Voto: el arma más poderosa y menos beligerante

“¿Por qué actuar mezquinamente si es una decisión que a todos importa?”

Por: Leyda Leonor Maldonado
Junio 14, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Voto: el arma más poderosa y menos beligerante
Foto: Shutterstock

El voto es un instrumento vital para la vida civil y política como lo es la libertad para el hombre, más que un derecho es un deber moral y facultativo, es decir, tan propio de sí mismo que al ejercerlo se logra la construcción de una sociedad justa y digna o por el contrario no hacerlo es negar la primacía colectiva a que una sociedad se desarrolle integralmente.

La historia nos dice que votar antes de 1853 en Colombia solo era privilegio de una minoría, era una sociedad clasista, condicionada y discriminatoria. La lucha inmensurable por aquella mayoría (pobres) llevó a que años más tarde se lograra que este derecho a sufragar en urnas electorales, cobijara a todos los hombres por igual, aboliendo la esclavitud y con ello la discriminación; para 1857 ese mismo derecho se extendió a mujeres y hombres en igualdad, logrando elecciones secretas y directas (los ciudadanos tenían el poder de elegir quien los gobernara).

A hoy, ¿qué sentido tiene comportarse indolente ante el grito ensordecedor de una mayoría que suplica una mejor Colombia para todos?, ¿qué de malo hay en exigir mitigar tanta corrupción y clientelismo barato que corroe la estabilidad de la sociedad, si todos somos iguales y buscamos las mismas garantías acorde y proporcionales?, ¿por qué señalar cuando se le pide a los dirigentes no olvidar que se deben a su pueblo? A fin de cuentas, una verdadera democracia radica en la soberanía de este y que estos a su vez le entregan el poder al ejecutivo para que les sea administrada. La democracia tiene como principal función el respeto por los derechos humanos, la protección de las libertades civiles y de los derechos individuales, y la igualdad de oportunidades en la participación en la vida política, económica y cultural de la sociedad.

¿Por qué actuar negligentemente, cuando en las manos de cada ciudadano reposa el arma más poderosa para la democracia y el menos beligerante, llamado voto?, ¿por qué actuar mezquinamente si es una decisión que a todos importa?, ¿por qué preferir el abstencionismo, si con ello no mejora nada?, ¿por qué anular un voto cuando se tiene la oportunidad de dar el primer paso para transfórmalo todo?, ¿en qué momento la creciente mentalidad absurda de que no se puede ser un país mejor, con verdaderos principios, con una real educación y valores cívicos – sociales, está carcomiendo la razón y el corazón de los ciudadanos? Es hora de cortar las cadenas del pasado que solo dejaron familias disgregadas, jóvenes sin futuro, y una profunda apatía por el ayudar al otro. Cuando se dejó de tener viva la preocupación y se convirtió en un pueblo que vive inerte en la aceptación pasiva que no es más que un pueblo muerto.

¿Por qué adoptar como propio el paradigma de creer en los mitos y falacias que ciertas personas han hecho que se crean, que no existe la posibilidad de exterminar la pobreza? Si bien lo dijo el Dr. Bernardo Kliksberg: “¿puede haber un escándalo ético mayor que la pobreza?”. ¿Cómo puede ser que una humanidad con tantos recursos potenciales, con tantos riquezas en sus subsuelos con tantos avances tecnológicos, permita que esto siga así? Con esto solo resta decir que se puede, que todos somos una nación, que actuemos con responsabilidad, que decidamos el rumbo para Colombia.

Gane quien gane, Colombia no puede desconocer que el representante de un pueblo no llega al poder solo, es con el voto, aquella arma que posee como mecanismo fundamental de participación ciudadana.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
203

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El país que sigue sin ser

El país que sigue sin ser

Nota Ciudadana
Colombia, el país del corrupto corazón

Colombia, el país del corrupto corazón

Nota Ciudadana
Un periplo a Costa Verde

Un periplo a Costa Verde

Nota Ciudadana
Cuál es el origen de los asesinatos de líderes sociales en norte del Cauca

Cuál es el origen de los asesinatos de líderes sociales en norte del Cauca