta dosis de cinismo grisáceo anticipan, de manera cada vez más graves e irremediables, las sentencias del tribunal sobre esta cuestión. Es un veneno eficiente, pero muy tóxico.

Los críticos objetan que es paternalista hacia la gente y los sectores más vulnerables, en todo cuanto concierne al desarrollo económico y social. Es escritor y columnista, abogado independiente y con manos libres para abordar esta misión y expresar sus puntos de vista. Con una heterogénea formación en la galaxia cultural, cívica y social de los demócratas europeos es receptivo a los dinamismos económicos y sociales, al intercambio, al consumo y al ahorro y siempre ha defendido con coraje la libertad y siempre se ha preocupado por los valores. Es culto, elegante y respetuoso en sus declaraciones, y no deja nada al azar, y a la vez es elegante y sofisticado de la mejor calidad.

A pesar del reconocimiento internacional, también ha tenido que tratar con un grupo de presión en ocasiones muy agresivo, y a veces también muy irracional, de la transgresión de los medios de comunicación que muestran su peor cara de represión e intimidación de la libertad de prensa y de la libertad de periodistas para difamar y calumniar, con un efecto amedrentador y perjudicial en la importante labor que desempeña. Debe saberse que, en ciertos regímenes, cuando estos muestran su peor cara, los primeros afectados son los abogados. Precisamente porque su función y su papel como garantes de los derechos civiles son extremadamente "engorrosos" para los potentes de turno.

El Dr. De La Espriella ha sido un incansable defensor de la democracia y de los derechos humanos de todos los seres humanos sin excepción, sin dobles raseros, mediante la palabra, elemento básico de la comunicación. Sin duda por este motivo definió Aristóteles indistintamente al hombre como ser político y como ser dotado de palabra. Un hombre de firmes convicciones no negociables, sobre todo cuando se trata de ese ordenamiento brutal de la sociedad basado en el miedo, la violencia y el desprecio por la ley que es lo que llamamos "cultura socialista” o fanatismo ideológico. Creo, que el ilustre colega debe ser considerado como paradigma de la defensa de los derechos de los justiciables; un profesional serio, competente, escrupuloso y confiable.

Su postura, sus enseñamientos y su fuerza sorprende, pero deberá ser consciente de que, en un periodo de súbitas mutaciones, como éste que nos ha tocado vivir, los privilegios del saber y la riqueza entrañan una enorme responsabilidad y que, debe hace oír su voz autorizada y movilizarse alrededor de los valores culturales, marcar el rumbo de la acción, señalar los nuevos horizontes y orientar el esfuerzo colectivo en la consecución de una sociedad más próspera y humana. Como es sabido, la expresión más importante de la condición de ciudadano es la plena participación en los asuntos públicos. Nuestro autor tiene en este sentido una doble responsabilidad, derivada del caudal de conocimientos que posee y de su valor estratégico en un sector clave del desarrollo y la transformación socioeconómica.

Por favor, acepte mis más sinceras felicitaciones por su extraordinaria entrega y resolución que ha demostrado tan ampliamente, a la intrepidez, imaginación y creatividad, en particular los relativos al conocimiento, que es la brújula de cualquier sociedad moderna. Amen

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
8 y 9 de junio: memorias colectivas del movimiento estudiantil

8 y 9 de junio: memorias colectivas del movimiento estudiantil

Nota Ciudadana
Puerto de Tribugá: el anhelo de las élites paisas, no de los chocoanos

Puerto de Tribugá: el anhelo de las élites paisas, no de los chocoanos

"Usted tiene tetas muy buenas y un culo grande" el presunto acoso de un cónsul colombiano

Quiénes mandan en las diez universidades más reconocidas de Colombia

Quiénes mandan en las diez universidades más reconocidas de Colombia