Entonces, yo defiendo a Fernando Londoño

¿Dirían lo mismo si Caballero comparase a Iván Cepeda con Castaño?

Por: Melquisedec Torres
agosto 21, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Entonces, yo defiendo a Fernando Londoño
Fotos Archivo: actualitte.com/paolaholguin.com

Se está volviendo alucinante el análisis que algunos poderosos columnistas y periodistas hacen, a diario o semanalmente, de las controversias políticas, perdiendo de lejos la sindéresis y el buen juicio que uno esperaría de quienes gozan del privilegio de generosos espacios en los más fuertes medios de comunicación. Me referiré a dos casos.

1. La columna más reciente de Antonio Caballero en Semana titulada "Los hermanos enemigos". He escuchado a varios líderes de opinión y periodistas decir que fue un escrito "genial", "muy creativo", "propio de un gran escritor", "impresionante retruécano, juego de palabras", y que en modo alguno puede considerársele un agravio o cosa parecida contra el ex ministro Fernando Londoño, quien es comparado - 1 x 1 - con el jefe de las FARC "Timochenko". Véase no más este aparte: "No solo porque ambos hayan sido perseguidos y condenados por la Justicia. El exministro (de Justicia) por la Superintendencia de sociedades, la Procuraduría, la Corte Constitucional y el Consejo de Estado, por abuso de autoridad, conflicto de intereses y prevaricato; y el guerrillero también por otras tantas instancias judiciales por asesinato, secuestro, asalto y reclutamiento de menores y delitos conexos".

Más allá del odio visceral que algunos puedan sentir por cualquiera de los dos personajes - y uno está en todo su derecho de amar u odiar a alguien - es alucinante que se puedan comparar las conductas - objetivamente señaladas - de uno y otro: Londoño cometió abuso de autoridad, irrespeto a la autoridad y conflicto de intereses, y fue sancionado por la Procuraduría. Incurre Caballero en crasos errores, en un columnista de esa estatura, pues ni la Supersociedades ni la Corte Constitucional "condenan", y las sanciones contra Londoño fueron impuestas únicamente por la Procuraduría que, a su vez, no hace parte de la Rama Judicial, de manera que el abogado caldense no ha sido ni "perseguido y condenado por la Justicia", sino por faltas disciplinarias. En fin.

El otro, "Timochenko", es responsable de terrorismo, asesinatos, secuestros, asaltos, mutilaciones, reclutamiento de menores y un sinnúmero de delitos más contra la vida de miles de personas. ¿Ha asesinado a alguien Londoño Hoyos, le ha puesto una bomba, ha mutilado seres humanos? Contrario a ello, el ex ministro fue víctima de uno de los atentados más impresionantes cometidos contra alguna persona en el país, cuando las mismas FARC (mandadas por "Timochenko") pusieron una bomba de avanzada tecnología contra su vehículo a plena luz del día, en una céntrica calle congestionada de Bogotá, asesinando a dos valientes escoltas y dejando herido a su "objetivo". Pero no solo ello. Hace ya 45 años su padre, Fernando Londoño Londoño - calificado por muchos como el más grande orador en la historia nacional - fue víctima de secuestro porque los secuestradores creían que él era el dueño del estadio de Manizales que llevaba su nombre; su tío Hernán fue secuestrado en 1987 por el EPL en Riosucio y luego asesinado, al igual que el esposo de una sobrina, Luis Fernando Gallo, quien murió también a manos de sus captores.

Alucinante que se pueda llamar "genial escrito" aquel en que se pone en el mismo plano de responsabilidades a la víctima (Londoño) y al victimario ("Timochenko") como lo hace Caballero: "Los dos son dueños, o esclavos, de una retórica ruidosa y ampulosa, campanuda, hiperbólica y teatral. Incendiaria. Pensada –o ni siquiera pensada: nacida naturalmente – para incitar a la violencia".

No puedo aquí parecer imparcial. Trabajé con Fernando Londoño en Radio Súper (no Radio Santafé como también se equivoca Caballero), como Jefe de Redacción de su programa La Hora de la Verdad durante 32 meses, de lunes a viernes, compartiendo cabina y consejos de redacción unas seis horas diarias. En varias ocasiones controvertí sus opiniones, puntos de vista y relatos, al aire y en los consejos de redacción; otros los compartí, unos más los disfruté como aquellos de historia universal que ejecuta con increíble capacidad intelectual y memoria, sin un apunte siquiera a la mano, y muchos más fueron intercambio de banalidades sobre el deporte o el chismorreo político. Respetó mi opinión siempre, excepto una sola vez cuando, en una polémica intrascendente sobre toros y erotismo en la Feria de Manizales, decidió privilegiar su postura a favor y en contra de una y otra cosa, y en un arranque de enojo suyo y mío, decidí abandonar el programa. Londoño, por encima de todas sus virtudes y defectos, tiene una característica esencial: es honesto con lo que piensa y lo dice, no se escuda en el periodismo para dárselas de "objetivo" o "imparcial", desde el primer día de su programa anunció que sería un espacio radial con un enfoque ideológico hacia la derecha. Y así ha sido. Hace ya ocho años que salí de su programa radial (que ahora emite en Radio Red de RCN, no en Radio Santa Fe, don Antonio).

Y quizá hasta sea razonable en medio del berenjenal político que varios columnistas, líderes de opinión y políticos compartan la absurda comparación de Caballero. Lo que me suena muy  cuestionable es que periodistas - periodistas (como diría doña Vicky) asuman que eso está muy bien, que Londoño se lo merece, que sí es equiparable y equivalente el ex ministro al asesino "Timochenko". Y dejen ver su odio, inquina o animadversión contra el abogado en el cubrimiento noticioso y en sus opiniones vertidas en las redes sociales, perdiendo las proporciones que dan la razón y el buen juicio.

¿Dirían lo mismo si Caballero comparase - en el mismo plano - a Iván Cepeda con Carlos Castaño, a Piedad Córdoba con Mancuso, a Jorge Enrique Robledo con "Don Berna"? Dudo mucho que el mismo Caballero lo haga. Y no debería hacerlo porque sería igual de injusto a lo que ha hecho con Londoño Hoyos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
9063

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Maduro hospeda a Timochenko y expulsa a colombianos trabajadores

Nota Ciudadana
Piedad Córdoba condecorada en el Festival de tambores de Palenque

Piedad Córdoba condecorada en el Festival de tambores de Palenque

Piedad Córdoba sin el horizonte claro para participar en política

Piedad Córdoba sin el horizonte claro para participar en política

Las revelaciones sobre Uribe, paramilitares y narcos, que hará Iván Cepeda en el para debate

Las revelaciones sobre Uribe, paramilitares y narcos, que hará Iván Cepeda en el para debate