Yo también voté por Uribe, pero no me arrepiento

"Es bueno echarse para atrás cuando se ha tomado una mala decisión o se ha transitado por un camino equivocado y este no es el caso"

Por: Hector Samuel Higuera Bohorquez
julio 03, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Yo también voté por Uribe, pero no me arrepiento
Foto: Instagram @alvarouribevelez

Quizá el título de mi nota confunda, cause indignación e incluso lleve a muchos lectores a hacer una mueca de desagrado... Por eso quiero  aclarar las razones que me mueven a escribir este corto texto.

Un ciudadano colombiano dice que se arrepiente de haber votado por Álvaro Uribe porque al hacerlo lo hizo movido por el miedo y el deseo de que él fuera su Salvador... Craso error votar movido por motivos tan contrarios a la lógica y al espíritu de la democracia... Problema suyo... Pero lo que dice después raya en la ignorancia y en el exceso del cinismo... Dice que estudió y que leyó para concluir sin lugar a dudas que el expresidente Uribe fue parte de los hechos de violencia que este ciudadano tanto temía y que hicieron parte de su existencia. Frente a tal afirmación, uno se pregunta con legitimidad total: ¿quiere decir que los documentos que leyó este ciudadano hacen parte de algún expediente penal que concluyó con la condena del expresidente en la cual se le dictaron cargos, declarándolo culpable de conductas punibles tipificadas en nuestro código penal y que fue vencido en un juicio con todas las garantías de ley? De otro modo lo que leyó el mencionado ciudadano no es más que todo el adoctrinamiento que los verdaderos criminales de este país han tratado de inculcar en muchos estudiantes universitarios buscando incriminar al expresidente Uribe en crímenes que aún si los hubiese cometido, nadie ha podido probar.

¿Por qué afirmo que no me arrepiento de haber votado por Álvaro Uribe? Porque cuando tomé esta decisión estaba por concluir su primer período de gobierno y la lectura de todo lo que se podía analizar me indicaba que el país había sido bien dirigido, que la economía iba por buen camino y que además sí había cumplido con el propósito que le planteó al electorado de disminuir la injerencia de los grupos armados al margen de la ley en la mayoría de municipios del país, que cuatro años atrás se encontraban hundidos en la más cruel ignominia a causa de la débil presencia del Estado, que había suplantado por grupos criminales de derecha e izquierda. No me equivoqué porque al aprobar su reelección cerca del 90% de los colombianos coincidían conmigo en que el país atravesaba por uno de sus mejores momentos sociales, económicos y políticos de su historia contemporánea.

De Álvaro Uribe se pueden decir muchas cosas —que a veces suena chocho y en algunas ocasiones hasta algo retórico y quizás no tan coherente como en su época de presidente, donde sus detractores eran apenas una escasa minoría en la que obviamente estaban los pocos simpatizantes que le quedaban a la guerrilla—, pero nunca, al menos no con evidencias reales, que es genocida o que es un delincuente autor de los más míseros crímenes que se le han atribuido. Tuvo durante cerca de 11 años en la presidencia un gobierno que quiso callarlo y desprestigiarlo por todos los medios, un gobierno que tenía gran influencia en la comisión de acusaciones y en las altas cortes. ¿Cómo explicar que ni siquiera en ese tiempo hayan podido culminar un solo proceso con una condena en su contra? Yo no idolatro a Uribe, ni siquiera soy uno de sus más fervientes seguidores, pero me parece que la posición de un verdadero demócrata es creer en un sistema que le da sustento a nuestro ordenamiento jurídico, en el cual se presume y se debe considerar sin ambages la inocencia de quien no ha sido condenado...

-.
0
15783
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El despecho de Petro por Vicky Dávila

El despecho de Petro por Vicky Dávila

Uribe y su enérgico trino contra Cine Colombia

Uribe y su enérgico trino contra Cine Colombia

El rechazo más efectivo al uribismo

El rechazo más efectivo al uribismo

Nota Ciudadana
¡Quieren volver trizas el Estado social de derecho!

¡Quieren volver trizas el Estado social de derecho!