A Dios rogando

Lo no correspondido a veces se vive en la penumbra y oscuridad. Otro texto de nuestro escritor Manuel Mejía G.

Por:
mayo 31, 2019
A Dios rogando

Dijo ya vengo y nunca volvió. No tuvo siquiera la decencia de decir lo que dicen todos, que van a la esquina por cigarrillos o al café de la vuelta a tomar una copa. No, él no tuvo ese gesto decente y solo dijo ya vengo. Y nunca volvió. De él nada se sabe. Lo único que quiere Florencia es que lo parta un rayo, que se lo haya llevado la guerrilla en cualquier retén, o que lo tengan los paramilitares recogiendo plátano, cualquier banda de robabancos que pida por su puesta en libertad cinco millones de euros, o que ande ayudando a los camellos en Nueva Escocia en el acople con las hembras o en Camerún buscando hormigas culonas, todo, que esté muerto en cualquier esquina, cualquier cosa menos que lo haya atrapado una de esas fieras con todo falso, con tetas falsas y labios hinchados, caderas prominentes y tobillos de silicona. Ruega a Dios no pasar por esa vergüenza.

-.
0
474
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Mi desilusión con Ciro Guerra

Mi desilusión con Ciro Guerra

Margarita Doria, la promesa del vallenato de A Otro Nivel

Margarita Doria, la promesa del vallenato de A Otro Nivel

Las fotos con las que Iván Lalinde recuerda a su gran amiga Lina Marulanda

Las fotos con las que Iván Lalinde recuerda a su gran amiga Lina Marulanda

Un mayo para leer

Un mayo para leer