“Presidente hay que canalizar el descontento, no obstaculizarlo”

A pocos días de concluir la Gran Conversación convocada por Duque a raíz de la protestas, el procurador Fernando Carrillo advierte que los cambios no se pueden atajar

Por:
marzo 09, 2020
“Presidente hay que canalizar el descontento, no obstaculizarlo”

Sin pelos en la lengua y en la recta final como procurador, Fernando Carrillo advierte que hay que mirar de frente el malestar que se está expresando en la calle sin obstaculizar los cambios que pide la gente. Sus recorridos por el país escuchando e identificando los problemas concretos lo han llevado a la conclusión de que las instituciones están divorciadas de los ciudadanos y que los cambios se darán de abajo hacia arriba, en los territorios y no en Bogotá.

Juan Manuel Ospina: Usted tiene claro el momento que está viviendo el país: en una entrevista dijo que el presidente necesitaba entender el momento histórico que atraviesa.

Fernando Carrillo: Lo que le falta al país es un diálogo tranquilo. Estamos celebrando 30 años del proceso constituyente, arranca la cuarta década de la constitución y uno se pregunta ¿Qué hicimos mal? Sobre todo, en una ciudadanía que no se siente identificado con las instituciones, es que esa conexión es clave. Tenemos una Constitución perfecta en el papel, pero la aplicación de ella está comenzando a fallar y la gente se ha dado cuenta y por eso ha salido a la calle. Y la desigualdad se ve en la calle, unos tienen todo y otros viven en la indigencia.

J.M.O: El gran desafío es como logramos darle a esa expresión una unidad nacional

F.C.: Las encuestas son claras. La distancia entre las instituciones y la ciudadanía es cada vez más grande;  un estado cada vez más lejos. Esto es un golpe para la democracia. Este país está bogotanizado, cuando a Colombia se debe construir a partir de los territorios.

J.M.O.: Uno de los grandes logros de la constitución fue romper el centralismo y reconocer la importancia de la diversidad. Hay que bajarse de las visiones homogéneas y eso se reconoce en el territorio, sintiendo sus problemas. La Constitución avanzó en ese punto, pero lo que nos falló fue la institucionalidad. Parte de ese malestar que se ha expresado en las marchas fue el no sentirse integrado a un estado.

F.C.: La ausencia del Estado en los territorios es la gran tarea pendiente desde la Constituyente. Orlando Fals Borda hablaba del poder de los territorios y no lo logramos hacer, y lo hablaba desde finales de los años ochenta. En los últimos cuarenta años hemos encontrado que todos los presidentes han hablado que hay que descentralizar. Pero no podemos seguir en las mismas. Seguimos sin tener presencia del Estado ni siquiera después de la paz con las Farc; los territorios fueron ocupados por grupos armados. Hay que darle espacio como sea a la nueva ciudadanía que empezó a verse desde las marchas de noviembre del 2019. Nosotros como Procuraduría nos vamos a comprometer con esto.

Debemos tener claro que todo pasa por la Justicia. Se han caído 12 reformas a la justicia desde el 1991. Nos hemos equivocado. Le insisto, todo pasa por la justicia, por ahí pasa el derecho a la salud, la seguridad, la educación, el empleo, si uno no tiene escenarios de justicia, no tenemos opción como país. Necesitamos una justicia cercana a la gente, justicia básica territorial y ciudadana. Acá hay que meter a los gobernadores, a todos los alcaldes del país.

J.M.O.: Parecería claro que es necesario desjudcializar la justicia.

F.C.: Es que en los territorios ocupados por las Farc ellos eran los árbitros y quedó al garete lo poco que había de justicia en esos territorios. El primer punto de los acuerdos, el tema de justicia rural, está por desarrollarse. Necesitamos una justicia agraria. El debate de la tierra sigue siendo el punto de partida del conflicto armado y no lo hemos resuelto.

J.M.O.: La comunidad necesita participar en las decisiones de su territorio.

F.C.: En el 91 dijimos vamos a pasar de una democracia representativa a una participativa y es que tenemos 150 espacios de participación ciudadana donde la gente no está interviniendo. En el 91 se incorporó el Consejo Nacional de planeación y nunca funcionó. Porque no se arrancó de la base, desde el ciudadano. Hay que preguntar es por el acueducto local, por lo que le interesa a la gente.

J.M.O.: Sobre esta base habría que ajustar la Constitución, hacerle un diagnóstico.

F.C.: Sobre todo hay que fortalecer las instituciones que fortalecen a la gente, la desigualdad fue lo que ocasionó la explosión social en Chile.

J.M.O.: El pacto social podría ser la antesala de un ajuste social…

F.C.: Es que salíamos de una Constitución machista, racista, la de 1886, ahora tenemos una Constitución aún moderna que necesita ser ajustada. Hay que llegar a acuerdos y el país está muy fragmentado para hacerlo. Le dije al Presidente que hay que canalizar el descontento; los grandes cambios históricos se deben a eso, a escuchar al pueblo. Lo único que uno no puede hacer es obstaculizar estos fenómenos sociales que siguen, que no paren, así no sean visibles. El malestar sigue ahí. A lo único que no podemos renunciar es a la capacidad de escuchar a la gente.

-.
0
13500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Primer choque entre el fiscal y el gobierno Duque

Primer choque entre el fiscal y el gobierno Duque

"Los ganaderos no son los ricos que pintan": José Félix Lafaurie

Nota Ciudadana
Presidente, no le dé más vueltas, ¡renuncie!

Presidente, no le dé más vueltas, ¡renuncie!

Unidad, legalidad y emprendimiento: el propósito del gobierno de Iván Duque

Unidad, legalidad y emprendimiento: el propósito del gobierno de Iván Duque