¡Ya basta! ¡El pueblo se ha pronunciado!

Nuestra ignorancia es inmensa y por eso de ella se aprovechan los agitadores

Por: JAIME CORREA
diciembre 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Ya basta! ¡El pueblo se ha pronunciado!

Sí, basta de manifestaciones, paros, asonadas, motines y violencia. Basta de agresiones verbales y escritas por todos los medios y de todos los calibres.

Sí, el pueblo se ha pronunciado libremente en las urnas. Este país es tan democrático que hasta el voto es voluntario. Somos responsables de nuestra situación, tanto quienes votamos a conciencia, como quienes acostumbran a vender su voto y quienes se abstienen de votar. Mal que bien, elegimos un presidente, un Congreso, para que representen todos y cada uno de los rincones de nuestra geografía. Y ahora se exige que se conformen mesas de negociación y conciliación sobre muchos temas. ¿No es el Congreso la máxima mesa de negociación donde se deben discutir los proyectos, modificarlos y darles trámite? ¿No es la Corte Constitucional la que le da el último aval a las leyes y decide si se ajustan o no a la Constitución? ¿Qué se busca con las nuevas exigencias? ¿Tumbar el gobierno? ¿Cogobernar? ¿Sacar ventajas del caos y el desorden? No se trata de salir en defensa del actual Presidente, ni mucho menos del actual Congreso, ni de nuestros magistrados, muchas veces de dudoso proceder. Pero claro, el recinto del Congreso se utiliza para fines nada productivos y que terminan siendo infructuosos: debates de control político, denuncias políticas, debates políticos, todo para sobresalir y crearse una imagen pública de redentores.

Es lamentable escuchar a políticos y, peor aún, a estudiantes de ciencias sociales de nuestras universidades, especialmente públicas, acusar al gobierno de "fascista". Qué gran equivocación. ¿Voluntaria? ¿Acaso saben qué es fascismo? ¿Será lo que están buscando? El asunto es que los "ismos" en general enardecen, mueven pasiones, mueven multitudes: colonialismo, imperialismo, fascismo, comunismo, socialismo, etc. Hasta el cristianismo. Despiertan amores y odios, simpatías y repudios, adeptos y detractores. Nada más opuesto a la democracia que el fascismo, que consiste en un régimen totalitario, autoritario, dictatorial. Ejemplos: Nerón, quien lo ejerció sin conocer el concepto, Mussolini, su creador oficial, Trotsky, Mao, Franco, entre otros. Y de nuestros tiempos, Castro, Pinochet, Chávez, Maduro, Morales, Ortega, Putin, Kim Jong-un. Ellos sí son y han sido verdaderos fascistas que aplastan a sus adversarios políticos, los detienen, los descalifican para participar en las elecciones y, en el peor de los casos los desaparecen. Pero claro, en una plaza alguien grita "abajo este gobierno fascista" y lo colman de vítores y lo consideran un héroe y lo siguen. Qué gran error. En días pasados escuchaba a un joven por la radio diciendo “no marcho porque mi mamá se la pasa hablando de marxismo y comunismo y nunca ha leído un libro sobre el tema”. De ese tamaño es nuestra ignorancia y de ella se aprovechan los agitadores.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
400

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La orden de detención de Uribe: un ejercicio científico

La orden de detención de Uribe: un ejercicio científico

Nota Ciudadana
Dónde están los lanchones: una comedia de equivocaciones

Dónde están los lanchones: una comedia de equivocaciones

Nota Ciudadana
Caricatura: ¿Falso positivo?

Caricatura: ¿Falso positivo?

Nota Ciudadana
Carlos Negret, un ejemplo de meritocracia

Carlos Negret, un ejemplo de meritocracia