Opinión

¿Y por qué no cocinaron más al murciélago?

Hasta el 20 de enero, cuando Xi Jinping instruyó que "se deben hacer grandes esfuerzos para prevenir y controlar la enfermedad", empezó a conocerse la epidemia

Por:
marzo 29, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Y por qué no cocinaron más al murciélago?
Seguir comiendo murciélagos, ratas y culebras casi crudos, sin ningún tipo de control sanitario, no es una opción

Los dirigentes del Partido Comunista de la China han tratado de mostrarle al mundo que el manejo que le han dado a la crisis del coronavirus es ejemplar debido a las virtudes del sistema socialista. Una reciente publicación oficial afirmaba: “En medio de la propagación del coronavirus, dos mujeres que trabajan en la Escuela de Marxismo de la Facultad de Turismo de la Universidad de Changchun, en la provincia nororiental de Jilin, publicaron un artículo en una revista académica, titulado «Creencia marxista: una fuerza interna para derrotar la nueva epidemia de coronavirus». Una de las autoras, Liu Guojing, es asistente de enseñanza, y la otra, la profesora Liu Yawen, es decana de la universidad, ambas miembros del Partido Comunista Chino (PCCh). «El marxismo es una fuerza que apoya la victoria absoluta en la lucha contra el COVID-19», afirma el artículo, «y es una importante encarnación que muestra la superioridad del socialismo con características chinas».”

El artículo de las doctoras Yawen y Guojin es tan peregrino y pendejo que suscitó críticas y burlas entre los internautas chinos. Durante las primeras semanas del brote, el descuido y la falta de acción de las autoridades fueron algunas de las grandes quejas de la población. Durante ese periodo, se pusieron en evidencia varias contradicciones sobre cómo el PCCh estaba gestionando el asunto. Wang Guangfa, uno de los prominentes expertos en enfermedades respiratorias enviados por el gobierno a Wuhan, había resaltado en una entrevista con los medios que la epidemia era “prevenible y controlable”, palabras que a partir de entonces se convirtieron en la tónica entre la opinión pública. El 20 de enero, Xi Jinping instruyó que "se debe prestar gran atención y se deben hacer grandes esfuerzos para prevenir y controlar la enfermedad". Solo entonces empezó a conocerse gradualmente la epidemia.

________________________________________________________________________________

Con más de 35 millones de muertos de física hambre, Mao en desesperación con una hambruna masiva les dijo a los chinos que podían comer de todo

_______________________________________________________________________________

China, cuando se dio cuenta de la gravedad de la pandemia, ha manejado las cosas relativamente bien y ha sido un país generoso con el mundo al mostrarle qué funciona y qué no funciona en una pandemia. Pero dicho lo anterior, la verdad es que los chinos, por las buenas o las malas, tienen que cambiar sus costumbres alimentarias. Seguir comiendo murciélagos, ratas y culebras casi crudos, sin ningún tipo de control sanitario, no es una opción. Los mercados callejeros de estos productos deben ser cerrados de manera inmediata y permanente, y punto. La costumbre de comer estos animales, vectores de todo tipo de enfermedades, la impuso Mao durante su fallido “Gran Salto Adelante”. Con más de 35 millones de muertos de física hambre, Mao en desesperación con una hambruna masiva que se les había salido de las manos, les dijo a los chinos que podían comer de todo. El pueblo chino, ante una perspectiva de morir sin remedio, tomó las palabras de Mao de manera literal y el país se llenó de granjas de ratas, de culebras y de murcielagos. ¡Esto es lo que se tiene que acabar!

***

Apostilla: Hace unos días recibí una invitación a hacer viral un mensaje que decía: “Llevamos 20 años ayudando a la banca colombiana con el 4 x 1.000. Ya les toca a ellos ayudar, no crees?? ¡Hazlo viral!” Respodí a la invitación: “Con todo el repeto recomiendo no hacer viral esta invitación porque parte de una premisa falsa. El 4 x 1.000, un impuesto absurdo, lo pagamos los usuarios del sistema y va directo a las arcas del Estado y no a los bolsillos de los banqueros.”

¡Qué la verdad no sea una víctima adicional del coronavirus!

-.
0
3300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un negociazo redondo

Un negociazo redondo

Si las elecciones de EE. UU. fueran hoy…

Si las elecciones de EE. UU. fueran hoy…

¿Una rata entre las ratas?

¿Una rata entre las ratas?

Petróleo, oro y cocaína

Petróleo, oro y cocaína

Sobre el gobierno de los jueces

Sobre el gobierno de los jueces

Carta abierta a Pepe Mujica

Carta abierta a Pepe Mujica

Una cosa es una cosa…

Una cosa es una cosa…

¿Qué sigue y qué debería cambiar?

¿Qué sigue y qué debería cambiar?