10 razones por las que se debería acabar el fútbol profesional

"En un mundo ideal, tras una crisis como la del Coronavirus, en meses o años de reflexión, las pandemias se deberían marchar con el fútbol para siempre"

Por: Campo Ricardo Burgos López
marzo 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
10 razones por las que se debería acabar el fútbol profesional
Foto: Rdikeman (CC BY-SA 3.0)

En estos días, debido al coronavirus que tanto nos ha cambiado las vidas cotidianas, uno de sus efectos ha sido el de la suspensión de todas o casi todas las ligas de fútbol profesional nacionales y de todas las competencias internacionales de esta disciplina. A mi modo de ver, esta sería una ocasión propicia para proponer que la suspensión de este seudodeporte no sea provisional sino definitiva, y para posibilitar una mejor reflexión al respecto, ofrezco a continuación algunas ventajas que se seguirían en el mundo si esta actividad jamás volviera después de que pasara esta crisis del coronavirus. Enumerémoslas.

  1. Si el fútbol profesional nunca volviera, ya nunca más tendríamos que soportar en prensa, radio, TV o internet a estos seudopersonajes que son los periodistas deportivos y de fútbol, algunos de los cuales, quién sabe por qué razón, se piensan a sí mismos importantísimos, cuando lo cierto es que este trance del COVID-19 ha demostrado de modo fehaciente que son menos esenciales para vivir que la persona que nos vende provisiones en un supermercado, el vigilante del edificio donde vivimos o el personal de salud de cualquier ciudad.
  2. Si el fútbol profesional no volviera, a la corta o a la larga acabaríamos desarticulando muchas entidades mafiosas como la FIFA así como tanta confederación continental y nacional de fútbol que también son de cuño mafioso.
  3. Si el fútbol profesional no volviera, todo ese dinero y tiempo que hemos perdido asistiendo a estadios o viéndolo por TV, los reinvertiríamos de otro modo. No solo ahorraríamos mucha plata, sino que también ganaríamos miles de horas de nuestra vida para emplearlas en actividades que sí valen la pena.
  4. Si el fútbol profesional no volviera, dejaríamos de creer que son “dioses o semidioses”, tipos que lo único que saben hacer es pegarle a un pedazo de cuero con los pies.
  5. Si el fútbol profesional no volviera, de repente percibiríamos que hay millones de entretenimientos más valiosos y gratificantes desde todo punto de vista, como simplemente jugar con los amigos fútbol en un potrero, pero por el roscón y por el placer de jugar (algo distinto al fútbol profesional), caminar, hacer cualquier ejercicio, leer un libro, hacer o escuchar música, meditar, estar con la familia o simplemente tomarse un café con los amigos.
  6. Si el fútbol profesional no volviera, sencillamente hablaríamos de cosas mucho más interesantes.
  7. Si el fútbol profesional no volviera, por fin entenderíamos que ganarse un mundial de fútbol profesional vale huevo, que importa un pito ganarse cualquier torneo de fútbol, que también importa un pito perderlo.
  8. Si el fútbol profesional no volviera, comenzaríamos a recuperar el sentido de las prioridades en la vida que el fútbol (aunque no sólo él) nos ha causado con su embrutecimiento.
  9. No es cierto eso que por allí escribe Valdano de que “claro que se puede vivir sin fútbol, pero se vive peor.” Como aquí hemos visto, es justo al revés de lo que dice este exfutbolista argentino que al fin y al cabo ha vivido toda su vida de eso: Sin fútbol profesional se vive mejor. El futbol es como el azúcar, igual que el azúcar parece necesario para vivir, pero una vez uno lo erradica, uno se pregunta cómo es que vivió tantos años haciéndose daño con su consumo.
  10. También apunta Valdano, a raíz del parón del fútbol profesional de estos días, que “basta que se apaguen las luces de los estadios para que nos sintamos más solos y el mundo sea un poco peor”. A mí, por lo menos, no me ha pasado eso. Con el apagón del fútbol profesional, por el contrario, yo no me he sentido peor sino mejor, me he sentido un poco menos idiota, un poco menos manada, un poco menos borrego.

Para concluir, quisiera tan solo agregar que en un mundo ideal, tras la crisis del coronavirus de estos días o meses, con el maldito virus también se marcharía el fútbol. En ese mundo ideal (hecho que seguramente no ocurrirá) por esa misma razón, la humanidad sería un poco menos frívola.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
19100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Las acertadas medidas del gobierno para mitigar la crisis económica del COVID-19

Las acertadas medidas del gobierno para mitigar la crisis económica del COVID-19

Nota Ciudadana
Parábola del enemigo invisible

Parábola del enemigo invisible

Nota Ciudadana
¿Hacia dónde mira el gobierno mientras asesinan líderes y defensores en el campo?

¿Hacia dónde mira el gobierno mientras asesinan líderes y defensores en el campo?

Nota Ciudadana
La vida de Esder Pineda, el último ex Farc que mataron en Colombia

La vida de Esder Pineda, el último ex Farc que mataron en Colombia