¿A qué llamamos plagio en el arte?

Lisandra Aguilar, curadora en la Casa de las Américas - Sede Cuba, explica qué clasifica y qué no como plagio en esta área

Por: Lisandra Aguilar
agosto 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿A qué llamamos plagio en el arte?

Como curadora de arte, he sido testigo de varias denuncias de unos artistas a otros por plagio. En este artículo les cuento, qué es y qué no es plagio en el arte.

"El estilo no se puede proteger, porque si no, no existirían las escuelas de artistas" (Jorge Ortega Doménech, 2000).

Para el estudio de las artes plásticas resulta importante la caracterización de los estilos artísticos que posibilitan realizar la comprensión de su evolución histórica. ¿Pero qué es un estilo artístico?

Según el artículo Estilos Históricos, apuntes de cátedras del autor Anguio Stivala (2014), se entiende por estilo artístico una manera de clasificar y agrupar las obras de determinados artistas en función de elementos coincidentes en una serie de claves visuales comunes. Sin embargo, no sería pertinente interpretar esta definición de forma estricta, puesto que simultáneamente cada estilo estaría alimentado por artistas que crean a su vez sus marcas personales.

En su libro La Sintaxis de la Imagen. Introducción al Alfabeto Visual, el teórico Dondis expresó: "El resultado final es una expresión individual (…) dirigida por todos o la mayor parte de los factores mencionados, pero influida principal y profundamente por lo que está ocurriendo en el entorno social, físico, político y psicológico, entorno que es crucial para todo lo que hacemos o expresamos visualmente" (1992).

Por estas razones, el estilo artístico e histórico forma parte de un sistema de relaciones sociales vinculado al entorno cultural contextual.

Es preciso aclarar que cada artista que crece en medio de este proceso visual, no necesariamente incurre en el delito de plagio debido a que el estilo no puede ser monopolizado y cada artista por sí solo debe crear sus propios íconos de manera original.

¿Pero qué se entiende por plagio de una obra de arte? ¿Qué diferencias existen entre plagio, copia, reproducción, reinterpretación o trasformación?

Autores como Servet Magro, Lluís Peñuela y Ortega, fundamentan que el plagio en el derecho de propiedad intelectual "no se puede llevar al extremo de proteger una idea en sí misma, sino la forma exacta en la que esta se plasma" (Magro, 2010:51).

Por ello, es importante señalar que para hablar del plago, no debemos tener en cuenta las ideas en sí mismas, sino las maneras posibles de expresarlas, manifestarlas o representarlas. El autor hace referencia a la obra de Jackson Pollock y su técnica dripping, "el cual no solo da como resultado cuadros de una apariencia reconocible (…) sino que no resulta excesivamente complicado de imitar".

Me preguntan: Si algún artista utilizara la técnica y efecto exacto o similar, ¿se le podría acusar de plagio?, ya que en principio estas obras serían análogas.

Peñuela en su libro Autoría, autentificación y falsificación de las obras de arte explica que "el artista, aunque se beneficie de la creatividad de otros, si no engaña sobre la autoría y firma con su nombre o no copia literalmente sino que crea a la manera de, no plagiaría" (2011:92-95).

Apoyados en los criterios de estos autores, los artistas plásticos se encuentran libres de emplear cualquier estilo pictórico, técnica y paleta de colores, que les permita crear, reinterpretar y trasformar bajo su sello personal. Más que "crecer", el artista se educa, se desarrolla, se forma, se permea en y de un contexto específico y convive con un estilo histórico o con muchos lenguajes diversos que incluso no llegan a constituirse como estilos, sino se está copiando conscientemente una obra ajena, o fragmentos de esta; si no se está adjudicando como propio, el concepto o la interpretación de otro artista. Entonces no habría plagio.

Asimismo, el estudio y conocimiento adquirido les permitirá reflexionar y no apropiarse perversamente de la obra de otro autor. Por ello, concuerdo plenamente con Diego Espín Cánovas, cuando se refiere a que "el estilo que caracteriza una época o expresión artística o la creación de un artista, no da lugar a plagio, pues ningún autor puede apropiarse algo que está en el ambiente de la época, presente o pasada, ni un artista puede sentirse copiado si no existe similitud con una obra suya determinada" (1996).

Me arriesgo a compilar estas reflexiones debido a que hace unos días señalaron a al artista plástico colombo-estadounidense Alexander Fals de copiar a su tío Billy Fals. Por tal razón, subrayo que este aventurero de la expresión visual muestra la evolución artística familiar que a través de pigmentos minerales representa el amor por sus raíces indígenas y el legado ancestral que los identifica. El artista combina la esencia de la obra de su tío Billy con la de su otro tío, Henry Fals, quien le enseñó a ejecutar cada trazo de la técnica que en este instante se ha convertido en una obra de resonancias pictóricas internacionales.

Desde esta humilde perspectiva, A. Fals homenajea la obra de Billy y consolida la de su gran amigo y maestro Henry Fals. De este modo se siente orgulloso de poder dominar dicha técnica y estilo, y asumirlo como un recurso artístico que le posibilita desde su atalaya representarla, transformarla y reinterpretarla de una manera original que ya tiene un sello propio, lo cual está lejos de incurrir en el delito del plagio.

-.
0
1202
Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus